sábado, 17 de enero de 2009

CONTRADICCIONES DE LA SANTA CIENCIA I

El conocimiento humano es aguanoso, maleable (léase manipulable) de una amorformidad verdaderamente monstruosa, laberíntica y, como tal, insondable, impredecible casi llevado al extremo a cuestiones azarosas donde, paradójicamente, la razón y la voluntad no importan o, en su defecto --como lo diría Mallarmé--, importan menos que un lance de dados. Todo ha sucedido casi por inercia. La involuntariedad, cuando no la maldad y los sentimientos insanos es –digámoslo de una vez-- la verdadera madre de la ciencia moderna.
Si hiciéramos un museo de todas las formulaciones filosóficas, matemáticas, artísticas, lógicas, etc., que nunca cuajaron o simplemente funcionaron como errores hasta que fueron reemplazadas por verdades (léase, también, posibles errores) válidas para un determinado tiempo histórico tendríamos --como un museo smithsoniano-- bibliotecas enteras, ciudades enteras llenas de este material de desecho. No obstante lo que conocemos como certeza científica o como verdad filosófica no termina por ser una especulación, a lo mucho una entelequia, una posible verdad a demostrar o negar.
Si nos ciñéramos exclusivamente al pensamiento científico con sus valores, teorías y métodos no podríamos entender, por ejemplo, cómo es posible que una humilde planta llamada el Ginkgo (Ginkgo Biloba) pudiera resistir la bomba atómica arrojada a Hiroshima y Nagasaki; tampoco podríamos entender por qué un hombre que se alimenta con comida chatarra, pizza, 1 kilo de huevos (diarios) y gaseosa (bebidas colorantes carbonatadas con el veneno tartracina) pueda haber batido los récords mundiales y coronarse como el campeón mundial e indiscutible en la rama de natación como lo hizo Michael Phelps. (¿No se supone que lo que tendría que sobrevenirle a este señor sería un síncope cardíaco, una trombosis cerebral, arterioesclerosis, etcétera? Y no es tan cierto eso de que “nadando quema todas esas calorías”. Un cuerpo humano trabajando como una máquina compleja no es solamente grasas y calorías. Hay suficientes características como para dudar que un campeón mundial de natación sea sólo producto de una alimentación deficiente, cuestiones que la ciencia no podría explicar porque de repente, la respuesta, se mueve en el plano de la metafísica o la “sinrazón”).
Los científicos se rompen la cabeza tratando de entender a un abejorro, el más antiaerodinámico de los insectos que, por su volumen y por lo corto de sus alas, debería arrastrarse como un gusano o a las justas saltar como araña cazadora, pero, sin embargo, ¡vuela! ¿Quién explica eso? Quién explica que una persona sin brazo y sin piernas pueda pintar o hacer trabajos de escultura como lo hacen en Lima la "Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie". Quien explica por qué una mujer que tiene trescientos mil óvulos solo logre madurar a 400 en toda su vida. Para que tenemos tantos millones de espermatozoides si al final para una ovulación o fertilización sólo son necesarios uno o dos (casos extremos no llegan ni a media docena). Es algo que nadie ha explicado en su verdadera dimensión tan sólo hipótesis y un cúmulo de palabrejas detrás de cuya verdad no encontramos nada o muy poco. Tan sólo hay que raspar con la uña en la pátina de estos seudoconocimientos. De la misma forma, la ciencia (la medicina entre ellas) y las corrientes del pensamiento condenan al nazismo y a Hitler (que fue un imbécil perverso), pero ninguno de ellos se ha manifestado en contra de la medicina antihipocrática que fue la que ha catapultado a la medicina moderna (sobre todo a los laboratorios médicos) al nivel en que se encuentra; y quien puede negar que la quimioterapia que en un principio, por los años treinta se usaba contra la neumonía, luego “gracias” a las pruebas de los nazis sobre los judíos –a los que usaron como cobayos-- se emplea, luego, contra el cáncer. En otras palabras, esos médicos, higienistas y alienistas nazis que mutilaban, cercenaban, amputaban, achicharraban, "experimentaban" y enloquecían a los judíos hicieron que esta rama del saber (y también, cómo no, la psiquiatría o la parapsicología con el brujo Himler a la cabeza) se pusiera a la saga de los otros conocimientos. Nadie puede negar que las vacunas, las cirugías (sobre todo los traumatólogos y los carpinteros de huesos, los gastroenterólogos y los teóricos de los "humores", los cirujanos vasculares o desatoradotes de arterias, los deshuesadores, destripadores y demás “matasanos”, etc.,) han avanzado "gracias" a estos salvajes sádicos y aculturados nazis contrariamente a como lo hicieron por ejemplo Jenner quien por métodos tradicionales descubrió la vacuna antivariólica casi a fines del siglo XVIII o Pasteur quien, por casualidad, descubrió la penicilina en el siglo XIX de la misma forma en que el vizconde de Townshend descubrió que sembrando nabos y tréboles se extraía nitrógeno a la tierra y se relajaba el suelo haciéndolo más fértil y más productivo a lo que aportó Jethro Tull (no la banda de rock que toma el nombre) quien introdujo la siembra en hileras e inventó la sembradora mecánica.
