sábado, 9 de enero de 2010

"UNA RATA CON MAÑAS DE GATA QUE FINGE SER LIEBRE", ENVÍO DE ARTURO DELGADO GALIMBERTI

CONTINÚA EL DEBATE EN TORNO A LA BESTIA TRICÉFALA


Foto: Carlos Rengifo, rodeado de amigos, tomando una necesaria sopa de letras.

Por estos días ha estado circulando en la net unos insultos del escritor estrogénico Carlos Rengifo en torno a Discursos Contra La Bestia Tricéfala. Arturo Delgado Galimberti me envía su descargo:


He decidido responder un comentario que apesta a alcantarilla y en la que un escritorzuelo ha pretendido ocultar a los lectores su cola de rata. Empezaré por narrar someramente los entretelones de ese “comentario”.

1. A “Carlitos” Rengifo lo conozco desde hace más de diez años, pues coincidimos en la antigua Biblioteca Nacional de Abancay en un evento sobre la generación de los noventa. Fui su amigo desde entonces, e incluso fue él quien me presentó a Rodolfo Ybarra, notable poeta y escritor, con quien a pesar de varios desacuerdos y polémicas siempre he mantenido una provechosa amistad. Además, Rengifo presentó mi segunda novela Los Espejos del Infierno en La Noche de Barranco (de la que dijo todo lo contrario de lo que ahora afirma) y luego me pidió que hiciera lo propio con su novela La Morada del Hastío en la Unife. Por ese tiempo empecé a salir con una antigua amiga suya, quien ahora es mi esposa y con la que tengo un hijo, y desde ese momento Rengifo no solo se distanció inexplicablemente sino empezó a maquinar "venganzas" incluyéndome en clave como personaje en sus cuentos y novelas, donde ha pretendido ridiculizarme, pero para usar una figura que le encanta al popular "Rengi", "barajó el tiro por la culata", pues todos esos últimos libros fueron mal recibidos por la crítica (basta leer lo que Ágreda escribió en La Primera sobre Uñas). Con Rodolfo Ybarra tiene también un resentimiento personal tanto o más arraigado que contra mí. Los motivos, solo la perturbada cabeza de Rengifo los sabe.

2. Hace más de dos semanas, mi buen amigo y talentoso cuentista Rafael Inocente organizó un almuerzo-brindis por la edición de Discursos contra la Bestia Tricéfala, donde entre otros invitados, asistió muy campante Rengifo. Aunque habló poco (el tipo es muy callado en las reuniones), se le obsequió un ejemplar dedicado por Inocente y por mí. Sin embargo, como retorcido regalo de fin de año, Carlitos no tuvo mejor idea que enviarnos a los tres el comentario de su blog, de lectoría cero. De inmediato convencí a Rodolfo y Rafael para no responderle con cartas. El carácter tendencioso y agraviante de la seudocrítica de “Rengi” no merecía más que el silencio para que continuara con su nula lectoría. Además siempre he creído que no es necesario armar una guerrita por opiniones, por más disparatadas que sean. De hecho, no estuve de acuerdo ni participé en las respuestas de Rodolfo y Rafael a Denegri, al margen de si tenían validez o no las críticas de MAD (pienso que no, porque MAD no es crítico literario sino solo un lector opinante, con los riesgos y deslices que ello acarrea).

3. Sin embargo, estos últimos días Rengifo, al no tener respuesta, continúa enviando su "comentario" a todos los blogs y correos que puede, con la intención obvia de prejuiciar a los potenciales lectores. Anoche un viejo amigo, el poeta Bruno Mendizábal, me reenvió el comentario de Rengifo y me di cuenta de la dimensión del entuerto. Si es molesto para todo escritor leer o escuchar una opinión negativa de uno de sus textos, lo es mucho más saber que los reales móviles de quien la ha manifestado nada tienen que ver con un afán literario sino con la mala entraña y las ojerizas personales. En estos casos es inaceptable callar.



