jueves, 18 de septiembre de 2008

“LOS GRANDES DESCUBRIDORES” DE LA CONTRACULTURA (I)



A propósito de un artículo presentado en “Puente Aéreo” donde se me invita a dejar mis comentarios como si uno no se diera cuenta de que el bife que se le ofrece al lobo estepario (pobre Harry Haller, la soledad, el esplín y el hambre cultural no son las únicas necesidades de estos tiempos) es solo una trampa para convertirlo en carne de cañón, en flanco de los anónimos que como Jekyll-Hyde se apodera satánicamente de los comments para descargar toda una caserina y un emplasto verborreico que no me hará daño (a mí los insultos me resbalan como jabonosa porque aún conservo una pátina de cartesianismo que funciona como campo magnético. Aro protector o campana protectora le llaman los místicos), pero que tergiversarán mi discurso y mis palabras formando una entropía y al final el clásico insulto para los que cuadran en el común denominador: “posero” (“poser” dirán los turiferarios), como si con esa palabrita pudieran enterrar una vida de lecturas, activismo, solidaridad participativa, debate permanente y sobre todo consecuencia, que, al parecer, es una palabra subversiva que muchos quisieran que tuviera castigo penal, o, por lo menos, moral; pero como su propulsador (o sea Faverón, adláteres y Cía) se equivocan rotundamente.

