lunes, 23 de noviembre de 2009

LAS COSAS CLARAS



Hace unos años tuve una discusión acalorada, llena de variantes y aristas, con una traductora norteamericana, Abby Pulse, quien laboraba en el departamento de justicia en Estados Unidos. Ella se quejaba de que el hombre latino (y la mujer, se entiende) nunca habla(ba) las cosas directas, casi siempre recurría y recurre a eufemismos y a alargar la historia hasta el punto de no retorno –eso decía Pulse—,y esto, en relación, a que, como traductora directa de los procesos judiciales, se quería encontrar, por ejemplo, el por qué un hombre había querido acuchillar a otro en una pelea callejera. Las remitencias del interrogado latino siempre se dirigían hacia un tiempo lejano y contaba una historia de 3 horas para terminar diciendo que porque se le miró mal la primera vez, este había desarrollado un odio patológico hasta desencadenar en un posible acuchillamiento.
Pulse, asimismo, refirió –y esto es lo que me importa—que el peruano típico es muy dado a los insultos y al síndrome del “arroja la piedra y esconde la mano”, nunca habla claro y como características adicionales –como si estas no fueran suficientes—están la envidia típica y el horror de tener que compensar con fama o reconocimientos inútiles la miseria económica y humana en que vivimos.
Las últimas expresiones del señor Ampuero donde cuestiona a los “comentaristas anónimos” y, sin embargo, él mismo, se convierte en parte del discurso que quiere enjuiciar nos ubica en el plano del vulgo a que se refería Pulse. Se supone que los intelectuales, pensadores, poetas, narradores, artistas, etc., debieran de razonar con distancia de los niveles primarios, lúmpenes, alienados o estupidizados por la mass media, etc. Sin embargo, esto no es un caso aislado: un pequeño avistamiento literario-peruviense en la net nos encuentra de cara con el siguiente discurso donde el insulto anónimo (en su variante de vitriolo arrojado a alguien sobre el cual se dicen las características pero no se menciona el nombre) encuentra una forma de hacer efectivo el disparo sin verse incriminado:
El señor José Carlos Yrigoyen en un reciente artículo sobre una reciente antología de Hora Zero, http://www.elhablador.com/blog/2009/11/16/laurel-machete/ , dice lo siguiente:
Se trata de un vibrante manifiesto que merece ser rescatado como ejemplo para los grupos actuales, aquellos que utilizan la poesía como coartada para obtener publicidad, o lo que es peor, impulsar una execrable nostalgia por el terror.
A qué o a quiénes se refiere Yrigoyen con "grupos actuales que usan la poesía como publicidad o para impulsar una execrable nostalgia por el terror". Y conste que dijo casi lo mismo que el señor Thays en un pasado entuerto (sigo sin entender cómo se puede sentir nostalgia hacia algo repugnante o repelente, salvo que exista una patología, en todo caso estaríamos hablando de una enfermedad, pero de nada literario, mucho menos político).
No sería mejor para todos decir las cosas directamente. ¿Por qué cuando se trata de alabanzas o loas literarias se acostumbra nombrar a los implicados; pero cuando se habla mal de alguien o se suguiere un insulto grave simplemente se apela al eufemismo o a las medias palabras? ¿A qué grupo literario se refiere Yrigoyen? ¿Quiénes son los que usan la poesía como coartada para obtener publicidad? ¿Quiénes son los que se valen de la literatura para "impulsar una execrable nostalgia por el terror"? Ojalá el mismo José Carlos Yrigoyen pueda develarnos estas interrogantes y dar un ejemplo digno de que no todos los peruanos (o latinos en general) hablan entre dientes o se valen de eufemismos para atacar (¿gratuitamente?) a alguien.
.

21 comentarios:

Manso Cordero dijo...

Sé que podría decir muchas cosas sobre este texto; que tiene mucho de convencionalismos y lugares comunes las cuales no comparto pero entiendo que sólo pueden partir de generalizaciones...

Pero ahora mismo estoy en otra y no tengo ganas de hacerme el listillo...

Anónimo dijo...