Aunque sólo responderé por mi texto, no hay duda que también patina en las parrafadas que le dedica al libro en conjunto, a Rodolfo e incluso a Rafael (a quien sin embargo decide “salvar”), y sería muy fácil desmantelar todas las chapucerías que escribe al respecto, pero por razones de tiempo y espacio dejaré esa tarea para que los aludidos la respondan como se debe. Repito: si a Rengifo no le gustó "El Foro" y le parece que la "cagué", es su opinión de lector y no tengo nada que contestar. Pero si pretende erigirse como un juez literario, primero debería aprender a definir el texto que se dispone a criticar. En mi opinión Rengifo tiene un grave problema de orden semántico (y por tanto desbarra como crítico). Califica a mi texto de "relato" al que además divide en una "introducción" y un supuesto "cuerpo narrativo". Como posiblemente quienes hayan leído ese comentario no hayan revisado el libro, les informo que no existe tal "cuerpo narrativo" ni podría existir, porque se trata de un ficticio foro de discusión virtual llamado "La Arcadia". El buen lector debería estar avisado, por tanto, que leerá textos propios de un foro de discusión de ideas, es decir, reflexiones, argumentaciones, etc., y no un cuento ni un relato ni menos pretender hallar "narratividad" alguna. Aun así hay dos microhistorias que se cuelan en las discusiones, pero esa es una argucia para aligerar la densidad del texto y no modifica el carácter esencialmente no narrativo del foro ficticio. En conclusión, no es un "relato" que se compone de una "introducción" y un "cuerpo narrativo" (??!!!), sino un texto literario híbrido que tiene una breve parte narrativa (el relato que sirve de preámbulo y al que Rengi denomina "introito") y una parte reflexiva que tiene la apariencia de un foro virtual de discusión de ideas. Pero, claro, si Carlitos cree que “El Foro” es un "relato" y busca narratividad donde por principio nunca la va a encontrar, se entiende su conclusión de que la “cagué”: en vez de determinar cuál es la propuesta del autor, pretende que sea el autor quien se ajuste a sus esquemas estrechos de lector. No, pues, Carlitos, si querías ingenuamente leer un cuento, debes saber que yo no tenía ninguna intención de escribirlo.



Pero esta no es la única imprecisión semántica de Rengifo. En verdad diría que no acierta una. Afirma que los textos del foro ficticio son "monocordes", y yo me pregunto qué diablos significará esa palabra para el tal "Rengi". Como acompañó ese vocablo con otro, "aburridos", posiblemente creerá que son sinónimos, porque de otro modo no me explico cómo se puede llamar "monocorde" a un texto dialógico como es esencialmente todo foro de discusión de ideas, y el mío no es la excepción, pues no solo hay varios personajes que reflexionan estableciendo una suerte de diálogo o conversación virtual, sino que hay argumentaciones y contraargumentaciones, incluso contrapunto de ideas, y de esa manera avanza casi todo el texto. Además, si lo que quiso subrayar era el aburrimiento que le producía mi texto, dejo constancia que las reflexiones de “El Foro” no exceden las treinta páginas y que comparadas con la densidad de cualquier tratado de filosofía y el lenguaje hermético de muchos ensayos, son tan asequibles que una afirmación como la de Rengifo puede sonar a burla o a simple frivolidad.



La ligereza semántica y conceptual es la base de casi toda la "crítica" de Rengifo, obviando su animadversión personal contra dos de los autores. Más ejemplos: al inicio afirma que (junto al de Rodolfo) mi texto "huele a post, a comments ligeramente desarrollados" y luego proclama que "creer que los chats, posts y comments representan en bruto la literatura del futuro, es haberse fumado un porro de los malos y además es ofensivo para los lectores literarios". Quizá el pobre Rengi cree que he bajado comments míos de algún foro y los he publicado arreglados, pero eso solo supondría 1) que él es un pésimo lector o 2) que yo soy un esquizofrénico, porque cómo podría yo participar en un foro virtual sosteniendo una idea y luego contradiciendo esa afirmación, para luego reafirmarla y enseguida ponerla en duda; en suma, cómo podría discutir contra mí mismo. Lo que quiero dejar en claro es que el artilugio literario de ese foro ficticio es evidente para cualquier persona mínimamente pensante y más para quien está acostumbrado a leer literatura. Por tanto, esa relación simplista y torpe que hace Rengifo entre un texto internauta y mi texto político-literario tiene tanta "agudeza" como afirmar por ejemplo que la novela epistolar Las Amistades Peligrosas de Choderlos de Laclos "huele a cartas de amor" o deducir de ello que De Laclos al escribirla creía que las cartas de amor representaban la literatura del futuro o, peor aún, ofenderse porque de acuerdo a no sé qué normativa un texto literario no puede presentarse formalmente como un epistolario.