El año 2004 organicé un evento “contracultural” de 4 fechas en el Instituto Británico de Miraflores –de seguro mis detractores, los anónimos autoexcretados por el miedo, me van a querer sepultar con insultos raquíticos y pocos creativos por usar la palabrita consabida o por “realizar acciones” en un local auspiciado por el imperialismo inglés (incluso me han acusado por ser “inconsecuente” y tener un blog que es manejado, como todos saben, por el sello capitalista Blogspot. Ya he explicado este asunto en un comentario y no me voy a detener aquí). No obstante, es bueno recordar que la contracultura encuentra los pequeños espacios libres (de impuestos, de miradas lascivas y de responsabilidades con respecto a una sociedad cínica y antropófaga) para seguir reproduciéndose, a veces en forma de tumoraciones (enquistamiento underground) con respecto a una cultura oficial u oficiosa-. El forum se tituló, pese a mis contradicciones y a mi visión caótica, antisistémica y pesimista: “La aniquilación de las contraculturas”.
Como nunca me he creído adalid de nada y mi humildad me permite ver la realidad (y no encerrarme como algunos en una torre de marfil conceptual para satisfacer necesidades digestivas o catárticas), decidí invitar a otros (o)ponentes para que se ocuparan de algunas de las áreas de la contracultura del cual se iba a tomar asunto. De esta forma se establecieron los títulos para cada fecha con su respectivo (o)ponente: “Rock y contracultura” con el escritor y especialista en rock, Arturo Delgado Galimberti. “Literatura y contracultura” con el narrador Dante Castro. “Artes Plásticas y contracultura” con el pintor y activista Herbert Rodríguez; siendo yo el encargado de hacer las presentaciones respectivas, las introducciones y, también, la conferencia que tenía por título, el mismo de todas las conferencias, o sea: “La aniquilación de las contraculturas”.
Antes de entrar en este asunto quisiera hacer primero una aclaración: No existe una definición exacta de contracultura, en definitiva hay muchos teóricos que han ido construyendo sus conceptos en beneficio de ciertos criterios o de ciertos intereses (no voy a negar que la formalidad cada cierto tiempo quiere teorizar sobre la contracultura para entenderla y absorverla). Hay autores, algunos politizados unos más que otros; sin embargo, se puede decir que hay un ala radical (los anarco radicales o los anarco izquierdistas panfletarios y casi al margen de la ley. Muchos quisiera que yo estuviera en este level, lamento decepcionarlos por razones herméticas, new age y cierto anticolonialismo mental y la búsqueda de conceptos más nativos, menos cercanos al cemento y a los vómitos de una sociedad post industrial con las horas contadas, aunque no voy a negar que algo de todo esto me toca) y un ala derechista o fascista de la contracultura (en el que encajan, por ejemplo los skin heads y ciertos grupos armados neofascistas o seudoracistas, cuando no grupos que propugnan la limpieza social, xenofobia y un montón de tonterías más que las “sociedades democráticas” combaten como “lacras sociales”. Para quienes quieran entender mejor esta realidad habría que revisar el libro de Luis Brito sobre las contraculturas (para los entendidos recomiendo leer también “Abrapalabra” que es el antecedente más cercano que por aquí tiene Cesitar Gutiérrez, ojalá que él lo haya leído y entienda por donde va el asunto cuando de vanguardia se trata) o de repente darle un vistazo a la película “Historia Americana X”, sobre todo en las escenas de la cárcel donde los skind heads violan en el baño (nada creativo este asunto) a uno de sus miembros por juntarse con un negro (níger, maldito níger) ¿? No está demás apuntar que los latinos son la lacra que provee de drogas y otros vicios a los otros bandos. Aquí sería interesante revisar por qué ciertos grupos de negros organizados como los Black Panthers son considerados como grupos contraculturales. Creo que señores profascistas o representantes de la formalidad cultural como en “Los Norteamericanos” de Roger Peyrefitte (novela que tangencialmente analiza y da repaso a los movimientos contraculturales de Estados Unidos de los sesenta y principios de los setenta), dudarían de esta afirmación; pero eso a nosotros no nos va a importar, como no nos debe importar si alguien confundido en sus teorías quiere hacer pasar a un anarquista o activista consecuente con un borrachín culturoso de cantina, o quieren confundir a Stokely Carmichael, beligerante orador de los panteras, con un negro hablantín paquetero de “La Victoria”).
El segundo punto es que los conceptos envejecen tan rápido como son establecidos, por ejemplo los hippies -la corriente sesentera “paz, amor y flores” y sus pontifices teóricos con Allen Ginsberg, Aldous Huxley, Timote Leary y Tom Watts- fueron absorbidos –con LSD y todo- por el establishment -pasteurizados y homogenizados en un doloroso y traumático proceso (al menos para los que se mantenían honestos en sus posturas) que tuvo como árbitros a las grandes industrias y a los grandes almacenes- en yuppies; así como los punks acusados de un cinismo que no logro comprender, sobre todo con los punks que al final decidieron hacer dinero a costa de las arrugas en sus propios rostros. Los Sex Pistols son más que una vergüenza, son no el mayor descaro, ni el cinismo de un juventud rebelde e iconoclasta, sino la crematística más ruin y pedante.
Así estos punks de mediados del setenta fueron destazados y convertidos en muertos vivientes metamorfoseados y convertidos ahora –aunque muchos no lo crean y luego de un proceso de evolución lamentable- en tristes EMOS que no saben qué quieren, ni a dónde van (dicen que entienden sólo del dolor, no importa quien se los propine ni qué tanto tengan que sufrir al vestirse de negro o con ropas fuera de estación y ese ridículo toque de color rosado en sus prendas para reinventar un derecho a las libertades u opciones sexuales que, ahora –oh horror- tienen que pasar por la vergüenza y la destrucción del decoro (conste que en lo particular estoy contra los afeites, el recorte militar de cabello, los alineamientos de la camisa dentro del pantalón, los zapatos lustrados al duco, etc., etc., y todos esos órdenes que en el Perú no han encontrado mejor retrete que “Ese dedo Meñique”) . Hace poco he visto pequeñas hordas de jóvenes andróginos vestidos como vaqueros y con pañuelos en la cara como si fueran cuatreros de la época de la independencia norteamericana y la guerra de secesión. Tanta ridiculez solo es posible gracias a la masmedia cloacal, allá ellos (los miro desde lejos y me preocupa que sean seres vacíos en una época en que hay mayores respuestas, no obstante que se les considera la prolongación manifiesta de una movida contracultural que alguna vez tuvo representantes más dignos), y quizás a la falta de teóricos que puedan enrumbar a las ovejas descarriadas. No obstante la contracultura sobrevive en pequeños grupos, en pequeñas segmentaciones sociales tratando de evadir responsabilidades con respecto a un sistema decadente y caduco que obliga a sus ciudadanos a cumplir reglas (trabajar, estudiar formalmente, casarse, tener hijos, pagar cuentas, rentas y “comprarse” una refrigeradora. Aparte de hacernos cómplices de los crímenes que en nombre de la “democracia” y en nuestros nombres se realizan. Todo ese insulso mundo insano, estéril y esclerótico que busca la cosificación del hombre, su estupidización total o su doblegación y rendición para acelerar el proceso productivo y mantener en regla la sociedad excrementicia como lo llama el novelista Benedeti).
Por eso cuando el señor académico Gustavo Faverón dice –y lo cito a pesar de que por ratos se desgañita misma teenagers con elucubraciones maniqueas proclives más a la destrucción que a la construcción, más al palabreo que la elucubración, más a los puntillamientos que al razonamiento agudo y al diálogo horizontal-:
“Hace exactamente cuatro décadas, en 1968, Theodore Roszak, un norteamericano de origen polaco, acuñó el término "contracultura" como la categoría central para su estudio de ciertos movimientos estéticos y de oposición política surgidos en Estados Unidos y algunos países de Europa occidental durante la década del sesenta. El libro se llamaba The Making of a Counter Culture.

Aunque quienes hoy reclaman para sí la etiqueta de "contraculturales" no quisieran enterarse de este dato, lo cierto es que Roszak era, y es, un scholar, es decir, un académico, que hasta el día de hoy recibe su sueldo puntualmente de una universidad estatal norteamericana: California State University, at East Bay”.

