miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿Cómo publicar una novela o libro de cuentos? ¿es la literatura elitista? envío de Hemil García



Por Hemil Garcia


Estas palabras están destinadas a los jóvenes, aquellos que sueñan con ver su trabajo publicado algún día. Estas líneas no son para aquellos que ya lo saben todo, que han leído miles de libros y citan veinte filósofos y escritores en una articulo de doscientas palabras. Menos para aquellos que se resisten a publicar por estar contra el sistema y después de unos años terminan siendo editores-empresarios. Estas líneas son para los jóvenes que desean ser escritores y sueñan con publicar. He sido joven y he tenido esa obsesión siempre. Sé también que lograr esta meta parece imposible (pero no lo es. De eso debes convencerte) ya que en cualquier ámbito existen “puertas “que no siempre se abren. Se ha hablado ya hasta al hartazgo de un elitismo en el arte y la literatura. El provocador Bolaño en los Detectives Salvajes menciona en varias páginas este elitismo en una suerte de denuncia que es más bien una sátira mostrando que en muchos casos los círculos literarios están formado por gente “bien” y que esta gente “bien” repudia a los literatos que no son de familias aristocráticas. Aquí el texto:
“Hoy los escritores de España (y de Hispanoamérica) proceden en número
cada vez más alarmante de familias de clase baja, del proletariado y del lumpen proletariado,
y su ejercicio más usual de la literatura es una forma de escalar posiciones, una forma de asentarse cuidando mucho de no transgredir nada. No digo que no sean cultos. Son tan cultos como los de antes. O casi. No digo que no sean trabajadores. ¡Son mucho más trabajadores que los de antes! Pero son, también, muchos más vulgares. Y se comportan como empresarios o gánsters. Las puertas se les abren increíblemente de par en par. Y así literatura va como va.”
Escojamos autores de varios latitudes y encontraremos que Borges, Guy de Maupassant (el “de” en este caso detona abolengo) son de familias “bien”. Asimismo muchas autores han sido proteges de consagrados: Guy de Maupassant tuvo como maestro a Gustave Flaubert, prominente novelista francés. Alberto Fuguet tuvo como consejero nada menos que al maestro Donoso quien le sugirió ir a la Universidad de Iowa para enriquecerse como escritor (esto la afirmó el autor chileno en I am not a magic realist).
Quizás la literatura haya sido elitista debido a que el acceso a los libros y la educación antes era menos asequible. Solamente las grandes ciudades tenían universidades a los cuales claro asistían aquellos afortunados cuyos padres podían solventar su estancia y carrera.
Pese a ser esto una verdad a medias existen también autores como: que pese a no ser de familia “bien” triunfaron en las letras: Walt Whitman, provenía de una familia de granjeros (el padre era de ascendencia inglesa y la madre holandesa). Walter Whitman, padre del famoso poeta, tuvo que incursionar en carpintería al perder el único tractor que poseía.
Definitivamente hoy habiendo más universidades, centros de estudios y el acceso a internet, quizás el arte se haya democratizado más. Textos, libros enteros, poemas, talleres en línea permiten a un aspirante a escritor nutrirse de conocimiento y compartir experiencia e información de interés común. Muchos pudieran pensar que Sudamérica tendría desventajas para la educación comparativamente con países del primer orden. Sin embargo un peruano tiene más posibilidades que un ciudadano de Estados Unidos para educarse a nivel universitario. En Perú existe la educación gratuita universitaria. En USA el Community College (del Estado) no es gratuito. Un sólo curso de tres créditos en un Communiy College puede costar (en Virginia) $ 335.00 sin incluir el libro correspondiente que bordea los $ 100.00.
Ver costo de los cursos en http://www.nvcc.edu/
Si un joven me preguntase qué se necesita para ser escritor y/o publicar me atrevería a decirle directamente: debes desterrar eso mito que la literatura sólo es para una elite. En todo caso debes derrumbar a patadas ese mito, con tu talento. Si antes de publicar vas llorar como un bebe por las argollas literarias entonces puedes formar parte de la incansable lista de personas que justifican su fracasos y/o pasar desapercibidos debido al éxito o las zancadillas de otros. Si bien es cierto que hay puertas que se cierran, poco a poco enviando escritos a blogs y editoriales las puertas pueden también abrirse. No debes desanimarte cuando una editorial rechaza un material sino revisarlo, corregirlo y mandarlo de regreso a ese mismo medio. Si no lo reciben, pues mándalo a otra revista, blog o editorial.
Un siguiente paso para poder publicar aunque suene ridículo es tener todo tu material preparado: una serie de cuentos, poemas o el manuscrito de una novela. Y es que muchas veces uno puede tener un par de cuentos o un par de capítulos de una novela pero un editor siempre estará interesado en ver todo el material porque los cuentos que forman un libro o todos los capítulos de una novela proponen una unidad temática que un texto incompleto no puede mostrar.
