lunes, 21 de diciembre de 2009

MARCO AURELIO DENEGRI SOBRE “LA BESTIA TRICÉFALA” Y MI RESPUESTA





El día miércoles 9 de diciembre del presente, el señor Marco Aurelio Denegri, en su acostumbrado programa: “La función de la Palabra”, habló sobre el libro Discursos Contra La Bestia Tricéfala, libro tripartito del cual soy copartícipe. Para una correcta respuesta a lo referido en aquel programa, pego aquí parte del texto transcrito de lo que el polígrafo Denegri (en adelante MAD) ha querido decir:

El texto de Ybarra es un texto de denuncia, de invectiva. Son manifestaciones propias de los repentes fundados de ira ¿no? Ya desde un punto diferente del discurso, digamos, para alzar los ánimos en las plazas públicas; y desde ese punto de vista son textos, los de Ybarra, que se limitan a sí propios ¿no? , porque mas no es mas sino menos, entonces, claro, creo perfectamente válido lo que dice Ybarra, como un desahogo, eh, ahí no tengo nada que objetar, puede decir, denunciar, insultar, maldecir, etc., ¿no? Pero para el lector, ya eso dice poco, porque está bien, pues, los desahogos particulares ¿no?, pero hasta ahí nomás, pues. Yo recuerdo que hasta los años 50 ó 60, por ejemplo, a mí me encantaban los desahogos de un Alberto Hidalgo, por ejemplo. He leído sus libelos, sobre todo, recuerdo muy bien, el que dedica a Sánchez Cerro ¿no? Tremendo. Muy bien, pero han pasado los años y ahora ya veo ese tipo de literatura, pues, con ojos diferentes, ya me produce otro tipo de sensaciones, y no las iniciales que incluso fueron pues casi de deslumbramiento ¿no? Sí, ahora esto no quita los méritos poéticos de hidalgo, no, en lo absoluto; pero digo, en qué medida ahora eso puede mover o remover; creo que en una medida menor. Bien, entonces lo mismo diría yo con respecto a este (texto) del señor Ybarra.

Primero, mis textos, si bien son de denuncia y con aureolas de invectiva (¿qué más podría escribir yo sobre el Estado, sobre los izquierdistas de salón, sobre los criticuelos de medio pelo, sobre los intelectualoides, etc.), son textos literarios entre la cuentística y el ensayo breve (Javier Garvich dixit), en ningún momento he pretendido escribir proclamas, mucho menos "levantar los ánimos de las plazas públicas" (¿en qué siglo estamos señores?) o encender la hoguera de los cascarrabias ideológicos; ellos dejaron de importar hace años, sobre todo con, primero la esporulación, y, después, el desaparecimiento de la izquierda formal en nuestro país, del cual el último sobreviviente fue Alfonso Barrantes Lingán y su Izquierda Unida que se desbarrancó en la sanguaza y la crisis de los años ochentas; así que el cogollo politiquero de rabia placelística y de balcón derruido que el señor MAD pretende endosar a mis textos no tiene mayor sentido y se convierte en una interpretación libre y de carácter subjetivo que no me atañe ni mi afecta.
Segundo, mi discurso no intenta descubrirnos alguna nueva “realidad”, creo yo que recordar los problemas que históricamente no han encontrado solución no tienen porque minimizarse o ningunearse; por el contrario repasar en el error histórico es una de las cláusulas de lo que llaman “Teoría del Caos” donde pequeños inputs van a generar grandes outputs. Es ahí donde mis textos y los textos de La Bestia Tricéfala encuentran su asidero: en llamar la atención sobre la hipocresía política, sobre un seudopaís, semipaís carcomido por politiqueros y ganapanes, donde la cultura cumple un papel decorativo asociado a una academia (o a una parte de ella) que se solidariza con el engaño y licencia con su papel ramplón el discurso de la tiranía.