Simplemente queda decir que no nos interesa enterarnos quien motejo a los grupos vanguardistas o quien se encargó de darles partida de nacimiento cuando es obvio que estos grupos existieron antes de que alguien se diera cuenta, antes de que alguien tocara la alarma o lo pusiera con los brazos amarrados y una mordaza para que el resto les arrojen las piedras que el mismo sistema entregaba –y entrega- para que no jodan el normal desenvolvimiento de una sociedad alocada y estúpida. Decir que América empezó a existir porque Colón la descubrió es tan estúpido como decir que Roszak descubrió a los grupos contraculturales por el solo hecho de acuñar esta palabrita; y si hasta ahora este señor académico recibe un sueldo de su universidad patrocinadora, no son los grupos contraculturales los que tienen que pedirle cuentas, ese es su problema y el problema de quienes quieran recordarlo. A mí me da igual que sea él o que sea, por último, Gustavo Faverón quien haya acuñado la expresión “contracultura”. (¿Qué es lo interesante en todo esto?).
Para mí entran en el concepto contracultural grupos como el Taky Onkoy (Chocné seguirá siendo un farol) o como los grupos del siglo xvii y xviii –dizque masónicos por algunos poco informados- que se reunían (conspiraban) para resistir la invasión española, no me interesa que el término lo haya puesto Roszak (de seguro lo tiene registrado y cobra prebendas y regalías por este término, cuestiones del sistema que sabe premiar a los vivazos fenilcetonúricos, a los que estafan con cojudeces o con palabritas que no desentonan con los vientos comerciales de estos sufridos tiempos).
Considero que no es necesario estar pregonando que se tiene una teoría contracultural, eso hay que dejarlo a los poseros, a los que quieren impresionar con un discurso armado con datos de Google, con habilidades del mouse: copy /paste. Ser consecuentes nos obliga a enfrentar al sistema con las armas del sistema. No nos debe interesar ser reconocidos o airear una teoría con la mano en alto para que no nos confundan con borrachines larvarios o con personajillos salidos de una mente enferma; quizás esos borrachines o hasta el mismo aserrín valgan más que esos críticos que se llenan la boca con discursos redivivos, reaccionarios y antihumanos.
Pero como dicen los marxistas: es el mismo sistema quien produce sus propias contradicciones (primera ley dialéctica: “unidad y lucha de contrarios” a partir del cual se establece todo movimiento y cambio en la naturaleza), por eso el día de ayer en una noticia propalada por la agencia AFP (mientras se derrumbaba otro monstruo financiero (AIG), resucitado con electroshocks y descargas monetarias procedentes de diferente países que no quieren que el modelo se desbarranque por el horror al vacío y a la pérdida de lo que entendemos como orden. ¿Por qué no hablas de estoFaverón?) un ciudadano español de nombre Enric Duránd, confesaba haberles robado “a los bancos que nos roban”, nada más y nada menos que 492 mil euros, fraguando datos para permitirse préstamos (para pagar cuentas inexistentes y refaccionar su casa, al parecer inexistente) con los que ha editado un número único de una revista antisistema titulada bíblicamente: “La Crisis”, la cual, en un tiraje de 200 mil ejemplares, está siendo distribuida gratuitamente en Cataluña y otras partes de España por un ejército de voluntarios. He ahí una pequeña diferencia entre lo que es un acto delincuencial y lo que es un acto de reivindicación y de lucha contra un sistema aberrante, caduco, decadente y por ratos esquizoide (defendido por intelectualoides caducos, decadentes y, también, esquizoides), aunque las leyes burguesas sólo quieran ver el lado (nada) amable de la moneda.
Como era de esperarse Enric Durand ha pasado a la clandestinidad.
Para los críticos oportunistas va a ser como una estocada en el corazón que yo apunte –así como se apunta que los skind heads son contraculturales- que los miembros del subversivo MAP (Movimiento de Artistas Populares) organismo de fachada artístico del PCP-SL, cumpliendo ciertos requisitos, que en su momento lo tuvieron, tendrían que ser considerados contraculturales (ideología, actitud combativa con respecto a los mainstream culturosos, no repetición de los cánones burgueses; participación activa y “afectativa” en relación a los grupos culturales de los ochentas. Recuérdese que el rock subterráneo tuvo que lidiar por mantenerse independiente frente a la arremetida ideológica de senderistas con corte punk y chalina al cuello que volanteaban presurosos en los conciertos de la época y debatían al aire libre sobre la situación insostenible del Perú del primer Alan García).
Pero esta pequeña nota no quiere hacer toda una historia y un análisis explayado sobre las contraculturas, he intentado en varios ensayos darle forma a este concepto. He debatido con activistas políticos, ecológicos y religiosos, la mayoría de veces me he dado cuenta que estos debates solo sirven para intercambiar información o en el mejor de los casos para intentar lazos de cooparticipación con respecto a una problemática en especial. Debatir sobre contraculturas para un público más abierto (que no se reclamen más que miembros de una sociedad que los niega y los ignora) es, hasta cierto, punto estéril, porque los mecanismos de resistencia psicológicos (y las rutinas de sus vidas establecidas por el guión del mercado) les va motivar a rechazar cualquier concepto que ponga en duda o “amenaze” la “normalidad” de sus vidas. Quizás por eso la mejor forma de proteger a los movimientos contraculturales no está exponerlos a la luz de las críticas (críticas que están lejos de contribuir a un movimiento contracultural) sino en dejarlos hacer lo que saben bien y a escondidas, mientras van minando el mundo aparente lleno de recibos de pagos y obligaciones inventadas. Un mundo que por lo que hemos visto los últimos días no puede vivir sin una bolsa de valores.
Les dejo con una una cita de Peyrefitte, pg. 491 de “Los Norteamericanos”:
“-Pero a veces salgo, para casarme con una negra o con una idea. Debemos desposar una idea de cada ideología: una idea de Mr. Hunt o de la John Birch Society, pro no las ideas de la John Birch Society o de Mr. Hunt; una idea del Che Guevara, no sus ideas; quizás hasta sea posible un pensamiento de Mao, la mitad de uno de Marcase. De tal modo seremos siempre jóvenes y siempre inteligentes. Tendremos sin cesar la edad de los que matan o se dejan matar, pero nunca la de quienes los miran hacer.”