Otro comentario despistado es sobre la supuesta ausencia de final literario en mi texto. Escribe: “un final sin despedida, sin cerrar bien la puerta ni echarle seguro, candado o llave”. ¿Esto es verdad? Para cualquiera que ha participado en foros virtuales (y yo he participado y participo en varios, pero no de discusión de ideas políticas, sino de música, en especial de rock) los temas de discusión muchas veces concluyen con alguna opinión que casi nunca cierra el tema en debate. Ningún forista se despide y pone punto final como quien acaba un cuento. Esto obviamente me planteó desde el inicio un problema estructural, pues como mi pretensión no solo era la exposición de ideas sino la escritura de un texto literario, debía orientar la ficción hacia algún final posible que pudiera ser convincente para el lector. Como por naturaleza los textos no eran narrativos sino reflexivos, se me ocurrió escribir un relato previo en el que un narrador contara la historia del foro desde su experiencia personal en tanto forista. En ese relato breve (la “introducción” a la que alude Carlitos) el narrador habla del final abrupto que tuvo el foro “La Arcadia” e informa al lector de la publicación de unos pocos textos del foro hallados casualmente en su computadora. ¿Hacen falta más pistas para que cualquier lector sepa que el contenido del foro ficticio que leerá a continuación será presentado como si fuese un resto de algo mayor, parte incompleta sólo rescatada para los fines ideológicos que persigue el narrador? Sin embargo, a pesar de estos preanuncios, quise también crear una atmósfera de peligro de cierre abrupto con la incursión de un moderador en el foro, que en mi modesta opinión “despide” más que evidentemente el texto, aunque en un final abierto, pero quizá Rengifo no se ha enterado que un final abierto es también un final literario.

Pero lo más grave es su pretensión de criticar las reflexiones del foro “aun por encima de su intención ideológica”. Esto sinceramente es para mí incomprensible. Como manifesté en la presentación del libro, puedo aceptar que a algún lector le seduzca la historia de Miguel Strogoff, de Julio Verne, “aun por encima” de que el personaje principal sea zarista, porque puede ser muy válida como narración, pero en un ensayo, en un texto de ideas, cómo se puede escamotear alegremente el aspecto ideológico, su validez en tanto reflexión. O es que es más fácil fungir de “lector literario” que mira de arriba a abajo a los bloggers, pero que curiosamente no publica su “crítica” en una revista académica sino en su propio blog de cero lectoría, en donde resulta más fácil jugar al verdugo de viejos amigos y regodearse con la retórica de un “comentario” agujereado y desinflado de ideas.

Sé que estoy desperdiciando mi valioso tiempo y a la vez cayendo en la trampa puesta por un roedor miomorfo que ganará más atención de la que merece, pero siempre es bueno desenmascarar a las falsas ratas usureras que nos quieren vender gato por liebre. Porque lo que escribe Rengifo no es crítica literaria, ni siquiera una reseña al vuelo, pues no tiene la capacidad analítica ni intelectual para ello, sino una simple vendetta personal disfrazada de opinión. Será bueno que el lector verifique las inexactitudes y torpezas del escritorzuelo, y de este modo compruebe por ejemplo si yo he escrito un “relato” monocorde y sin prever un final, como él afirma, o si por el contrario es un texto de ficción de carácter básicamente reflexivo y dialógico con un final abierto y anunciado.


Arturo Delgado Galimberti.






17 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora qué dirá el sobrevalorado Renyi. Delgado Galimberti le dice en su cara pelada que no entiende lo que lee, que jamás salió de la mediocridad intelectual de la Harvardtin de la que emergió y que su crítica huele a columna de El Trome.

Qué fea nota, ah. Las obras quedan, los hombres pasan.

¿Quedará la Bestia Tricéfala y sobrevivirán sus autores?

He ahí el dilema.

Matador Insano

Diego dijo...

La cobardía de una criticable critica. Defiendo las ideas de Arturo. Siempre nos caen estos criticologos de pluma sin tintero.

¿Donde puedo conseguir el libro?

Y si se puede ¿cuanto me cuesta, cuanto me vale?

Supay dijo...

