sábado, 13 de octubre de 2007

AL GORE Y OTROS ECOLOGISTAS GANAN EL NOBEL





Al Gore y otros ecologistas ganan el Nobel
El ex presidente de EEUU y el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático fueron reconocidos por su labor, contra lo que Gore considera una “emergencia planetaria” y un “desafío moral para la humanidad” antes que un tema político.




I
El Nobel de la Paz 2007 fue atribuido ayer al ex vicepresidente de EEUU Al Gore y al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) que lanzan, a su manera, la señal de alarma sobre las dramáticas consecuencias del cambio climático.
El premio les fue concedido conjuntamente ´por sus esfuerzos de obtención y difusión de informaciones sobre los cambios climáticos provocados por el hombre y por haber puesto las bases para tomar medidas necesarias a la lucha contra estos cambios´, declaró en Oslo el presidente del Comité Nobel noruego, Ole Danbolt Mjoes.

La distinción de Al Gore, quien aboga por una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, no cambiará en nada la política norteamericana en materia medioambiental, reaccionó sin embargo la Casa Blanca tras conocer la decisión.

Ex vicepresidente de Bill Clinton y derrotado candidato demócrata a la Casa Blanca el 2000, Al Gore, de 59 años, volvió al primer plano político el 2006 con su libro y documental cinematográfico Una verdad incómoda, que alerta sobre los peligros del calentamiento del planeta.

´Es probablemente el individuo que más ha hecho para que comprendamos mejor en todo el mundo las medidas que deben adoptarse´, dijo Mjoes.

´Estamos frente a una verdadera urgencia planetaria. La crisis del clima no es un tema político, es un desafío moral y espiritual para el conjunto de la humanidad´, reaccionó Al Gore, segundo demócrata norteamericano que recibe el Nobel en cinco años; el primero fue el ex presidente Jimmy Carter (2002).

En Nueva Delhi, el presidente del IPCC, el indio Rajendra Pachauri, expresó su esperanza de que el premio cree un ´sentimiento de urgencia´ ante el calentamiento global.

En EEUU algunos observadores ya especulan con la posibilidad de que el prestigioso reconocimiento internacional reavive la antigua ambición de Al Gore, cuando falta un año para las elecciones presidenciales.

´No nos interesa saber lo que el premiado hará a continuación´, señaló por su parte Mjoes, al ser interrogado sobre la posibilidad de un relanzamiento de la carrera política de Gore.

En cuanto al IPCC, realizando un trabajo meticuloso, este Panel analiza y compila las investigaciones efectuadas por miles de científicos en todo el mundo.

Sus informes, resultado de delicadas negociaciones entre las delegaciones de los diferentes estados, sientan una base sólida de conocimientos para los responsables políticos.

En sus principales conclusiones, el IPCC predice un alza de entre 1,1 a 6,4 grados centígrados de la temperatura media planetaria antes del año 2100, un calentamiento cuyo origen está, con un 90 por ciento de certeza, ligado a la actividad humana.

La distinción de Al Gore y del IPCC entre los 181 candidatos en liza este año lanza, además, un fuerte mensaje a la comunidad internacional a pocas semanas de la conferencia de Bali (Indonesia), del 3 al 14 de diciembre.

Ésta debe trazar el nuevo plan de compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero más allá del 2012, tras la expiración de la primera fase del protocolo de Kioto. Oslo, AFP

Con la decisión hay ganador

´El planeta es el ganador´ con la atribución del Premio Nobel de la Paz al ex vicepresidente estadounidense Al Gore y al panel de la ONU sobre el clima (IPCC), declaró ayer la canadiense inuit Sheila Watt-Cloutier, candidata junto a Al Gore.

Watt-Cloutier, que fue propuesta junto con Gore y que era considerada una de las favoritas, no pudo disimular sin embargo una cierta decepción. ´Me sorprendió un poco, para ser honesta, porque habíamos sido nominados juntos por parlamentarios noruegos´, declaró a la cadena pública CBC.

Si hubiera sido distinguida con el premio, eso habría ´ayudado a seguir poniendo el acento en la dimensión humana (del cambio climático) y las cuestiones vinculadas al Ártico´, estimó, añadiendo: ´Desde ese punto de vista, debo reconocer que estoy un poco decepcionada´.

Conociendo el trabajo realizado por el grupo Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y Al Gore para hacer avanzar la lucha contra el cambio climático ´estoy feliz de que ganaran. Para mí la cuestión (del cambio climático) ganó”. Montreal (Canadá), AFP