37 comentarios:

Anónimo dijo...

POR FAVOR, AQUÍ TIENES UN GRAN TEMA: LA AMISTAD VERGONZOSA DEL POETASTRO MIRKO LAUER CON EL CHANCHO GARRIDO LECCA EL PEOR MINISTRO DE SALUD DE NUESTRA HISTORIA. HAY QUE VER CÓMO SE ECHA LA REPÚBLICA, MANEJADA POR EL INTRASCENDENTE VERSIFICADOR, CON EL CASO DE LA HUELGA MÉDICA, Y NO LÉAN SI SON AFECTOS A LA VERGUENZA AJENA, EL MISERABLE PRÓLOGO LAMBISCÓN QUE LE ESCRIBIERA LAUER AL LIBRO DE PSEUDOCUENTOS DE GARRIDO LECCA PUBLICADO POR LA "COMBATIVA" CHACHI SANSEVIERO. EL DIABLO LOS CRÍA Y LOS JUNTA A ESTOS PERROS, EN EL FONDO DE LA LIBRERÍA EL VIRREY, CLARO.

magnun 44

Anónimo dijo...

bien ybarrex, otra vez dejas sin piso a los profesoruchos de el EE UU más escondido y frío!

el que barre dijo...

"..quizás esos borrachines o hasta el mismo aserrín valgan más que esos críticos que se llenan la boca con discursos redivivos, reaccionarios y antihumanos."

Buena ibarrex, le hiciste comer todo el aserrín de cantina al profesorucho ese de jail school.

Anónimo dijo...

NO SÉ POR QUÉ ME CENSURARON ESTE COMENTARIO EN PUENTE AÉREO

ayer compré el primer tomo de Bombardero en editorial Norma. No sé cuál es el lío aquí pero de verdad me parece que han perjudicado la novela. Y no precisamente porque la hayan partido en tres, aunque que es raro que el autor, tan detalloso con su libro, haya permitido eso; sino porque

Bombardero Norma no ha conservado el soporte físico y el brillo de la primera edición, obviamente para sacar un libro "vendible" de 25 soles. Realmente la propuesta pierde contundencia con esa edición de Norma de papel barato y diagramación "pasapiolista". Estoy seguro que el autor está de acuerdo conmigo aunque no lo diga. La primera edición es de muy lejos la mejor.

Anónimo dijo...

FAVERÓN NO CENSURES A LA GENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
SOLO ACEPTA LOS QUE LE SIGUEN EL JUEGO Y LOS QUE INSULTAN AL COMPAÑERO IBARRA.

PUERTO ARIO TRAFA

el duro dijo...

Jarol estafador devuélveme mi plata. Tus horas están contadas

desde "Un duro Despertar"

Anónimo dijo...

ese pata hace meses que repite que las horas del chancho están contadas, paloméalo ya y no vengas a joder acá, florero!!!

Anónimo dijo...

fuck you, Faverón y Lauer, assholds judíos, morte, morte!!!!!

UNABOMB

Anónimo dijo...

la amistad de garrido-lecca y lauer viene de muy lejos, cuando el chancho era búfalo en la garcilaso e invitaba al poetastro a leer allí, la única universidad donde ha leído ese engañado de lauer, poeta para los apristones del salón del fondo de El Virrey, junto con Oquendo y Montalbetti. Enemigos del pueblo!!

Anónimo dijo...

