miércoles, 24 de febrero de 2010

"ABRE LA TRAMPA, PUES, GILIPOLLAS", ENVÍO DE GREGORIO MARTÍNEZ


El domingo último, Mario Vargas Llosa escribió en El País de España el artículo "El arte de mecer" donde explica, muy a su manera (tratar de instalar una chimenea en su casa de Barranco!), lo que comúnmente se conoce como el "cojudeo":


Gregorio Martínez elabora una sabrosa reflexión sobre este apunte de MVLL. Están servidos:




A estos tres tigres de peluche, tránsfugas de la democracia hacia la reacción, Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Montaner y Álvaro Vargas Llosa, autores trípticos de Manual del perfecto idiota latinoamericano, libro que dice revelar la torpeza de los nativos de acanga, a ellos, a los tres tigres fantoches, les falto incluir un capítulo sobre el cojudismo de quienes, en Lima, le ponen nieve simulada al árbol de navidad y mandan construir en la casa, en pleno trópico, una chimenea que, luego, no saben encender y solo la mantienen para ostentacion criolla que se cree aristócrata.

Así, con ese capítulo de marras, los tres tigres de peluche habrían salvado a Mario Vargas Llosa del autocojudeo final cuando, como el mismo lo cuenta en "El arte de mecer", mando construir una chimenea para su casa de Barranco, donde la primavera es eterna, y el arquitecto encargado de la faena lo estuvo meciendo durante años. Tanto que hasta las palomas y los pichingos ya habían hecho nido y vivienda, tal cual relata el novelista, en el hueco dejado para la chimenea.

Finalmente, el día que San Juan bajo el dedo y el arquitecto mecedor y tramposo instalo la ardiente fragua de la chimenea en pleno trópico, el nativo de acanga, Mario Vargas Llosa, sufrió la mas grande desilusión de su vida. Habia convocado, sin duda, a sus fieles ayayeros, al pintor Fernando de Szyszlo, al broadcaster Genaro Delgado Parker, para que vieran como Prometeo, calato, le iba a entregar la candela en bandeja de oro al autor de La casa verde.

Seguro que ni siquiera pusieron charamusca entre la leña de guarango y eucalipto, solo periódicos de anteayer y querosene cancerígeno. Anacrónico ya, Mario Vargas Llosa quiso lucirse y trato de encender la chimenea con su Ronson que era bacaneria en los 50, cuando los chibolitos fumabamos Kool en la matinee para impresionar a los cueritos, pero ya un anacronismo de carcaman décadas mas tarde. La voz para encender una chimenea será por siempre jamás un palito de fosforo marca Llama.

Pobre autor de La casa verde, los periódicos de anteayer, el querosene, el llajo resinoso del guarango y el alcanfor del eucalipto solo produjeron humo y asfixia. Prometeo calato jamas bajo por la chimenea ni el fuego levanto flama. Y el novelista, con la amargura que le conoció bien la Tia Julia, nunca mas en su vida intentó encender la costosa chimenea de su casa de Barranco. Solo la tiene de adorno, como es el real y tonto propósito de toda chimenea ostentosa en Lima ardiente.

Claro, huevinche, nunca abriste la trampa que cierra toda chimenea. Precisamente para que no entren los pajaros por ahí, especialmente las papamoscas o churretas y los gatos techeros y cada animal hueleguiso en busca de aventura. Asoma la tutuma por el hogar donde se coloca la leña, mira parriba y veras la simple quinceada, que la trampa esta cerrada. El ingeniero de Ventilaciones Rodriguez S.A. seria mecedor y tramposo, pero no gilipollas.


23 comentarios:

Anónimo dijo...

Digan lo que quieran, pero el zambo Martinez tiene una envidia alucinante de MVLL. Que se ponga en la cola...

Anónimo dijo...

GOYO MARTÍNEZ ES MÁS GRANDE QUE LOS ANÓNIMOS Y LOS PIRULOS.

MC

percy novoa dijo...

excelente reflexión.

Anónimo dijo...

¿para q esto?

Julio dijo...

