BLOG DE

jueves, 12 de noviembre de 2009

CARTA ABIERTA DE JUAN CRISTÓBAL A EDUARDO GONZALES VIAÑA



Eduardo: “Matarte en vida”, al aceptar, recibir y propagandizar personalmente la condecoración que te hará el congreso actual por parte del oficialismo aprista, el partido más hipócrita, traidor, chantajista, corrupto –junto al fujimorismo- y mafioso de la historia, tiene un lado positivo: “enseñarnos a vivir coherentemente con nuestras ideas”.

No es suficiente tener un “correo de salem”, recibir distinciones, escribir y editar libros, tener acceso a los medios, ser reconocido como escritor, viajar y dictar conferencias, enseñar en universidades, lo sustancial es construir una vida como se piensa, sueña o escribe, y no como se desea o desean los otros. Peor aun, si este deseo está atravesado de soberbias y atrabiliarias vanidades, pues oscurecer nuestra dignidad es perder la esencia y decencia de la vida.

¿Cómo recibir entonces un premio de un partido cuyas manos están manchadas de sangre, desde las guerrillas del MIR histórico, en 1965, cuando siendo presidente del senado Armando Villanueva del Campo, y avalado por el cardenal Landázuri, junto al odriísmo y otros partidos, aprobaron la pena de muerte “contra los comunistas”, lidereados en ese entonces por Luis de la Puente Uceda, con quien colaboraste en tus años iniciales y de quien has escrito innumerables artículos laudatorios en todo orden de cosas, pasando por los muertos de Los Molinos, en Jauja, y los más de 300 asesinados en el Frontón, sin hablar de las inmoralidades y corrupciones en su primer y presente gobierno, del cual, en su primer momento, fuiste burócrata importante?

Me imagino que para ti, ahora, sobrevivir a este naufragio intelectual, ¿lo es, realmente? no debe ser tan sencillo, pues la conciencia, aunque no se quiera, nos señala inclementemente nuestras culpas, pero tendrás que hacerlo, acostumbrarte a soportar la más intransigente ignominia que todo escritor o artista auténtico no desea ni pretende, aunque muchos lo justifican: la irritación y vacuidad de sus ideales.

El futuro viene siempre –y vendrá siempre- sufriéndonos y en silencio, y las grandes mayorías humilladas y marginales del país y los intelectuales consecuentes lo reconocen y soportan diariamente, pero esta condecoración hace un alto en el camino y nos obliga a recordar cosas (como tu cercanìa a Alva Castro, el mismo que te va a condecorar) y decir que a veces las palabras escritas, por más breves que sean, son necesarias. Como estas, por ejemplo,

Sin abrazos, ni saludos, ni reconocimientos me despido.

Juan Cristóbal

Lima, 12 de noviembre, del 2009.
.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

RESPUESTA DE AMIGOS EN EL EXTERIOR A QUIENES ENVIÉ ESTE POST-CARTA.NO CREO QUE SE MOLESTEN, SOBRE TODO PORQUE QUEDAN SIN MENCIONAR. A VER SI LA PUBLICAS, RODOLFO.

"Cuando uno es amigo de a de veras(y lo he experimentado en carne propia)busca la ocasión de hablarle en privado al que estamos juzgando y de darle nuestras críticas mirándolo a la cara para que haga su descargo y/o acepte responsabilidades,no se recurre a los "blogs","facebooks"ni demás medios de desprestigio masivo o al chisme barato.-Conozco las circunstancias del caso:quién presentó el nombre de Eduardo para la dichosa medalla,que dicho sea de paso es alguien a quien por su honradez y consecuencia se ha calumniado-tal como me calumniaron a mí-pero no hay por qué hacer olas con este asunto.-la verdad siempre se abre paso.Ahórrame hígado,nuestra amistad y afecto por EGV es a prueba de balas.B&A"

Anónimo dijo...

Killing me softly with this song...

Anónimo dijo...

Softly despite vaseline not at all.I'm an artist.

SINGER

Basilio Ignacio dijo...

Qué gran lástima, recién me entero de este terrible error de Eduardo González Viaña, al aceptar recibir condecoración de manos de uno de los sujetos más nefastos en la historia peruana, el GENOCIDA Alan García Pérez y su socio Luis Alva Castro. Es que tanto pesa el ser norteños?

Ribeyro la cagó igual. González Viaña no recuerda acaso la reciente masacre en la selva en donde hasta el momento no se esclarece la desaparición o muerte de casi MIL PERUANOS de las etnias amazónicas?

Sinceramente, estoy indignado.

González Viaña tendrá sus razones, sería bueno que las explique.

Es vergonzoso.

¿Dónde está la reserva moral de los escritores viejos?

Basilio Auqui Salvatierra

Anónimo dijo...

Felicitaciones a Juan Cristóbal, reserva moral de los escritores peruanos.

T.E.E.