Garrido, de seguro, es un pésimo escritor; lo juro con solo saber que la huevada esa de película del dragóncito es una copia del patito feo; pero Lauer sí es un buen poeta y eso no se lo quitará ni un apoyo incondicional a Chávez, Bush o a García. Y para mí, Lauer sí está para el canon. Para una lista de veintitantos, claro, porque en una lista corta sí que no entra.

Anónimo dijo...

FAVERON PONE A YBARRA EN SU SITO Y EL MOSTRO SE QUEDA EN SILENCIO:

Rodolfo Ybarra empieza su laberíntica y larguísima respuesta rememorando que alguna vez, cuatro años atrás, organizó en el Instituto Británico un fórum titulado “La aniquilación de las contraculturas”, y menciona a los expositores: Arturo Delgado, Dante Castro, Herbert Rodríguez y él mismo.

No dice qué ideas se intercambiaron en el fórum, de modo que resulta imposible responder a ello, y, en vista de que nada se explica, la sola mención acaba por ser un saludo a la bandera. Pero, en fin: imagino que es un recurso para validarse como conocedor del tema. No voy a comentar el hecho de que la contracultura crezca a expensas de la Corona Británica: supongo que es el modus operandi de lo subversivo. (Pero, entonces, ¿por qué le irrita a Ybarra que otros acepten becas o trabajen en universidades extranjeras?).

Más adelante, hay que decirlo, Ybarra nos da la pauta de por qué el contenido del fórum no le resulta digno de mención: dice que los debates sobre contracultura, fuera del grupo de quienes se reclaman parte de ella, son “estériles”. Bien: Ybarra acepta lo que dije sobre la mal llamada contracultura peruana: ha optado por encerrarse en sí misma y con ello abandona toda posibilidad de transformación real.

Luego, el ensayista sostiene que “no existe una definición exacta de contracultura”, y que las teorías contradictorias abundan. Acusa a los teóricos de especular sobre la contracultura por interés: porque quieren absorberla y vaciarla de sentido. Al mismo tiempo, sin embargo, Ybarra confiesa ser uno de esos teóricos, uno más bien derrotado por el tema que ha tratado de entender inútilmente: “he intentado en varios ensayos darle forma a este concepto”, escribe. Y a pesar de la dificultad, sigue tratando: su ensayo da varias pistas tentativas de lo que entiende por contracultura. Sus ejemplos son interesantes: dice que el Taki Onqoy era contracultural, y eso, pese al anacronismo, valdría la pena revisarlo. Luego añade a la lista a los masones que “conspiraban para resistir la invasión española” en el siglo XVII. No tengo ni la más lejana idea de a qué se refiere.

Más adelante dice que hay contracultura anarco-radical y anarco-izquierdista panfletaria, cuasi ilegal; también dicen que hay contracultura de ultraderecha, y menciona (como lo hice yo) a los skinheads y a los neofascistas. Asimismo habla, como yo, de los hippies, y anota que sus “pontífices teóricos” fueron Allen Ginsberg, Aldous Huxley, Timothy Leary y alguien a quien identifica como Tom Watts y que probablemente, aunque puedo equivocarme, sea Tom Waits. (El problema es que, aunque se pueda aceptar a Ginsberg y a Leary e incluso a Huxley como tótems adorados por los hippies, Tom Waits empezó a publicar su música cuando el movimiento hippie estaba terminando, así que el misterio de lo quiso decir Ybarra continúa).

Otro pequeño anacronismo: dice que los hippies se vendieron al sistema para convertirse en yuppies: se trata de dos generaciones distintas, y la relación de identidad que quiere establecer Ybarra entre los miembros de una y otra no funciona ni siquiera metafóricamente. No menos absurda es la genealogía que establece entre punks y emos (a los que parece despreciar por alienados y “andróginos”, en un giro sorprendentemente conservador para un contracultural).

Por último, sostiene que la contracultura permanece en pequeñas “segmentaciones sociales”, en grupos que tratan de mantenerse al margen de la “cosificación” y la “estupidización” propias de la sociedad contemporánea. Lamentablemente, no menciona los ejemplos que parece anunciar, mucho menos en el caso del Perú de hoy. Salvo por uno: el Movimiento de Artistas Populares de Sendero Luminoso.

Curiosamente, es al hablar de ese grupo de fachada seudocultural de Sendero Luminoso cuando Ybarra más se aproxima a dar una definición de lo contracultural: “ideología, actitud combativa con respecto a los mainstreams culturosos, no repetición de los cánones burgueses, participación activa y ‘afectativa’ en relación con los grupos culturales de los ochentas”.

Por supuesto, no voy a hacer hincapié en la empatía con que Ybarra se refiere al Movimiento de Artistas Populares de Sendero Luminoso. Tampoco voy a incidir en las dudas que a cualquier lector le puede causar el hecho de que un movimiento criminal que buscaba la destrucción efectiva de una cultura (en los Andes, Sendero Luminoso intentó extirpar enteramente la organización comunal de los pueblos indígenas) sea considerado por Ybarra “combativo” en vez de homicida.