Tercero, como vengo diciendo –y lo repetí en la presentación del libro en la última Feria del Libro—mi participación de DCLBT es también un homenaje al poeta Alberto Hidalgo, sobre todo a su “Sanchez Cerro o el excremento” título sugestivo que he retomado, cambiando al sujeto y conservando la construcción adjetival, para hablar “en presente” de un personaje nefasto para la política y para el país actual, el género aquí es el testimonial, o sea hechos que sucedieron y suceden (porque de algún modo el rebaño servil y las fuerzas pretorianas lo permiten); de modo que no hay ninguna pretensión electorera o partidaria, ni mucho menos la idea de alborotar el gallinero de electarados o gente ociosa que deambula por ahí buscándole pretextos a sus vidas aburridas. No obstante ello, no podría dejar de lado los trabajos de Felipe Pardo y Aliaga (el que le decía a Andrés de Santa Cruz que era un “cholo con jeta”) quien trajo al Perú la visión de Mariano José de Larra, el Padre Isla y Ramón de Mesoneros Romano, entre otros.
Ahora, bien, si yo mismo puedo permitirme, según su criterio: denunciar, insultar, maldecir, etc., usted como crítico o presentador de televisión puede hacer lo mismo. Una de las pocas diferencias es que la televisión no permite una contrarrespuesta en tiempo real, aparte de ser masivo y de fácil “consumo”, no obstante, cualquier forma o signo de desacuerdo siempre puede ser reducido a su mínima expresión (si sabré yo de esto que alguna vez trabaje en televisión).
Cuarto, sobre el aspecto formal, no tengo mucho que decir, sólo que forúnculo (o furúnculo) y divieso son, en efecto, sinónimos; lo que se entiende del texto (trabajado en semicorcheas en cuanto a las palabras que van brotando de acuerdo al adjetivo) es que faltó una coma, eso es todo. En cuanto a la palabra “demoniocracia” si bien es cierto entre los “demonios” el sentido de lo jerárquico es la consigna cármica por encima de lo que conocemos como “igualdad”, no podría dejar de decir que el “jueguito de palabras” surgió después de algunas lecturas, entre ellas el extenso El Diábolo de Papini (la versión final que incluye un guión para radio), un ensayo de Alberto Cousté titulado Biografía del Diablo (recomiendo también su novela vanguardista Figura y El Tarot, La Máquina de Imaginar), unos libros sobre esoterismo y unos diccionarios medievales sobre demonología, tema que me llevó a consultar con unos chamanes “pactados” y con unos brujos que me ofrecieron unas tomas de san Pedro y ayahuasca. Por cierto, nunca llegué a los delirios por lo que podría confirmar lo que dice Miguel Gutiérrez en su Celebración de la novela cuando, él mismo, no sintió nada y los brujos le dijeron que había perdido la fe ¿¿?? Y, claro, el demonio y la demoniocracia, ergo, es un adjetivo contradictorio que debe validarse en el sentido maligno de esta palabra que los griegos la asociaban con el conocimiento (daymon o deimon) de tal modo que cuando Adán peca comiendo la manzana ofrecida por Eva, lo que en verdad pasa es que llega a tener “conocimiento” y de alguna forma se hace “demonio”.

Sobre el modelaje y prostitución, créame, me ha sorprendido encontrar en usted a un hombre cándido e inocente (e Inocente es más avisado que usted) y con demasiadas buenas intensiones, felizmente la realidad nos permite confrontar datos de diferentes países que desdicen su discurso respecto a este tópico (abajo pego, al azar, varios links de noticias en diferentes países para que vea que la cuestión es, se podría decir, global). Claro, el trato “regalón” de las modelos con los “ricachones” u “ofertantes” (todos entrecomillados para evitar a algún advenedizo que quisiera pasar piola) no se da en el momento de las pasarelas sino detrás de bambalinas, en los brindis, en los cócteles, quizás Inocente ha exagerado un poco, pero no podemos negar que las tarjetas con el número telefónico alcanzada a los “clientes” es una constante innegable, no es necesario, pues, que digan “si desea pasar un rato de placer” o “trato de pareja”, por favor. (No está demás apuntar que hay honrosas excepciones).