Yrigoyen, responde, pues, hermano. No dejes mal parados a tus seguidores.

poeta del dos mil

cc dijo...

ROdOlFo, ES CLRRo Que IRGoYEn no va Ha ConTsTaR porque es, también, claRa su Mala INtensión.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Cuando los poetas escriben sobre otras cosas que no son poesía cometen errores como José Carlos. Discúlpalo, Ybarra.

Cabel

¿faveron pueder dar una conferencia? dijo...

Viernes 27 de noviembre
CONELIT 2009 III Congreso Internacional de Estudiantes de Literatura
Lugar: Instituto Porras Barrenechea de la Universidad de San Marcos

De 5:30 p.m. a 7:00 p.m.

Conferencia Magistral
Ph. D. Gustavo Faverón (Bowdoin College)

Anónimo dijo...

en letras nos dijeron que también iba a estar ud maestro ibarra.

cu: 990837849

La Roca dijo...

QUE RESPONDA ESE YRIGOYEN!!!!!!!

Victor Coral dijo...

En su blog, Rodolfo Ybarra ha planteado un tema de discusión muy interesante al poeta José Carlos Yrigoyen, en torno a su comentario a Los broches mayores del sonido, la exitosa antología publicada por Hora Zero hace unas semanas. Ybarra reclama al poeta la falta de claridad de un párrafo en el que alude con dureza a ciertos grupos poéticos posteriores a HZ.

Por otro lado, en su blog de recurrentes líos inútiles, Gustavo "Juan Pérez" Faverón nos sorprende con un comentario interesante sobre un artículo de (tantas veces) Gregorio Martínez, sobre Jaime Bayly, donde el autor de Canto de Sirena hace una derrapada teórica increíble: confunde narrador con autor, con lo que -de seguir su ilógica- tendríamos que Alberto Moravia es una prostituta por haber escrito La romana, o que todos los escritores de best-sellers históricos son muertos que hablan desde el más allá...

Finalmente, quiero hacer mención de la falta de estudios serios sobre la leyenda andina del "pishtaco", cuyos orígenes se pierden entre los cerros helados y los tiempos primordiales, pero cuyas derivaciones y perversiones (políticas) se extienden hasta nuestros días, como podemos verlo en recientes noticias locales. Si alguien conoce alguna bibliografía sería sobre el tema, este es el momento.

Anónimo dijo...

"blog de recurrentes líos inútiles" qué buena!

yo pes

Anónimo dijo...

how embarrassing these "communists" Americanized writers attack the people as Gonzalez Viana and lick the ortho to burguesones as Bayly. Ajjjjj!!

lucho dijo...

Compañero, el señor Víctor Coral hace una referencia necesaria al texto de Yrigoyen. Ahora solo esperamos que el señor Yrigoyen aclare lo que dijo o que se retracte y borre eso de ese artículo.

lucho

Anónimo dijo...

Si eso está bien. que borre entonces ese párrafo y asunto arreglado no¿

Anónimo dijo...

La idea del artista despolitizado es la imagen que quiere dar Yrigoyen, la gente como Ampuero y todo su entorno banal.
¿Acaso Hora Zero no estuvo metido hasta las narices con el gobierno de Velasco como lo estuvieron muchos intelectuales de la época?
Eso de que "la poesía es una cuartada para obtener publicidad", me ha hecho reír a carcajadas. ¿será una broma de JCY? O, realmente piensa que ser poeta te vuelve popular?
Puede ser que a ti te funcione Yrigoyen, a ti y a otros que se dicen "poetas" que andan viajando por todo sudamerica, ¿con qué pasajes? Con los que te caen de la Cancillería, no?
¿nostalgia de Cisneros?
lástima las cosas que se te ocurren decir "nostalgia del terror"

JJ.

Anónimo dijo...

Ybarrón, ke opinas de este parrafo? responda comandante!!!!!!!!!!!!