Más bien, me quiero detener en el primer rasgo que Ybarra enumera: “ideología”. Y no lo hago para señalar lo evidente: que la ideología de Sendero Luminoso no era ni de resistencia ni de radicalización al lado del pueblo, ni mucho menos liberadora, sino pura y simplemente aniquilante y destructiva con miras al posterior diseño de una sociedad totalitaria y, por tanto, enteramente vertical. Tampoco lo hago para señalar que la ideología de Sendero Luminoso era básicamente el maoísmo y que el maoísmo ha sido pensamiento hegemónico en sociedades policiales.

Lo hago, simplemente, para observar que Ybarra concuerda conmigo (a pesar de que yo nunca pondría a Sendero Luminoso como un grupo contracultural) en la idea de que uno de los rasgos que hacen contracultural a un colectivo es el hecho de regirse por una ideología. De hecho, los dos posts míos a los que Ybarra quiere responder con este ensayo tenían como centro la idea de que lo que en el Perú llamamos contracultural no lo es en verdad porque, precisamente, carece de cualquier ideología reconocible.

Al abstenerse Ybarra de explicar esa ideología (que no puede explicar porque no existe) y simultáneamente indicar que la ideología es un rasgo indispensable de lo contracultural, Ybarra no hace otra cosa que darme la razón: donde no hay ideología no hay contracultura; Ybarra y sus amigos “contraculturales” son un fraude.

Ybarra escribe: “considero que no es necesario estar pregonando que se tiene una teoría contracultural, eso hay que dejarlo a los poseros”. Lo que sucede es simple, pero Ybarra no lo comprende: no se trata de “pregonar” una ideología. Se trata de pensarla, entenderla, convertirla en praxis y, también, de ser capaz de explicarla, aunque sea mínimamente. Mientras Ybarra no tenga la capacidad de hacerlo, su pantalla “contracultural” no deja de ser un gesto escandaloso sin sentido alguno.

Afortunada o desafortunadamente, Ybarra anuncia una segunda parte de su ensayo, en la que sin duda, por fin, entrará en el tema. Crucemos los dedos.

Anónimo dijo...

Lauer para el canon? para el canon minero, será, oye, despistado, ni como analista político la hace, ya viste su columna de hoy? se hace el sueco con la cagada que ha hecho Garrido Lecca. no hay nadie que valga en su grupo, NI SIQUIERA LA COMBATIVA CHACHI SANSEVIERO, QUE POR UNOS VERDES LE PUBLICÓ EL MAMARRACHO AL CERDO MINISTRO DE LA INSANÍA, QUÉ VERGUENZA ESA TIRA DE MAFIOSOS APRISTONES, JUNTO CON MONTALBETTI Y OQUENDO, AJJJJJJJJJJ

magnun 44

Leo Zelada Grajeda dijo...

Rodolfo la contracultura en sí no fue una ideología, sino una actitud, un ir contra los valores predominantes, no del sistema, sino de la civilización capitalista en su conjunto.
No buscaba una representación en la sociedad, ni tenía un programa político. Salvo que te refieras a las manifestaciones radicales de la Nueva Izquierda que instrumentalizaron esta rebeldía en un ideario político. Si la contracultura se vuelve un discurso entonces deja de lado su sentido libertario. La contracultura fue un canto de libertad contra las convenciones y taras de la cultura conservadora.
Que luego la sensibilidad de la contracultura derive en discursos ideológicos que se apropien para su beneficio de su mirada renovadora y fresca, es otra cosa. Como al final lo realizo el sistema capitalista o las nuevas interpretaciones del marxismo. En ese sentido la acción critica de la contracultura, va más allá de la búsqueda del Poder, en todas sus manifestaciones.
Rodolfo. Se que tienes la capacidad para ordenar un poco mejor tus ideas y ahondar en este tema, que para nosotros es una forma de vida y para otros su nuevo juguete intelectual con el cual quieren llamar la atención.

EL SOPLETE dijo...

YBARRÓN 3
FACHERÓN 0

SE ESPERA EL TERCER TIEMPO. YA ESTÁ CALENTANDO EL GORDO SALAS, PELUCA TRISTE Y DOS MÁS

blogosfera roja dijo...

Faverón está acorralado, cuestión de tiempo nomás, querido Ibarra. Como dicen por ahí ya lo están viendo remar junto al gordo Salas o nadando uno encima de otro. Aquí los esperaremos como los pescadores, armados con palos, para darles en la cabeza.

Anónimo dijo...

LAUER, LAUER, QUE SE ME HACE QUE EL MISMO ESCRIBE AQUI SOBRE ÉL, PARA DARSE IMPORTANCIA, INSIGNIFICANTE VERSIFICADOR DE SANDECES.