Los astrólogos que, encasillados bajo la premisa católica y su perro guardián: la Santa Inquisición, sostenían que la tierra era el centro del universo dominaron durante siglos hasta que apareció Copérnico quien desbarató todos estos supuestos. Habría que agradecerle a Napoleón quien le hizo perder fuerza a la iglesia católica obligándola a pagar impuestos y quitándole “sus” tierras (recordemos cómo Napoleón arrastro como un perro en una carreta a ese Papa endemoniado). De igual forma Darwin nos puso en difícil situación al ubicarnos poco menos que hermanos de los monos, antes de él se pensaba que el ser humano era de origen divino (teorías religiosas y anticientíficas siguen predicando lo mismo). De otro lado Freud conseguiría entender a la inconsciencia como el motor fundamental en la conducta del hombre, la conciencia solo era el lado visible de todo un proceso y mecánica cuyo estudio aún hoy en día no se concluye.
Sería bueno recordar a esos "científicos" que alborotaron a las generaciones con las que le tocó compartir. Así, por ejemplo Mesmer (abuelo de los mentalistas) quien hipnotizaba a los animales y predicaba un tipo de curación o sanación que muchos charlatanes todavía ponen en práctica. Voronoff un excéntrico (leáse loco) ruso que implantaba testículos de mono en el hombre con el fin de buscar la ansiada juventud y restituir la fortaleza perdida. Un perfecto imbécil. Lo único que logró fue castrar a sus voluntarios. O esos "fisiólogos" que propugnaban que la transfusión de sangre joven podía devolver las fuerzas perdidas a un organismo enfermo o en tercera edad. El Papa Inocencio VII, viejo verde, se hizo hacer la transfusión de tres muchachos y lo que logró fue morirse casi inmediatamente. Papa imbécil como casi todos los Papas purpurados. Si revisamos la historia desde el "mago" Merlín (para poner un supuesto inicio) hasta Brown Séquard o Cagliostro o los alquimistas que buscaban "la piedra filosofal", nos damos cuenta que una de las búsquedas del conocimiento humano (no le llamemos ciencia, por favor, pasemos por alto al “cienciero” Mario Bunge) ha sido alargar y perpetuar la vida. Recordemos que Umberto Eco ha vaticinado que dentro de pronto el hombre vivirá 150 años. El metamorfoseado Michael Jackson que camina con mascarillas médicas y duerme en una cama hiperbárica sería el nom plus ultra de estos enloquecidos y enceguecidos buscadores de conocimiento y seudoverdades; el otro sería un loco cualquiera que camina desnudo, come de la basura y vive en la intemperie sujeto a todas las leyes de la naturaleza y que, sin embargo, no logra arrebatarle lo único que ni siquiera le importa: la vida. El parangón en extremo total, el cero grados de una circunferencia no es igual, acaso, al 360 grados. La vibración altísima de un gurú se asemeja a la vibración de una piedra, nada más que una está en movimiento y la otra está detenida. Sin embargo, la ciencia sigue sin distinguir entre un “genio” producto de las espiroquetas de la sífilis que produce los delirios de grandeza (que casi siempre se lanza a propulsar teorías absurdas) y un GENIO (así con mayúsculas) que es capaz de generar alguna teoría o ciencia o arte nuevo y que, sin embargo, como lo demuestran últimos estudios también es producto de una alteración genética, alguna anomalía física, alguna perversión (otra versión) mental que deriva y se geometriza en el hombre creator.
El doctor Alexis Carrel (quien en su libro “El Hombre, Un Desconocido” plantea la “eugenesia voluntaria” es decir la capacidad de darse cuenta cuándo y cómo reproducirse para “potenciar” cada día un ser humano más perfecto y, por ende, más feliz) nos dice que la cantidad de conocimientos que “maneja” la humanidad crea una bulla (entropía) que imposibilita su sistematización y por el contrario se convierte en una tara, un obstáculo. Y en cierta forma son un obstáculo esos seudoconocimientos que sólo aparecen para atarantar o elevar en una nube de opio al público lector (por ejemplo esas supuestas teorías de la postmodernidad o esas teoría económicas de un capitalismo con alientos de dinosaurio). Por eso hay que cuidarnos de esos farsantes que construyen teorías desde una oficialidad sospechosa: desde el imperio y para el imperio. Es hora de crear nuestras propias ciencias, lejos de los delirios, los egos y las mentiras de los filosofastros. Lejos de ese pensamiento racionalista, dualista y cartesiano que está llevando a la humanidad a la ruina y perdición total. Sólo los conocimientos verdaderos y una ciencia nueva producto de la praxis con una realidad mensurable, y no ficticia, salvará al hombre. Como decía Bacon “Knowledge is power”.