Oy tío Goyo, ya pes no seas gil, Barranco no goza de un ardiente clima, y si tienes vista al mar menos, a los que no se andaucuenta el sol en Lima es esquivo,incluso ahurita en pleno verano la niebla nos envuelve y acatarra, ya pes tío Goyo odia menos y escribe sin el hígado en la mano, si diente frío Marío quiere chimenea, que se la ponga donde le dé su gana, no acabas de escribir tú un artículo inexacto sobre la pichula? eso no significa que digamos que solamente escribes pichuladas, ya pes tío Goyo...

Anónimo dijo...

Es verdad que es ridículo nuestro gran escribidor. Yo me lo encontré un día en la esquina de Muntaner y Diagonal, en Barcelona,le acababan de robar tres millones de pesetas en su hotel. El tío Lucía mal. Y es que se cojudea como cualquiera de nosotros.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

EL ARRIBISTA JUAN PÉREZ LLORA NUEVAMENTE CON LA COLUMNA DE HILDEBRANDT.
LA TETA LLEGO AL OSCAR, YEEE!! DECIA EL MEQUETREFE.
QUE DIRA AHORA ANTE ESTE CONTUNDENTE ARTICULO
http://www.diariolaprimeraperu.com/online/columnistas/domingo-de-teta-y-sustos_57364.html

Anónimo dijo...

EL ARRIBISTA PIRULO LLORA NUEVAMENTE CON LA COLUMNA DE HILDEBRANDT.
LA TETA LLEGO AL OSCAR, YEEE!! DECIA EL MEQUETREFE.
QUE DIRA AHORA ANTE ESTE CONTUNDENTE ARTICULO
http://www.diariolaprimeraperu.com/online/columnistas/domingo-de-teta-y-sustos_57364.html

Manso Cordero dijo...

Hooooola amiguín Ybarra! ¿Cómo estás? ¿Me extrañaste? No creas que no te he leído, pasa que creo que cualquier comentario será ya en vano…. Y éste también lo será! Pero en fin!

Después de leer éste contundente texto, me surge -como corresponde- una pregunta filosófica: ¡¿Qué coño importan todas las excentricidades que quiera colocar el tío Vargas Llosa en su hogar?! Si quiere vestirse como esquimal, si se compra una mesa camilla, déeeeeeejenlo pues ¡Pero qué ganas de joder! Ahora, le sugiero una a Vargas Llosa para que encienda su chime. podría ser con ejemplares de “Canto de Sirena” (Ouch! eso fue muy bajo, lo sé, es que soy un auténtico idiota latinoamericano, sorry)

PD: No me censures peeeeee!

Anónimo dijo...

Más que el frío, que en efecto por razones de ‘confort’ y salud ameritaría una chimenea en nuestras casas, lo odioso e incómodo de Lima, fundamentalmente en invierno, es la humedad. Esa maldita humedad asociada a las impurezas del medio ambiente: monóxido de carbono de los miles de vehículos que transita las 24 horas del día, azoteas inmundas y techos repletos de basura ocasionan múltiples complicaciones alérgicas respiratorias en niños y adultos que muchas veces se hacen crónicas. Lo inteligente, "smart", "clever", 'fucking bourgeoisie' si la exigente pituitaria de nuestro characato novelista añora el 'mildew' londinense, consistiría simplemente en asegurar herméticamente las ventanas y puertas con 'weather strips' e instalar deshumedizadores, that's it, done..! Asunto arreglado. Adiós a las alergias, no más hongos y bacterias volando por la casa. Llevar sentado más de medio siglo frente a la máquina de escribir y últimamente en la computadora si no ha sido en vano y a ojos vista ha restado calorías y el reuma y los escalofríos ahora lo petrifican y lo hacen a envidiar las correrías de Pantaleón, la Shushupe y aquella arrechura de clima de la Casa Verde, unos baratísimos "heaters" (estufas) en la biblioteca y el dormitorio es lo aconsejable, don Mario. A no ser, claro está, que empujado por el enorme 'olfato' de Alvarito Pinueve, eche mano al bolsillo y ordene aire acondicionado central (500 mil BTU) que vienen con estufa incluida. Seguramente Vargas Llosa ha olvidado que la corriente húmeda del Pacífico que viene del sur, luego de cruzar el Morro Solar se empoza a partir del lado norte de Miraflores, San Isidro, Magdalena y un sector de San Miguel. Luego, con dirección noreste, la humedad empieza a disminuir conforme va adquiriendo altura hasta desaparecer en el Rimac. Como cualquier limeño sabe, Barranco, Chorrillos, La Perla, Bellavista y el Callao tienen clima ligeramente "diferente". La humedad declina ostensiblemente en Lince, Jesús María, Pueblo Libre, centro de Lima. En su artículo "El Arte de mecer" nuestro laureado escritor con tal de salirse con la suya y arrancar carcajadas al lector, no importa aparecer hecho un idiota a merced de una cínica que lo vuelve a taimar con reiteración. Como dijera Abraham Lincoln, "a varguitas junto a todo el mundo lo pueden huevear por un tiempo; o a una parte considerable de huevones junto a nuestro characato escritor les pueden meter el dedo todo el tiempo; pero lo que no se puede permitir porque sencillamente es un abuso, es que a don Mario Vargas Llosa junto a todos lo huevones del mundo los cojudeen todo el tiempo", por más que como pez en el agua, con su prosa, ‘varguitas’ se coloque en la categoría de huevones full time.