Hay que anotar, también, que el tema del modelaje asociado a la prostitución ha llegado al cine en una película titulada “Princesas” del español Fernando León de Aranoa. Antes, quisiera anotar que no tengo nada contra la prostitución, es más, considero que el Perú debería estar a la altura de Holanda, Alemania o Hungría donde las prostitutas tienen seguro social y seguro por desempleo; en todo caso, lo que me parece mal (y lo recalco) es la doble moral e in estricto la hipocresía de la cual padecemos y del cual el mundo de las modas es sólo una arista visible de este entuerto putrefacto que llamamos país (y al que yo he denominado corral de chanchos):

-“Querían convertirse en modelos y terminaron en red de prostitución” (México)
http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=298838

-“Arrestos por usar empresa de modelajes para prostitución” (Costa Rica)
http://www.laprensagrafica.com/lo-del-dia-edi/77343--arrestos-por-usar-empresa-modelaje-para-prostitucion.html

-“Denuncian que modelos argentinas serían prostitutas de alto nivel” (Argentina)
http://www.terra.com.uy/canales/actualidad/0/171.html

-Desmantelan una red de prostitución que usaba modelos y concursantes de belleza (Austria)
http://www.soitu.es/soitu/2007/12/12/info/1197481750_135542.html

-Modelos argentinas ofrecidas como prostitutas en Uruguay (Uruguay)
http://www.larepublica.com.uy/sociedad/12086-modelos-argentinas-ofrecidas-como-prostitutas-en-uruguay

-Red de prostitutas colombianas en Miraflores (Perú)
http://www.correoperu.com.pe/correo/nota.php?txtEdi_id=4&txtSecci_parent=0&txtSecci_id=78&txtNota_id=222999
etc., etc.

Quisiera terminar diciendo que a pesar de estar en desacuerdo con su reseña le agradezco su opinión porque pone en el tapete a este libro que no ha intentado ser “moderado” o cumplir con los requisitos del libro-mercancía, trabajado para adormecer las mentes reblandecidas de peruanos mal alimentados, mantenidos en el engaño durante siglos y obligados a ejercer trabajos forzados para subsistir y seguir adelante. Este libro, como se habrá dado cuenta, ha querido ser disidente.
Paz y libertad

Rodolfo Ybarra
DNI: 09441432

21 comentarios:

Julio dijo...

Ya pes tío Rudolf, comenzando por el final, putas hay en toos laos, que semescondan en trajes de secretarias, traductoras, modelos o asistentes, no justifica la generalización, con verguenza digo que aparte del taxi Kia Rio del año que me compré y con el que laburo también cachueleo en lo que llamaremos showbissness cholo, y como el tío MAD conozco bastantes chicocas modelos que de putas tienen menos que esas loquillas snobs que gustan de la literatura y andan a la caza de un escritor cualquiera para una foto un autógrafo o un polaco, ya pes tío Rudolf, el periodismo de denuncia es el mas sencillo de producir,salvo honrosas excepciones, por eso se usa de manera efectista en los medios de comunicación, y ciertamente tanto desahogo bilioso por todo lo que funciona mal en la sociedad aburre un poco y al final te puede causar una inflamación del hígado que no queremos carnal, en cuanto a la referencia a la "Teoría del Caos" cuidado tío Rudolf, el resultado del input que planteas lo mas probable es que produzca un output que ni tú ni nadie podrá determinar, como cuando hierves agua y el vapor que se escapa libremente, aunque sigue siendo agua, no se puede predecir lo que le sucederá...

huancaíno furioso dijo...

Excelente, maestro Ibarra, ya esperábamos a alguien que le hiciera el pare a este viejo burgués y ganapán.

Saludos combativos

Desde el Parque de la Identidad

El verdadero Huancaíno furioso

Anónimo dijo...