Imaginemos por un segundo que un editor diga: “me gustan tus dos cuentos. Tráeme todo el libro cuanto antes”. ¿Que haría un joven autor?, pues escribir a velocidad y sin pausa para cumplir con el editor, corriendo el riesgo que el material no tenga la calidad de los cuentos iniciales. Lo segundo que puede pasar es que le digas al editor que no tienes el material terminado por lo cual este podría bien decirte: cuando tengas el material recién me buscas (por no decirte no me hagas perder el tiempo).
Por respeto a un editor y en cualquier campo, creo que un trabajo debe mostrarse sino en su totalidad, al menos lo bastante avanzado para poder dar al editor la idea central de lo que el escritor intenta proponer.
Hace algún tiempo, una persona joven me pidió que por favor le de mi opinión sobre un texto que quería publicar pero no me mandó el texto. Me dijo que yo fuera a su blog y que allí buscara el cuento. Lo hice porque recuerdo que fui joven. El texto estaba escrito con letras amarillas o rojas creo y el fondo del texto era de un celeste intenso que casi hacia lagrimear mis ojos. Pese a ellos leí el texto pero me di con otra sorpresa: el texto no tenía ningún acento ni en palabras como canción o tenía. Sé que los libros y textos pueden tener erratas pero un texto carente de toda ortografía es desde ya algo que no debe mandarse a un editor porque dificulta la lectura. Tampoco SE DEBE MANDAR UN TEXTO CON LETRAS ROJAS Y FONDO CELESTE. Le escribí al joven autor siendo honesto. Le dije que tenía una historia que podía ser buena pero el tratamiento del tema, creo, necesitaba revisión. Escribí casi una página de crítica y el joven escritor nunca me contestó. Comentario: un aspirante a escritor debe asimilar la crítica.
Otro factor a tener en cuenta es no creerse el cuento de que se es escritor porque se publica un cuento o porque escribió un libro. A diferencia de otras ciencias y artes creo que un escritor tiene que estar siempre escribiendo como dice García Márquez para tener la mano caliente.
Los premios literarios sin duda pueden fortificar el espíritu como a otros el vino (a mi particularmemente me fortifica más la cerveza) pero eso no determina la continuidad de un escritor. Esto se aplica a muchos ámbitos: Un doctor no opera amparado en sus títulos ni papeles que dicen que es doctor sino con la praxis y viendo muchos casos(a veces incluso perdiendo un paciente y no por negligencia sino porque estas eventualidades lamentablemente ocurren). Un arquitecto no puede construir un edificio mostrando su certificación sino teniendo conocimiento de los cimientos, del suelo y subsuelo. Todo aquello que no tenga una buena estructura siempre tendrá bases tan solidas como un castillo de naipes, sea esto un edificio o una novela.
Volviendo al tema del material, una vez escrito o terminado, el joven autor deberá mostrárselo a alguien que comparta y sienta ese mismo arte pero que pueda separar la amistad de la crítica complaciente, Un profesor de Northern Virginia Community College nos decía que uno no debe mostrar el trabajo a las personas más intimas por dos razones: o bien recibirás comentarios negativos basado en la relación personal o algún problema coyuntural que pudiesen existir en ese instante o peor aún recibirás flores y adulaciones debido a los lazos afectivos existentes. Si dos personas honestas (brutalmente honestas) pudiesen leer tu material sería ideal.
Considero que un escritor debe tener la convicción que su texto es bueno pero sin apasionamiento y aprender a asimilar la critica constructiva. Un trabajo puede mejorase aprendiendo siempre del error (esto según Faulkner, y aunque soy medio incrédulo de todo y de todos, esta vez le creeré porque obviamente escribe mejor que yo).
Mandar el manuscrito por lo general requiere seguir la línea o pautas que una editorial requiere. Comentario para los rebeldes e incomprendidos: si realmente deseas que se fijen en tu trabajo y se tomen el tiempo en leerlo escribe tu texto con la letra requerida: Times New Roman o Arial. Escribirlo a tu estilo y no seguir lo pauta que te piden puede complicar la selección de tu trabajo. Miles de jóvenes escritores mandan sus trabajos y los editores deben leerlos rápidamente. Ellos necesitan saber de sobre la novela, identificar al autor rápidamente al igual que su biografía y archivar los manuscritos organizadamente. A veces es un trabajo casi mecánico por lo cual si no reciben el material como lo piden (los concursos literarios son igual) a veces obvian leer el material. Si el autor rebelde o joven desea no hacer caso a las pautas, salvo que sea un genio, le queda otra opción: fundar su propia editorial. También podría darse el caso que encuentres un editor rebelde también y que haya empatía y te adopte como su protege o te mande al diablo (esta última opción es bastante probable).