Constantino

c3ka8 b3nit3s dijo...

Adelante Goyo, maestro de maestros, no haga caso de los pusilánimes y ayayeros de varguitas, esos están en la calle y usté pisa suelo.

Anónimo dijo...

¿Una chimenea en Barranco, en pleno verano? ¡Vaya candilejón!

Ta que si serán atorrantes estos burgueses serranos, como Varguitas.

En todo Lima, ya no sólo en los barrios altos, es común ver ahora los cagonazos arbolitos de navidad con copos de nieve en pleno verano, papanoeles en trineos tirados por renos, off road motor Hemi para ir de San Isidro a La Molina, chiquillos monses que van de Canto Grande a La Molina para hacer skate, tías segundo debut de pelo más negro que su conciencia, destiñéndoselo con amoníaco para hacerse pelirrubias o pelirrojas, programas de cocina pantagruélicos mientras niños mueren de hambre y sed, mientras tanto MARIO VARGAS LLOSA se hace instalar una chimenea en su jato de Barranco.

Arequipeño, pe, tenía que ser este pobre diablo, que estuvo en el lugar correcto en el momento correcto, nada más.

Bien, Goyo, grande escritor de las gestas del pueblo.

El Republicano

Basilio Ignacio dijo...

Curioso, Varguitas. En este país de cartón piedra, donde todo es MENTIRA, donde TODO, ABSOLUTAMENTE TODO, es, como él bien anota, FARSA, ASTRACANADA, JUEGO, MOJIGANGA, él siga creyendo que puede mejorar las cosas o lograr cambio sustantivo jugando a la política burguesa, presidiendo museosdelamemoria infames y haciendo alianzas con asesinos y ladrones a quienes antes denostó, como su nuevo amigo, el genocida Alan García Pérez.
Mece el Estado al rebaño estúpido que perpetúa la farsa democrática. Mecen la Marina, el Ejército y la Aviación al pueblo peruano, robando millones de dólares con el pretexto de la seguridad interna y la guerra externa. Mece el Congre Zoo, cubil de alimañas inmundas. Mecen los alcaldes desde el ladrón beduino Kouri hasta el burgomaestre del villorrio más perdido. Mecen los Ministros, viceministros y asesores y cobran millones por mecer a todo un pueblo. Mecen los curas pajeros, financiados por el Concordato con el Estado Peruano: el asesino Cipriani tiene sueldo de ministro y mece cada domingo a las doce en vivo y en directo. Mecen evangélicos y testículos de jehová, a un pueblo sediento de fe, financiados por los gringos. Mecen las instituciones de investigación estudiando el cerebro del mosquito. Mecen los sacha-artistas envilecidos en droga, sexo y fama patibularia. ¿Y por qué no pueden mecer entonces el carpintero, el sastre y el zapatero? ¿Por qué no pueden mecer entonces el editor, el médico y el ingeniero, el contador, la secretaria y el panadero? ¿Por qué pregunto desde aquí, si siempre fueron mecidos, desde que nacieron?
El problema con los escritores tempranamente elogiados como Mario Vargas es que terminan creyéndose sus propios cuentos. Y si precozmente fueron endiosados en las europas, este autoengaño dura toda la vida, porque en las europas lo que menos abunda es el cacumen. Ya lo dijo el Cholo Universal César Vallejo: hay que desconfiar de los jóvenes talentos, del talento precoz de jovenzuelos inflamados, aquellos que tienen comienzo hiperbólico y triste final, como nuestro paisano, Mario “Triste Final” Vargas Llosa.