Continuará.
NOTA: Aprovechando que este post se engarza con el post sobre "postmodernidad" (la interrelación, como se habrán dado cuento, es natural en mis escritos) quiero decir (en razón a "mis" cuestionadores) de que el Perú solo exporta cerros (ya lo he apuntado en otro momento, huelga a decir para los que recién se encuentran con esta aseveración de perogrullo). Esa es una verdad clara sólo puesta en duda por personas sin criterios y faltos de lectura. No obstante ello y a pesar de que el Perú del siglo XIX exportaba literalmente mierda, o sea en palabras más blandas: guano de las islas o fosfatos y nitratos para decirlo en lenguaje técnico. Mientras tanto lo que llaman ciencia siempre estuvo lejos de estos lares, a lo mucho nos ha llegado material de desecho seudocientífico y técnico (decir "tecnológico" es un exceso). Pronto daré otro alcance sobre esto.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Mis respetos por este y por todos esos agudos artículos.

Salud, comandante.

R. PRIMO

Anónimo dijo...

YBARRÓN YBARRÓN ESTÁS LOCAZO. SEGÚN TÚ ESTE MUNDO ES ALGO ASÍ COMO UNA FARSA. YA PES.

Anónimo dijo...

Solo estoy en desacuerdo con el titulo del post. La ciencia no es santa ni se pretende un reemplazo a la religion u otro tipo de creencias afines (el comunismo, por ejemplo). La ciencia es solo un metodo para arribar a ciertos resultados, no un sistema de creencias inamovibles. Los cientificos de antes de Einstein creian que la materia era distinta a la energia, y despues de Einstein, saben que E=mc2 (o sea, la energia es materia). Y quien sabe si en el futuro esto pueda ser refutado por la ciencia, puesto que obviamente habra mejores y mas precisos instrumentos de medicion. Ni mas ni menos. A mi me dejan estupefacto esas personas que dicen "la ciencia tambien se equivoca" o "la ciencia no lo explica todo", como si Doña Ciencia fuera una especie de deidad. La ciencia es un metodo, obviamente, mas util para analizar el universo que los upanishads o la supuesta sabiduria ancestral de los chamanes andinos sacaplata.