Carlos Rengifo es un escritorcillo mediocre que quiere colgarse del runto de los tricéfalos. No lo permitan.

Anónimo dijo...

Insisto: quién es ese Rengifo, no lo conozco, y por cierto sólo ustedes lo conocen: Mejor hablen de otros temas que le interesan al pueblo.

J.

Anónimo dijo...

RODO, EN LUZ DE LIMBO COLGARON COMPLETITO EL TEXTO DE DELGADO, FELICITACIONES!!!

Anónimo dijo...

Bien ahí Ybarrón, a los mequetrefes literarios de un soplido nomás.

Feliz año maestre.

El médico del pueblo

Anónimo dijo...

No hay cuerpo narrativo? Ya pues Delgado, a revisar un poco de teoria narrativa. Por mas que se trate de un foro "virtual", tu decidiste darle un orden y, por tanto, un sentido. Narrar es precisamente eso, dar sentido. Me parece altamente contradictorio que digas que en tu texto no hay un cuerpo narrativo y sin embargo digas que hay dos historias en el subtexto. Creo que el confundido eres tu.

Anónimo dijo...

En realidad, Galimberti no está desenmascarando a nadie, porque decir que lo de Rengifo no es una crítica ni reseña sino "una vendetta personal disfrazada de opinión" es algo tan evidente, que no necesita un artículo de 1,900 palabras para expresarlo. Lo que se puede deducir es que Rengifo, un patita que escribe un post cada 6 meses, se picó por la recepción y difusión de La Bestia Tricéfala y, sencillamente, no se aguantó. Tampoco se puede afirmar con certeza que haya sido él mismo quien se promocionó en PEH, dónde más iba a ser, todos sabemos que los asiduos concurrentes a ese sitio paran en el google y probablemente hayan encontrado eso para provocar el escandalete. De no haber sido así, esto no habría pasado de un par de párrafos en un blog que no lee nadie.

Callao en licra dijo...

Ayyyy ese Carlitos Rengifo, ya no para en La Punta, hacia footing con su licra azul y polito fuccia, pero ningun pata le daba bola, buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Anónimo dijo...

A mí me palpita que CR debe estar atormentado por la idea de que cuando empezó ADG a salir con “una antigua amiga suya”, la amiga de CR en cuestión y actual esposa de ADG no era tan “antigua” que se diga y en tal sentido CR habría entrado desfasadamente y sin quererlo en “La Era de la Sospecha” de Nathalie Sarraute, quien escribió su famoso libro cuando los irreverentes tricefálicos y CR “himself” aún estaban en los testículos de sus papáes y lejos de imaginar siquiera las enmarañadas peripecias que todos vivimos en este mundo. Yo apuesto que el molestoso encono proviene de la idea de una supuesta ornamentación cefálica, de las que tú sabes, lo que suele ser una tortura en mis compatriotas peruvianos, nulamente dados al perdón en caso de haber padecido o simplemente imaginado la afrenta.
En tal sentido, CR sostiene que ADG “la cagó” en el Foro pero en verdad sospecharía que ADG “lo cagó” a él en un pretérito pluscuamperfecto que no osa poner en indicativo del presente y por lo mismo eso que sostiene ADG, que CR “tiene un grave problema de orden semántico” podría ser estrictamente veraz porque, si recordamos que la eufonía es ley formativa del idioma, lo seméntico, de innegable cacofonía, debería escribirse “semántico”, sin parar mientes en problemas de homonimia.
Debería olvidarse este intrascendente conflicto y optar amistosamente por una mayor flexibilidad en las costumbres, debería sepultarse para siempre esa frase medieval de nuestras abuelas, “Los hijos de mi hija, mis nietos son; los hijos de mi hijo, en duda están”. Los invito a los cuatro, RY, ADG, RI y CR a tomarse un trago conmigo y a reír un poco. Ustedes pagan.
JOTABE POQUELIN

Anónimo dijo...

mmmmmmmm.¿Qué? ¿La discusión tiene tinte de faldas? ¿O sea que se trata de quién se fue con qué flaca? ¡No pues! ¿Qué nos importa que Arturo se casó con la chica que pretendía Carlos? (Eso es lo que da a entender Arturo) Por lo demás, la opinión de Arturo, en la parte estrictamente literario, me parece muy buena y detallada. Es una buena respuesta a C.R.
N.J.