Más curioso resulta cuando Vargas afirma que la fantasía y la destreza que utilizan los criollos para mecerse unos a otros, serían ingredientes para hacer bien las cosas y lograr tener el país más desarrollado del mundo, pero oh, aquél, desarrollo resultaría aburrido.
¿Entonces debemos entender que mejor nos quedamos así, cagados, porque es divertido? Decídete, pues, tío. Porque un pueblo no sólo sirve para inspirar novelas. La sombra del padre lo cagó de chico. Lea Barba y Félix Arias-Schreiber lo terminaron de traumar y se dedicó a escribir de puro resentimiento, traicionando y traicionándose siempre. Creció y habló —contra todo pronóstico—su hijo tullido Álvaro Vargas, prueba pública de que la endogamia es nefasta, y hoy ambos van por el mundo defendiendo lo injusto y diciendo que lo negro es blanco y que lo blanco es negro. El cinismo político y el arribismo social caracterizan a este Mario Vargas, amigo de los Bush, Aznar y la Tatcher, hoy afincado en Lima. Multimillonario accionista de las bolsas de valores del mundo, asociado con lo peor de la bufalería aprista, el Señor Vargas Llosa (como diría la chusca Frieda Holler) echa de menos su señorial chimenea barranquina. Fue víctima de otro peruano más pendejo. Anda a chupársela a un negro, viejo cojudo.

Basilio Auqui Salvatierra

Rosario Francisca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Sugieron aumentar a la pira lo siguiente:

- los manuales de Frida Holler

- todos los libros de autoayuda

- las mariconadas de los poetisos de los noventa

Albañil Tubero

Rosario Villamón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rosario Francisca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Propongo encender la fallida chimenea de Vargas Llosa con los siguientes especímenes:

- Los diez últimos libros del mismo Vargas Llosa.

- Todos los libros de su hijo retardado Álvaro Vargas Llosa.

- Todos los libros del rosca Bayly

- Los últimos diez libros del borrachín Bryce Ekenaiki

- Los textos escolares repletos de erratas que han eyectado los apristas.

- Los libros de Ampuero, Cueto, Roncagliolo, Thays y el mamotreto de Pirulo.

Simbólicamente por supuesto. Ya veo que me acusarán de Torquemada.

Besitos,

Rosario Villamón

Anónimo dijo...

Esto se pone caliente, Comandante, la Secta Criolla no le perdonará a usté ni a Goyito, la afrenta al Sumo Sacerdote de la Literatura Colonial.

Me pregunto, Marito perderá el sueño por este humilde blog libertario?

Me late que si, Pirulo ya lo debe tener al tanto de lo que por aquí se comenta.

Ardiles Giles

Anónimo dijo...

Tan simple como eso: cualquier poblador de los andes lo sabe, ABRE LA TRAMPA, HUEVOTRISTE, si no la chimenea no funciona.

T.T.

Anónimo dijo...

Pirulo es un miserable mequetrefe y un arribista hijo de puta

Anónimo dijo...

Disculpen, disculpe... ¿Quién es Pirulo?

Por ahí escuché o leí que probablemente sea el alter ego de un profesor humilde pero rabioso que labora en un pueblito perdido de oeste norteamericano?

Pobre hombre, debe estar loco por el frío y la terrible soledad a que ha sido sometido.

Toti Giampietri