Pero el mayor ejemplo es el apoyo dado por algunos partidos de la izquierda parlamentaria peruana, especialmente el Partido Unificado Mariateguista (PUM), a la organización de rondas paramilitares llamadas eufemísticamente “rondas campesinas”, trabajando mano a mano con las Fuerzas Armadas que implementaron la política antisubversiva genocida en el Perú de los ochenta y noventa.

Las eufemísticamente llamadas “Rondas de Auto Defensa Civil” eran organizaciones paramilitares conformadas en gran parte por campesinos, armados por el Ejército para enfrentar a los grupos alzados en armas, particularmente a Sendero Luminoso. De esta manera, el Estado peruano recurrió a tácticas usadas en Vietnam por las fuerzas de ocupación de Estados Unidos, así como Nicaragua y Guatemala, de armar a parte de la población para enfrentarla a los grupos guerrilleros. Dichas rondas son presentadas en el discurso oficial como campesinos víctimas de las acciones militares de Sendero Luminoso. Se tergiversa de esta manera el hecho que eran campesinos armados por el Ejército y que operaban militarmente, así que la mayoría de miembros de Senderos Luminoso en las regiones andinas era también básicamente campesinos quechuahablantes.

POETAS DEL DOS MIL dijo...

RESPONDE YRIGOYEN TUS SEGUIDORES DEL DOS MIL TE LO PEDIMOS POR FAVOR.

Anónimo dijo...

Ampuero complains anonymous insults and does not have enough eggs to appoint Rose. Although it is obvious that if we compare with Rose Ampuero, the old man takes the sappy. Reynoso is yes, Ampuero is in passing noma.

Anónimo dijo...

Ah ya, o sea que Hora Zero es intachable e intocable, no se le puede criticar? Cual es la novedad de este grupo de pendejos, que solo radicalizaron las propuestas del 60, sobre todo las de onda desacralizadora y conversacional?

Lucio Suárez dijo...

A ver Gustavo, a ver si esta vez no borras el coment.
en realidad, luego de tres posts sobre la tribialidad en la música popular, está claro que es infructuoso tratar de establecer parámetros.
Pienso que tu predilección por el pop anglosajón, no es factor de potencia para ubicarse en la posición de destinar energías para desacreditar al pop latinoamericano.
Si uno lee en progresión tus posts y coments sobre la tribialidad, además de no poder superar la pregunta radical que te hizo Jorge Frisancho, al trasladar a la música tu desestimación de la comida como arte, uno puede encontrar que no has podido superar tu adolescencia beatlemaniaca. Es evidente que la melosidad y la tribialidad en muchas de sus letras, las has internalizado, al punto que casi has entrado en crisis, cuando alguien, alguien a quien además no puedes ningunear así nomás, te pone ante el abismo de reconocer parte de esa real tribialidad.
la prueba es que quieres construirte a tí mismo, la ilusión de que arremetiendo contra Silvio rodríguez o Jieco, como decía Nietzsche, "todo está, (o podría estarlo), permitido".
Para empezar, obviamente de música entiendes poco, como cuando en tu post sobre la versión de "Para elisa" de Los Destellos, confundías semitonos con notas. pero es obvio también, que la retórica, cuando no se sabe de lo que se está hablando, puede, a lo mucho, ser un divertimento, pero hasta allí nomás. Tu comprensión musical, es deleznable. A estas alturas, ya debería estar claro que la sola descalificación o desacreditación de lo opuesto, no confiere automática o inevitablemente validez a lo que se defiende o pretende defender. Esto es dialéctica básica.
como ya sabemos, la pluma alegre, el teclado loco, da para cualquier cosa. Pero, guarda con tomárselo a pecho. Puede ser peligroso para la salud. con ese mismo voluntarismo ninguneador y desacreditador, puede caricaturizarse prácticamente cualquier creación que se nos ocurra. cohen, Dylan, Pinglo, cualquiera.
bueno, igual, valgan los divertimentos.
Lucio

RODOLFO YBARRA dijo...

?

Lucio Suárez dijo...

Rodolfo, disculpa, no puse explicación al inicio.
Pasa que a Faverete últimamente le da por omitir algunos de mis coments.
Por ello, acudí a esta tribuna.
Excusas.

Lucio