Patty Camacho Blass dijo...

bueno,bueno, charlie s impredecible
como comenta arturo
un dia te adora
al sgte dia te detesta
por cierto
no sera que estuvo muy celoso que arturo se uniera con su entonces amiga
quizas es de esos amores que matan
bueno ¿ahora de quien de los dos ex amigos esta enamorado es el dilema ?
por despecho y celos
se puede cometer y decir
las tamañas barbaridades
que scribe y dice charlie
no hay que darle importancia
el es asi
rodolfooooo
regresa prontito por favor
con estima patty camacho

Anónimo dijo...

El comentario de ese Rengifo está escrito con las patas. En el blog El Viejocaminante se puede leer otro comentario al libro, aquí el link:
http://viejocaminante.blogspot.com/2010/01/discursos-contra-la-bestia-tricefala-la.html

El Lector Infiel.

el quimicefa dijo...

nunca he leido la bestia tricefala ni tampoco las criticas de rengifo, ni se quien es ese bro. pero segun las aclaraciones que hace arturo, la critica de rengifo esta bien torcida. El caso de la esctructura, el cuerpo narrativo y esa vaina, da que hablar, puesto que si bien el foro es un "relato" digamos, es obvio que su función principal es la de transmitir una idea que empuja todo el grueso del foro y el tema de la estructura queda a un lado; el problema de la estructura es que de una u otra forma es un elemento esencial en la narrativa y cumple funciones para con el lector; sin embargo no he hojeado todavia la bestia tricefala, todo seria cuestion de revisarla, y quizas hasta sí cumple con una estructrura narrativa; pero de antemano les digo que presiento que la parte de arturo está más vinculada a la forma de plasmar o transmitir una idea respecto de algo, y esa forma él la adopto utilizando lo del foro. Y lo de esta pequeña lid que se está armando con EL ESCRITORZUELO jaja pienso que se debe a enemistades y ese tipo de cosas; por lo demas, si el libro se defiende solo para qué estarle defendiendo de un mequetrefe de media tinta?.---- Saludos

Anónimo dijo...

¿donde consigo el libro? Necesito leer para ver si tiene o no cuerpo narrativo. Gracias, Arturo Delgado por tu respuesta; es la mejor fundamentada; obviando, por supuesto, el lio de faldas. Ah, y coincido contigo con respecto a Denegri; no hay mala intencion en la critica del tio.
jack

Anónimo dijo...

ESTE ES EL SOUNDTRACK DE "LA BESTIA TRICÉFALA Y EL ZARPAZO DE CHARLIE" ¡SUBE EL VOLUMEN"

Eres como una mariposa
vuelas y te posas vas de boca en boca
facil y ligera de quien te provoca

Yo soy raton de tu ratonera
trampa que no mata pero no libera
vivo muriendo prisionero

Mariposa traicionera
todo se lo lleva el viento
mariposa no regreso

Ay,mariposa de amor,
mi mariposa de amor
ya no regreso contigo
ay,mariposa de amor,
mi mariposa de amor
nunca jamas justo a ti

Vuela amor, vuela dolor
y no regreses a un lado
ya vete de flor en flor
seduciendo, a los pistilos
y vuela cerca del sol
pa'que sientas lo que es dolor

Ay, mujer como haces daño
pasan los minutos cual si fueran años
mira estos celos me estan matando

Ay, mujer que facil eres
abres tus alitas,
muslos de colores
donde se posan tus amores

Mariposa traicionera
todo se lo lleva el viento
mariposa no regreso

Ay, mariposa de amor,
mi mariposa de amor
ya no regreso contigo
ay, mariposa de amor,
mi mariposa de amor
nunca jamas junto a ti

Vuela amor, vuela dolor
que tengas suerte en tu vida
ay,ay,ay,ay,ay dolor
yo te llore todo un rio
ay,ay,ay,ay,ay, amor
tu te me vas a volar

Anónimo dijo...

NO SE QUEDEN EN LA ANECDOTA CADUCA,,,BUSQUEN ALGO MAS CON SUS LETRAS,,,LAS ENCRUCIJADAS FISIOLOGICAS DE ESTOS "DUELISTAS" VALE LA PENA?,,, A TRABAJAR Y A ESCRIBIR MATERIAL TRASCENDENTE!!