Cuáles son las modalidades de publicación y dónde se pueden publicar:
Generalmente los autores tienen las siguientes alternativas:
· Intentar mandar tu trabajo a una editorial grande esperando tener una suerte increíble. Se dice que hay mucho manoseo en las editoriales grandes, se dice que hay mafias y favoritismo. A mí no me gusta hablar categóricamente sin haber investigado. Pero algo es cierto: las editoriales grandes por lo general reciben trabajos de escritores que tienen agentes literarios. Si hablamos de grandes editoriales, por lo general publican autores “consagrados”. Las editoriales de gran envergadura al tener un nombre por general no trabajan con un autor que no ha publicado. Aquí comienza al gran dilema. ¿Quién nació primero el libro o el escritor? Un escritor novel desea publicar y el requisito de una editorial grande es que un autor haya ya publicado ya.
· Trabajar con editoriales independientes y por lo general más pequeñas pero que siempre puedan dar una oportunidad a nuevos autores sin embargo es bueno tener en cuenta algunos aspectos; la difusión por lo general es menor y por tanto la llegada a los lectores pero sin duda puede ser una buena alternativa para poder mostrar un primer trabajo. Factores a tener en cuenta: Ver quién es el editor, buscar en la red la página web, blog, cuánto tiempo tienen en el rubro, que libros ha editado, tienen algún libro que haya tenido éxito, algún autor interesante, ¿ tienen una oficina y un equipo sólido o la editorial son dos personas?.
Algo muy importante es saber si el editor es también escritor al mismo tiempo. Considero que podría haber un conflicto de intereses como en cualquier parte. Es como un entrenador y jugador de su propio equipo de fútbol. Habría que preguntarse si de empezar a tener repercusión el libro del autor novel, el editor-escritor tomará eso con buen grado eso o no. Muchos autores tienen el ego muy grande. Sé que un mundo perfecto al editor debería matarse por sus autores pero se han dado que afirman lo contrario. Imagínate que tu editor es también escritor pero como escritor no ha tenido ninguna resonancia y tu libro empieza a tener varios comentarios. ¿Crees que promocionará tu obra si esta empieza a tener buenos comentarios? Mi experiencia como periodista, editor de una revista en los Estados Unidos y autor publicado me dicen que no.
Debes desconfiar de la editorial que te dice que el libro tiene que salir lo más pronto posible. Por lo general en este tipo de ediciones independientes el autor tiene que solventar la gran mayoría de los gastos del libro. La editorial edita, imprime y distribuye el libro. Desconfía si el editor te dice que hay que firmar contrato ya o que hay que apurarse para una feria del libro próxima. Un buen editor sacará el libro cuando el tiempo sea conveniente para el autor y sin prisa. Se entienden que las editoriales viven de publicar pero no por ello debe aceptarse “vivezas” que dañen al autor debutante. Este link da pautas sobre la búsqueda de una buena editorial. :http://www.eraseunavez/.org/decalogo.pdf