ARRE YBARRA PISOTEA A ESE CABALLO VIEJO QUE CRITICA DESDE UNA TRIBUNA APRISTA.

Jorge del Pozo

DNI 08765538

Manso Cordero dijo...

Sé que esto no te va a gustar Ybarra, por eso mismo lo voy a decir, pero lo que ustedes hacen es vedetismo, exhibicionismo…. dices que no pretendes hacer proclamas insufladoras en las plazas públicas ya que no perteneces a un cuerpo político organizado, eso no quita que tus textos tengan una intencionalidad de qué? A ver veamos, enervar, sacudir conciencias, sacar-venda-de-los-ojo (¿?)

No siendo esto necesariamente malo, como el dice el tío MAD, más es menos (¡genial!) no hay más que decir; bajo esa trillada retórica de “ingeniosos” neologismos sarcásticos, disque cáusticos, creo que toda su “cosmovisión” se puede descubrir en un solo párrafo… es decir me parece hasta noble su preocupación, pero creo que toman el camino equivocado aún siendo un ensayo… sólo “sacudirán conciencias” de personas ya predispuestas al rechazo a todo lo establecido, pero a otros los espantarán produciendo el resultado inverso….

Ejemplo, en un solo cuento de Ribeyro (que acabo de leer) en el cual aparentemente no asoma ni una palabra de disidencia, catilinaria, jalón-de-orejas hacia el “poder” me produce sin embargo, aparte de llorar, unas ganas furiosas de incendiar la ciudad!!!

Patty Camacho Blass dijo...

JAJAJA ..UY ESOS COMENTARIOS MACHISTAS CON MAYUSCULAS EL PRIMERO QUE A COMENTADO JULIO CREO
ESTA BIEN
COMO EL DICE
MERETRICES LAS HAY
CON SOTANA
CON PANTALONES CON FALDAS
INTELIGENTES
BOBAS ASTUTAS
ESTA BIEN RODOLFO
LAS MODELOS POR LO GENERAL
LA GRAN MAYORIA
SON FRIVOLAS
DE CASCOS FLOJOS
Y ESE ABUELITO DENEGRI
SABELOTODO APRISTON, FUJIMORISTA Y LUEGO QUIEN SABE QUE MAS
JAJAJA
LO A SACADO DE SUS CASILLAS EL LIBRO
ADELANTE ADELANTE
SIN TEMER
ADELANTE RODOLFO
SIEMPRE.
PATTY CAMACHO

RODOLFO YBARRA dijo...

Caso curioso que los textos le gusten o, perdón, le hayan gustado a Enrique Congrains o a Gregorio Martínez y no le gusten a Marco Aurelio Denegri. Mas curiosidad me causa lo que me escribes de Ribeyro, alguna vez lo conocí y lo acompañé por el jirón de La Unión, y le pude acercar "Sinfonía del Kaos", libro que le gustó, según propia confesión en una reunión de amigos. Qué más podremos decir.
Seguimos.

RODOLFO YBARRA dijo...

Gracia Patty, todos esperamos que no se le suba la presión a Marco Aurelio.

Anónimo dijo...

AHÍ SÍ QUE PATINA MARCO AURELIO DENEGRI, BUENA YBARRÓN SIEMPRE DANDO CON PALO A LOS INTELECTUALOSOS DE MALA FE.

CABALLERO ESTAMOS CON USTED

B. J.

sol perú dijo...

ja jaja ese marco aurelio, ¿por qué no lo invita? seguro el viejo le tiembla...siga adelante compañero. ya caerán todos estos vendepatrias apristas.

Manso Cordero dijo...

No sé que tenga que ver el que hayas conocido a Ribeyro, ni que él haya dicho algo agradable a favor tuyo ????? no he dicho que él te hubiera perseguido con una estaca. Sólo he hablado sobre la reacción que me producen sus obras en contraste con las tuyas, y sobre lo efectivo que es sin necesidad de ser tan explícitamente visceral.

Anónimo dijo...