Anónimo dijo...

hay que desacralizar o deslacrar a la ciencia, de fans teleenamorados.. a lo erasmo el articulo.
atte. mario c.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Calma, calma, la pelea es de largo aliento. Avisen a los compañeros de las increibls contorciones morales que realiza el profesor Gustavo Facherón (Puente Aereo) en sus esfuerzos por servir lo mejor posible a la propaganda oficial de Israel. Le responde al narador y periodisa peruano Alfredo Pita, robandole el titulo de su post sobre losniños de Gaza, pero sin mencionarlo. Ver aquí:

http://lacazasutil.blogspot.com/2009/01/los-nios-de-gaza.html

La tesis de Facherón es simple: las cifras sobre las víctimas palestinas en Gaza (1200, incluidos los niños, QUE EN REALIDAD SON MAS DE 400, MAS DE UN TERCIO de la cifra) son parciales y hay que dudar de ellas. El ejército israelí no es malvado por lo que no puede apuntar a matar niños. Para tanto niño muerto tiene que haber otra explicación. La explicación es, por supuesto, Hamas, que usa a sus bebes como escudos...

Lo sentimos Facheron, pero la version de Pita es más convincente, imparcial y humana.

Anónimo dijo...

La ciencia se mueve mediante hipótesis. Es decir, UNA AFIRMACIÓN QUE DEBE SER ACEPTADA O RECHAZADA Y QUE LUEGO SE CONVERTIRÁ EN TEORÍA O LEY (Hipótesis probada). Luego vendrán otros que refutarán aquella ley (en nombre de la cual murieron seguramente millones) y dirán que era MENTIRA y se construirán nuevos edificios sobre esta nueva ley que seguramente en pocos meses o años o décadas será refutada y así por el estilo.

Cuánta razón tenían los TAOISTAS al negar el racionalismo obtuso que se incubaba ya por aquellas épocas.

Oshoman

Anónimo dijo...

Quiero hacer una denuncia: Faverón e Ybarra juagan en pared para defender las tesis del sionismo, alguien ya denunció en sus textos como funciona esta cofradía ataquemos a estos siameses boicoteando todas sus actividades o atentando contra su seguridad muerte al sionismo y sus agentes

Biyu dijo...

Me encanta tu artículo de la postmodernidad. Crees que puedas decir algo acerca de como Marco Sifuentes (a) Ocram se traicionó a sí mismo y ahora trabaja para peru21? No te da algo de asco? A mí sí. Por lo pronto, he empezado a limpiar la wikipedia en español de tanto artículo que linkea al blog de Sifuentes. Sellout, a él que le encandilan las palabrejas inglesas.

RODOLFO YBARRA dijo...

A ese espìritu larvario que solo envìa estupideces (aparte de los insultos): primero lee y luego opina y no confundas tu boca con tu aparato excretor. Hiede.

RODOLFO YBARRA dijo...

¿juegan en pared? tal parece que no lees este blog. ¿Que tiene que ver cuestionar una matanza de judíos perpetrada por los nazis, con los sionistas que ahora bombardean Gaza? Los nazis como los sionistas merecen mi repudio. Este blog está contra todo tipo de terrorismo y más si estos son dirigidos por el imperio.

RODOLFO YBARRA dijo...

¿traicionó?...pronto un post sobre el asunto.

Anónimo dijo...

Saludo tu capacidad, Ybarra, verdaderamente sorprendente. Gracias por estar de este lado combatiendo a la mierda aprista.

el otro H.

Anónimo dijo...

ME GUSTÓ MUCHO TU ARTÍCULO. CUANDO CRITICAS A OCRAM. TE ESPERAMOS.

CHE dijo...

Che boludo, eres la cagada, aquí en la Argentina te parecés a un profesor que todo le huele a mierda. Como dicen salud y arriba.

Anónimo dijo...

"Este blog está contra todo tipo de terrorismo y más si estos son dirigidos por el imperio", jajaja! O sea que si no soy forma parte del Imperio... es menos terrorismo. Seguramente por eso apoyas a todos tus amigotes pseudoterrucos izquierdosos, como tú.

Anónimo dijo...

AMIGOTES PSEUDOTERRUCOS IZQUIERDOSOS. Ya pe, APRISTA DE MIERDA, deja de ensuciar este blog con tu presencia. Vuelve a tu fantasmal blog que leen dos ó tres borrachines de tu calaña. Ni tu mujer te quiere.

Jarry Pancorvo

RODOLFO YBARRA dijo...

Anónimo imbécil: de tu comentario mal escrito sólo entiendo la parte de los insultos. Ya veo que la capacidad de entender se ha enrarecido por estos lados. La comprensión de lectura es un "lujo" o algo parecido. Quizás la necesad sea un tipo de terrorismo que hay que combatir urgente y para eso no se necesitan balas.

