sábado, 15 de noviembre de 2008

POEMA (OPORTUNISTA) DE DERECK WALCOCK A OBAMA

Es verdaderamente lamentable la actitud pavloviana de ciertas personas para mostrar sus preferencias políticas o sus devaneos circunstanciales en relación a algún candidato (he tenido vergüenza ajena con unos blogeros que no sabían qué hacer para que sus lectores se inclinen o voten –en el caso de que pudieran votar- por sus postulantes preferidos). Recordemos a Tongo haciendo una canción (y el ridículo) en el cementerio mientras enterraban a Belaúnde. Y quien se acuerda de esa cancioncita al renegrido Fujimori en constante campaña para la re-re-re-elección. Todavía resuenan los babeos de ese grupete “No se quién y no sé cuántos” de Raúl Romero, los halagos de la cumbiambera y bataclana Ruth Karina junto a otras que nadie recuerda; y Rossi War, quien luego se disculparía (lo mismo que hizo “Cachuca” de los “Mojarras”, a quien muchos de sus amigos no le perdonan su época furimorense). Salvando las distancias –y mientras suena en “doble nueve” una cancioncita insoportable en ritmo reggae dedicada al presidente negro-, Derek Walcott, el premio nobel de literatura, nos entrega este poema a Obama titulado “Cuarenta Acres” en alusión a los cuarenta acres y una mula a que tenía derecho todo esclavo liberado después de la Guerra Civil norteamericana.
En realidad es larga la lista de escritores que han comprometido su pluma con una posición política, muchos de ellos buscando beneficios o prebendas. De seguro, muchos dirán y los escritores que han endosado su pluma y su lengua a la revolución comunista. Sí pues, lamento, también, esto último (el binomio García Márquez-Fidel Castro no es de mi agrado). Sin embargo, ellos tenían más búsquedas idealistas que crematísticas, había eso que llaman “sensibilidad humana”, cierto "compromiso social", por lo menos en su mayoría.
Ahora, alguien me puede decir, luego de la elección de Barcack Obama como presidente de Estados Unidos, qué es lo que tiene que celebrar el zambo politiquero José Luis Risco o la patizamba fujimorista Moyano o la "morena zurda de oro", Cecilia Taith, quien invirtió un montón de dinero durante años en tratar de que su cabello luzca lacio (que no nos venga con el cuento del modelaje).
Recuerdo que en la época de Fujimori y cuando los jóvenes estaban agolpados en la calle Olaya protestando contra la arremetida del dictador, y cuando la policía nos tenía cercados, apareció Anel Towsend para decirle a este blogger y a otros compañeros anarquistas, entre los que estaban el chato Víctor, Viruta, César N, etc., que había que hacer arte, poesía, música “a favor de la causa”. Y es que los politiqueros y los oportunistas son como hermanos siameses, se entienden, se protegen, se lanzan miradas y lamidas de perro. Todo un espectáculo lamentable.

Bueno, escribir sobre esto da ganas de vomitar, mejor lo dejamos ahí.
El texto llega gracias al suplemento “Radar”:
Cuarenta acres. Poema de Derek Walcock a Obama

De todo el desorden surge un emblema, un grabado
un joven negro al amanecer de sombrero de paja y overol,
emblema de una profecía imposible, una multitud
que se divide como el surco que ara la mula,
abriéndose para su presidente: un campo nevado de algodón
de cuarenta acres, cuervos con augurios predecibles
que el joven granjero ignora por sus ancestros
de pelo de algodón, nunca olvidados, mientras en una rama hay
una tensa corte de lechuzas anteojudas y, en el borde lejano del campo,
un espantapájaros le gesticula y patea con bronca.
El pequeño arado sigue en esta página de renglones pasando
la tierra que gime, el árbol de linchamientos, la negra venganza del tornado
y el joven granjero siente el cambio en las venas,
en el corazón, los músculos, los tendones,
hasta que la tierra queda abierta como una bandera y la luz segurade la aurora toca el campo y los surcos esperan al sembrador.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Rodolfo, me contaron que vieron a Faverón disfrazado de negro y con una gorrita alentando a Obama, qué ridículo es este señor que encima te quiere critica a tì...jaj jaja qué risa da ese señor...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Dejen ya a Tavito... más se ocupan de él, más importancia cree tener.

Ocupémonos de lo principal: LA MIERDA APRISTA QUE HA INFESTADO NUESTRO PAÍS EN COMPLICIDAD CON EL FUJIMONTECINISMO NEOLIBERAL Y LOS CHILENOS QUE SI NO COMPRAN TODO PIURA ES PORQUE HAY RESISTENCIA CAMPESINA.

Cantuteño

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Rodolfo:
Entre los negros o aquellos que tienen ascendencia negra hay una especial familiaridad .
Por eso, cada vez que se encuentran, aunque no se conozcan o nadie los haya presentado siempre se saludan.
Eso siempre me ha llamado la atención.
Un día se lo pregunté a mi amigo que es como èl dice a "black man" y me comentó:"Es como encontrar a un pariente lejano porque todos venimos del mismo lugar".
Debo suponer que en todo el mundo la reacción ha sido similar luego de la elección del "cuero" Obama.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leo Zelada Grajeda dijo...

Díselos a casi el 99% de la intelectualidad peruana que se quedo callada o criticando en tono bajo durante los 90s bajo la dictadura de Fujimori. Solo a mediados de l998 cuando era casi un hecho que la dictadura caía comenzaron casi todos esos supuestos demócratas a protestar y hablar. Recordemos que la San Marcos empezamos desde 1992 a enfrentarnos a la dictadura en las calles. Por eso desprecio tanto la intelectualidad y el universo literario limeño. Amo mi país. Pero a esa gente nunca la considere peruana.

RODOLFO YBARRA dijo...

Comparto tu desprecio, Rubén. Como están las cosas parece que vamos a retornar a la misma situación de inicios de los noventas. Hay que estar atentos.

Anónimo dijo...

También comparto plenamente el desprecio hacia la "intelectualidad" criolla. El problema es que este montón de mierda autotitulada intelectualidad, es embustera, clasista, racista y COBARDE, tal como lo demostraron durante el fujimorato y ahora vienen a dárselas de demócratas.

Basilio Auqui

Anónimo dijo...

¿Nombres?

El viejo carcamán y apristón que organiza veladas pro "choledad" en la Biblioteca Nacional, el Hugo Neyra.

Anónimo dijo...

Hugo Neyra fue, es y será un OPORTUNISTA en toda la acepción de la palabra.