MAD vocifera de impotencia. Con todo lo erudito que es jamás ha podido escribir algo tan contundente como la Bestia Tricéfala.

Es simplemente un lector con tribuna. Y tribuna aprista: por eso no dice nada del fondo y la buena forma que tienen los textos de Ibarra y los personajes tan deliciosos y sarcásticos que pinta Inocente, tampoco ha dicho palabra del excelente texto de política ficción de Delgado Galimberti.

Pobre Denegri, sigue siendo como dijo Inocente el sábado en el Queirolo, el CAPATAZ CULTURAL DE LA BURGUESÍA ANALFABETA.

Titus

Anónimo dijo...

A mí me pararecen huevonerías juveniles eso de tildar a Marco Aurelio de viejo y demás adjetivos supuestamente ofensivos sólo en la cabeza de inconscientes.MAD es sólo un loco apasionado,pero inofensivo y un apolíneo amante de los conceptos y de la intelectualidad pura, es un loco para apartarse de la estupidez en donde los no locos medramos con un falso contentamiento. Pero es loco, MAD como lo dice claramente en inglés las iniciales de su nombre.Y además se parece un montón a Woody Allen lo que lo vuelve simpático.
PIRULO

Anónimo dijo...

contundente respuesta a ese cretino al que los ignorantes le rinden pleitesía.

cr

pepe altuvez dijo...

Ese manso cordero no es menso sino ganso, gansaso. No tiene ningún argumento y solo parasita este espacio. Borra sus comentarios, buen Ybarra.

Anónimo dijo...

AdElAnTe yBarróN!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Con toda sinceridad, no veo por qué envían un libro a Denegri si no tienen la mínima capacidad de tolerar una opinión crítica. Por la reacción destemplada de Ybarra y de los comentaristas, se pensaría que Denegri ha sido grosero y agresivo con los textos, pero no es así, al contrario, a pesar de las críticas (que finalmente quedan en las opiniones, de las que se puede estar de acuerdo o no), MAD se refiere con respeto y hasta amabilidad a los autores ("amigo Inocente", "estimado don Ybarra") e incluso elogia usos del lenguaje y hasta anuncia que ha incluido una frase de Inocente en un ensayo que ha escrito sobre la llama. Es por tanto incomprensible, infantil e intolerante la reacción que he podido percibir en los comentarios de este blog. Una lástima.

La amiga opinante.

Anónimo dijo...

MAD, efectivamente, sólo asombra a ignorantes. En Argentina tan sólo, hay por lo menos tres programas muy buenos de polìgrafos aún mejores, y lo que es más increíble, gente con coraje que no sólo critica, si no que propone. MAD se ha perdido en nimiedades con vuestro libro, se ha fijado en pequeñeces, no ha ido al fondo de lo que ustedes proponen: disidencia, cambio y mundo nuevo.

Francisco García

Anónimo dijo...

Denegri quiere ser más pero es menos. Ud, buen Ybarra que parece menos, por humildad propia, siempre es MAS y no MAD(o sea LOCO en inglish).

desde USA

Anónimo dijo...

respeto a denegri

Anónimo dijo...

No sé por qué tanta cosa debido a los gustos del tío Denegri, cuando el que verdaderamente ha echado barro con Caterpillar a La bestia tricéfala ha sido Carlos Rengifo:
http://carlosrengifo.blogsome.com/2009/12/31/tres-tristes-tricefalos/

Después de esto, ¿lo vas a seguir linkeando?

Anónimo dijo...

TAN DESFASADO DE LA CONTEMPORANEIDAD ESTA MAD QUE ATRIBUYE WEBIAR Y LIMONERAMENTE COMO NEOLOGISMOS PROPIOS DE YBARRA...AYAYAY..OIGA SEÑOR YBARRA SEA USTED MÁS CONSCIENTE Y HAGA ESE APUNTE EN SU ESCRITO. MACHETEA PERO LAS FLORES Q TE REVIENTA EL TIO NO LAS CONSIGNAS. PERUANO TENÍAS QUE SER.