Anónimo dijo...

Eso de "seudoterrucos izquierdosos" me huele a Bedoya Ugarteche... ¿está por aquí?

Anónimo dijo...

A mí me huele a apristas resentidos con la vida y sus amigotes liberales resentidos de su cacharro.

Tito Valle

Anónimo dijo...

hola Ybarra , una pregunta
eres anarco? tu practica cual es?

Anónimo dijo...

Darle por el tito a los preguntones como tú.

Rodolfo Arteaga Covarrubias

Vizconde de Chacaltana

Carlos Valencia dijo...

El conocimiento humano no es manipulable, Rodolfo deberías decir: se hace un mal uso del conocimiento. (personas que utilizan mal el serv. de internet por ej.)

NO mezcles "especulación" con datos de hecho, observación, medición, experiencia científica sistemática. Por ejemplo la especulación lo hace el curanderismo (saber vulgar); y la ciencia lo hace la medicina. Un médico no va a especular en poner una inyeccion contra la polio; pero un curandero especulara en "recetar" algún brebaje para curar. Algo así decía Carl Sagan "A tu hijo lo puedes prevenir de polio con una vacuna; pero si no crees en la ciencia ponte a rezar a Dios; qué decides".
No confundir la certeza científica con verdad filosófica. No necesariamente toda certeza científica tiene que llevarse de la mano con la verdad filosófica. Theodor Adorno apuntó una vez algo así "parece increíble como el culto pueblo alemán pudo aceptar guerras y campos de concentración y la creencia de una raza superior"

-Y que el Ginko Biloba haya sobrevivido al bombardeo a Hiroshima fue porque se encontraba a 1 km de distancia de la explosión (ver en google) además es un árbol longevo.
Y toda persona que tenga curiosidad científica no investiga sobre lo que se encuentra en otro país. El verdadero investigador tiene que tener cerca al objeto de estudio, por ejemplo a un abejorro. Pregunto ¿me puedo volver un gran divulgador científico con leer google?

- Y eso que Michael Phelps comía un kilo de huevos diarios y gaseosas, es falso lo de gaseosa pues yo tengo un amigo en EE. UU que me ha dicho que Phelps le hacía propaganda a una marca de gaseosa y otras propagandas como de sándwich. Y todo deportista no solo nada, tambien corre, brinca etc., Y cuando uno esta en actividad si puede procesar los nutrientes. Depende del organismo la capacidad de absorción.

Lo de Phelps no se mueve en la metafísica o sin razón? como dices Ybarra.

Vean en google que desayuna M. P. y lo que trata es de despistar a los cibernautas

- Y sobre el abejorro (son excepciones a la regla) ya existe respuesta:
Cascabeles en el aire
por Marcelo Dos Santos (www.mcds.com.ar)

"Hubo que esperar a 2004 y a las cámaras de alta velocidad para dilucidar el enigma. Con filmadoras capaz de impresionar varios miles de cuadros por segundo, un entomólogo emprendedor puso a un pobre abejorro durante horas en un túnel de viento para filmar su vuelo. El aire estaba saturado de humo para poder visualizar las turbulencias provocadas por el vuelo del paciente insecto.

Lo que la filmación demostró es que, al revés que otros insectos que cuentan con superficie alar suficiente e incluso en exceso, las pequeñas alas del abejorro flexionan las puntas hacia abajo al llegar a los extremos de su recorrido. Estas pequeñas flexiones, imperceptibles a simple vista, provocan "remolinos" o turbulencias bajo las alas del bichito, que imprimen una fuerza de ascenso adicional a la estructura. En otras palabras, la capacidad de flexionar las puntas de las alas alivia la carga alar, aumenta las fuerzas de sustentación, y compensa con exceso la superficie alar que le falta. Por eso vuela.

Y eso de que hay pintores de boca y pie... no debes fusionar en tu texto, el plano de los insectos con los humanos. Eso de "los pintores de boca y pie" son solamente reproductores de arte, intérpretes que por sus limitaciones nunca ganan premios en concursos.