MAGNUN 55

RODOLFO YBARRA dijo...

Rubén: no niego el carácter libertario de los grupos contraculturales; tampoco veo contradicción entre los que se "ideologizaron" o se alimentaron de algún "dogma" para continuar en la brega y los que permanecieron en estado "natural" (es imposible tratar de entender a todos los grupos contraculturales de una misma forma).
Creo que más que problemas de esencia son cuestiones de definiciones por eso, quizás para muchos, no hay diferencias entre "sistema" y "civilización capitalista en su conjunto".
No te olvides que tu mismo te proclamabas anarquista (en el sentido más clásico de la palabra: Propotkin, Bakunin, Malatesta, Durruti, etc.) y vestías como tal con botas, un cubretodos negro y un pañuelo rojo en el brazo.
Saludos

RODOLFO YBARRA dijo...

Rubén: no niego el carácter libertario de los grupos contraculturales; tampoco veo contradicción entre los que se "ideologizaron" o se alimentaron de algún "dogma" para continuar en la brega y los que permanecieron en estado "natural" (es imposible tratar de entender a todos los grupos contraculturales de una misma forma).
Creo que más que problemas de esencia son cuestiones de definiciones, por eso -quizás para muchos- no hay diferencias entre "sistema" y "civilización capitalista en su conjunto".
No te olvides que tu mismo te proclamabas anarquista (en el sentido más clásico de la palabra: Propotkin, Bakunin, Malatesta, Durruti, etc.) y vestías como tal con botas, un cubretodos negro y un pañuelo rojo en el brazo.
Saludos

LUCHING dijo...

ASU TODO ESTE ROLLAZO ME DA DOLOR DE CABEZA.

comentarista vetado dijo...

COMENTARIO VETADO EN "PUENTE AÉREO":

Estos comentaristas se parecen mucho a los de Puerto El Hueco. Arrojan la piedra y esconden la mano, y critican como viejas reumáticas y arterioescleróticas; sin embargo, Rodolfo Ybarra arroja su discurso como quien tira una bola de boliche sobre los palitroques de la mediocridad y la ausencia de razón. Marcador: Ybarra ha ganado por walk over

Anónimo dijo...

No te olvides que tu mismo te proclamabas anarquista (en el sentido más clásico de la palabra: Propotkin, Bakunin, Malatesta, Durruti, etc.) y vestías como tal con botas, un cubretodos negro y un pañuelo rojo en el brazo.

¿Como, hay uniforme de anarquista?

ELDA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

este COMENTARIO ME LO CENSURÓ GUSTAVO FAVERÓN EN PUENTE AÉREO:

Señor Faverón, permítame un off topic. Es vergonzoso lo que está pasando en el Perú con el ministro de Salud Hernán Garrido Lecca. Tiene un audio inadmisible donde se pinta de cuerpo entero como cavernario e indolente en el momento que despide a un allegado suyo. Y Mirko Lauer, el poeta y editorialista de LA REPÚBLICA, calla en todos los idiomas sobre ese hecho que todo el Perú ha repudiado. Solo porque Garrido Lecca es su amigo y le financia los viajes a cambio de cosas como el vergonzoso prólogo que escribió para el libro de poemas que le publicó al ministro la "combativa" CHACHI SANSEVIERO en su editorial de El Virrey. Espero su palabra sobre este tema delicado. Saludos.

Rubén Vílchez Flores

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

http://www.larepublica.com.pe/content/view/245174/559/

LA ETERNA PROMESA DE LA POESÍA PERUANA, PROMESA PUTREFACTA, MIRKO LAUER, AMIGOTE DE MAFIOSOS COMO GARRIDO LECCA Y FAVERÓN, SE VA HASTA EE UU PARA NO VER LA CAGADA QUE HACE SU JEFE EL CHANCHO GARRIDO LECCA. QUÉ VERGÜENZA!!!!!

magnun 44

Leo Zelada Grajeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leo Zelada Grajeda dijo...

Me dan risa los anonimos. A mi Pablo Guevara me parecio un buen profesor de literatura pero no un gran poeta.
Rodolfo, la critica a la civilización capitalista en su conjunto engloba algo más que una critica a un sistema economico-social. Si la contracultura se vuelve ideología es entonces cuando empieza su incorporación al sistema,asi sea con un discurso critico.
Tu lo has dicho, cuando era "A" verbo pasado. Al final me di cuenta que el anarquismo era un discurso mas como lo fue en su momento el marxismo. No me arrepiento de lo que fuí. Pero la madurez te hace ver en su exacta dimención las cosas.
Lo que nunca uno debe dejar es la mirada critica .


Saludos.

tvbruto blog dijo...

vea en video, quién es el "matador" de la blogosfera: http://tvbruto.blogspot.com/2008/09/video-contracultural-el-matador-de-la.html

RODOLFO YBARRA dijo...