· Edición de autor: el autor edita su libro por cuenta propia contratando los servicios de imprenta y editando tu propio material. Walt Whitman y Borges editaron sus primeros libros por cuenta propia. En España, Argentina y Estados Unidos existe una modalidad de print on demand o imprimir por demanda. Resulta cómodo para un autor pues el autor paga una cantidad más cómoda en vez de imprimir 500 o 1000 libros de una sola vez. Y gracia a los recursos que cuentan estas editoriales el libro está disponible en librerías virtuales como Amazon y Barnes and noble. Si alguien ve el libro y lo compra, la librería virtual manda un email a la editorial y esta imprime el libro y lo manda al comprador. Si bien este servicio no existe en muchos países de Sudamérica sin embargo creo conveniente poner esto en conocimiento de los jóvenes.
· Finalmente existen los concursos literarios que abundan en el mundo desde grandes editoriales hasta Municipalidades en Sudamérica y Ayuntamientos en España ofrecen estos concursos que pueden significar una gran opción para el escritor joven. Algunos premios son verdaderamente grandes en lo monetario y también ofrecen la publicación de la obra. Por lo general los derechos pasan a la editorial. Existen también concursos mas pequeños también que pueden ser una gran ayuda porque publican las obras de los finalistas y aunque los premios son menores siempre es gratificante obtener un premio. Concursos hay muchos y en varias páginas. Algunos de los más conocidos son el Juan Rulfo de Cuento y Novela, Premio de Novela Alfaguara, Azorín. Entre otros. Si bien las metas de un escritor deben ser altas también se debe ser consciente que en los concursos grandes por ser de prestigio y ofrecer premios altos en Euros y Dólares se compite con muchos casos escritores de vasto oficio.
Aquí hay enlaces de concursos:
http://www.escritores.org/recursos/concursos.htm
http://www.guiadeconcursos.com/Concursos/
Un escritor joven creo que debe empezar por la base que es compilar su trabajo, corregir, hacer algún taller de composición y sobre todo leer Buenos libros. Asimismo leer artículos de los grandes y sus métodos de composición. Algunos textos de Cortázar, García Márquez, Guy de Maupassant son muy aleccionadores (están en la red pero si alguien los necesita lo tengo disponibles). Sin embargo nada – sino el arduo trabajo- la persistencia y una autenticidad al escribir hará que un texto alcance un nivel literario óptimo.
Contactar a hemil García a hemilgl@verizon.net

3 comentarios:

Amy dijo...

Excelentes ideas y datos para bisoños e idosos. ¿Pero de quién es la página? ¿De García o de Ybarra? Quisiera felicitar a alguien por la molestia que se ha tomado y por hacerlo tan bien, pero... ¿A quién?
Muchos saludos de Amy.

david dijo...

muy buenos consejos, espero empezar a escribir, es un trabajo arduo de mucha investigación, pero creo valdrá la pena

Elvis Alejandro Zorrilla Rojas dijo...

Excelente!!! Muchas veces me da pena que en nuestro país no apuestan por los jovenes.