-Eso de los 300 mil óvulos en la mujer que maduran 400, es un proceso involuntario. En la ciencia hay variables independientes como ese caso. Uno puede seleccionar a la gente por edad (variable dependiente) pero no por su salud o años que va a vivir (variable indepediente). Se aplica en la naturaleza de la humanidad una selección de los mejores adaptados.

-Con los procesos naturales no pueden existir hipotesis o palabrejas -que muy despectivamente dices-

-La ciencia no especula "y lo que tú quieres que la ciencia se convierta en especulación" de esos parlanchines de las plazas. SI LA CIENCIA NO ENCUENTRA ALGUNAS RESPUESTAS NO SIGNIFICA QUE INSULTEMOS A LA CIENCIA. O que la ciencia NO SIRVE. Una de las propiedades de la ciencia es el ser falible (por eso se precipitó el aerotransbordador Challenger) pero porque hubo un accidente ya no podemos creer en la ciencia o tecnología es lo que tu dices. Aunque una caract. de la ciencia es predictiva; el error humano o sabotaje es impredecible.

- La parasicología no es ciencia y eso ya lo debes saber.

- Que lo médicos nazis experimentaran... son casos aislados y muy denigrantes que no se deben tomar en cuenta. Dices "gracias a experimentos nazis". En este caso parece que lanzas un mensaje subliminal contra los judíos (un blogero).

-Otra de las características de la ciencia es el ser legal... entonces no se debe hablar de "experimentos nazis". Que Loui Pasteur decubra la penicilina es una casualidad (asunto o caso aislado). La propiedad de la ciencia es ser causal. Entonces ya esta demás que menciones eso que todo el mundo sabe y esta en los libros de química del colegio.

Por la historia de la ciencia ya se sabe que la inquisición condenaba al conocimiento humano. Eso de la teoría de Darwin ya es trillado. Un añadido verídico sería que los pro comunistas se alegraron que el origen del hombre ya no se consideraba divino. Y el sicoanalisis no es ciencia es seudociencia. Citar a Mesmer, Voronoff o el Papa Inocencio VII quien murió en 1406. Y en ese año todavia no se había descubierto el tipo de sangre RH que sucedió luego de la primera guerra mundial.

Y LEE bien a Mario Bunge, antes de encasillarlo como "cienciero".

- Eso de la alquimia es el deformado origen de la Química Eso esta en los libros de química del colegio.

Y poner a M. Jackson en tu artículo es un caso aislado. Jackson quiere ser blanco y rejuvenecido de refilón. J. Bruce lo pone en su libro Nos habíamos choleado tanto...

La ciencia pura no puede distinguir entre un genio u otro "genio"

Que eso lo haga la sicología (aunque muchos dicen que la sicología es un "híbrido de ciencia")

y una "bulla como entropía" es algo que debes definir en esa parte es muy confuso tus detalles.

-----------

En tu texto quieres desacreditar a la ciencia como seudoconocimento por el hecho que hayan muchos datos de experiencia fallidos. Es cierto lo de la postmodernidad y teorias capitalistas de un sistema y es que no sé quien dijo que "en una sociedad dividida en clases no hay ciencia imparcial". Y eso de "crear nuestras propias ciencias, nuestras propias ciencias" es asunto que debemos dejar en manos de científicos puros.

Por ejemplo un divulgador de ciencia es el polaco-peruano Tomas Unger. Y un científico peruano es Modesto Montoya.

Los que leemos en google somos ciberdivulgadores de ciencia.

Te recomiendo el libro: ENSAYOS CIENTÍFICOS (autores Scriven, Planck, Leontief, Anow, Kuhn, Wiener Mexico 1982 Ed La Prensa.

Por último te recomiendo: Que leas las características de la ciencia: La ciencia es factica, trasciende los hechos, es analítica, es especializada, es clarfa y precisa, es comunicable, es verificable, es metódica, es sistemática, es general, es legal, es explicativa, es predictiva. Y las propiedades de la ciencia.

NO HE REALIZADO NINGUNA OFENSA en el texto. Solamente breves observaciones.

Carlos Valencia

Anónimo dijo...

oye Pasteur no descubrio la penicilina, lo que descubrio fue la vacuna contra la rabia entre otras tantas cosas..........
la penicilina fue descubierta por Fleming..............
si keremos mejorar el mundo ay ke empezar por destruir las religiones.................