De acuerdo Rubén, creo que la madurez real -no la que dan los años, sino la lectura y el repaso crítico sobre una realidad, la "aceleración" sobre lo aprehendido- nos entregan una visión superada de lo vivido en la primera juventud; pero acuérdate que la madurez también nos permite ser menos rígidos con los nuevos conceptos o con visiones diferentes a la nuestra.

RODOLFO YBARRA dijo...

Anónimos: si no son capaces de argumentar, mejor será que se queden sin comentar nada. Ya estoy cansado de insultos sin creatividad, propio de fronterizos que confunden su boca con su ano.

A ese anónimo que no sabe nada de las "camisas negras" o de las "sábanas" del Ku Kux Klan o de los "gamberros" con casaca de cuero, mejor absténgase de criticar.

RODOLFO YBARRA dijo...

Ladrón doblemente armado: Ya sabemos tu discurso sobre Leo Zelada. No te parece que es hora de argumentar?

EL LADRÓN DOBLEMENTE ARMADO dijo...

querido ybarra ¿qué es argumentar? tu censura es argumentar? probablemente sí ...como mis insultos a tan inefable personaje, cuando digo que ese crápula te hace decir que era una anarquista porque usaba botas negras sobretodo negro y vincha roja en el pescuezo ... y todavía lo llamas contracultural y yo te dije que es un hijo contranatura del sistema más oprobioso...acaso no delató a sus propios AMIGOS? acaso mañana no estará escupiendo en tu tumba qué argumentos quieres ybarrita?

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leo Zelada Grajeda dijo...

Ybarra he estado pensando en lo que dices y tu opinión sobre la contracultura tiene un matiz distinto al mio. Bienvenida sea la diferencia.
Por otro lado mi sugerencia es que los anonimos que solo digan insultos como pasa en los blogs de Facheron, Coral o Puertoelhueco no deberian salir. Que la gente asuma sus palabras. Eso es algo que no me gustaba de Lima, el hecho de lanzar la pieda y esconder la mano.


Saludos.

RODOLFO YBARRA dijo...

Sigo tu consejo Rubén, como debes haber notado he borrado los insultos. Que los imbéciles y cobardes que insultan sin dar la cara vayan a otro lado.
Saludos

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...
Lauer para el canon? para el canon minero, será, oye, despistado, ni como analista político la hace, ya viste su columna de hoy? se hace el sueco con la cagada que ha hecho Garrido Lecca. no hay nadie que valga en su grupo, NI SIQUIERA LA COMBATIVA CHACHI SANSEVIERO, QUE POR UNOS VERDES LE PUBLICÓ EL MAMARRACHO AL CERDO MINISTRO DE LA INSANÍA, QUÉ VERGUENZA ESA TIRA DE MAFIOSOS APRISTONES, JUNTO CON MONTALBETTI Y OQUENDO, AJJJJJJJJJJ

magnun 44

sábado, septiembre 20, 2008
Leo Zelada Grajeda dijo...
Rodolfo la contracultura en sí no fue una ideología, sino una actitud, un ir contra los valores predominantes, no del sistema, sino de la civilización capitalista en su conjunto.
No buscaba una representación en la sociedad, ni tenía un programa político. Salvo que te refieras a las manifestaciones radicales de la Nueva Izquierda que instrumentalizaron esta rebeldía en un ideario político. Si la contracultura se vuelve un discurso entonces deja de lado su sentido libertario. La contracultura fue un canto de libertad contra las convenciones y taras de la cultura conservadora.
Que luego la sensibilidad de la contracultura derive en discursos ideológicos que se apropien para su beneficio de su mirada renovadora y fresca, es otra cosa. Como al final lo realizo el sistema capitalista o las nuevas interpretaciones del marxismo. En ese sentido la acción critica de la contracultura, va más allá de la búsqueda del Poder, en todas sus manifestaciones.
Rodolfo. Se que tienes la capacidad para ordenar un poco mejor tus ideas y ahondar en este tema, que para nosotros es una forma de vida y para otros su nuevo juguete intelectual con el cual quieren llamar la atención.

sábado, septiembre 20, 2008
EL SOPLETE dijo...
YBARRÓN 3
FACHERÓN 0

SE ESPERA EL TERCER TIEMPO. YA ESTÁ CALENTANDO EL GORDO SALAS, PELUCA TRISTE Y DOS MÁS

sábado, septiembre 20, 2008
blogosfera roja dijo...
Faverón está acorralado, cuestión de tiempo nomás, querido Ibarra. Como dicen por ahí ya lo están viendo remar junto al gordo Salas o nadando uno encima de otro. Aquí los esperaremos como los pescadores, armados con palos, para darles en la cabeza.

sábado, septiembre 20, 2008
Anónimo dijo...
LAUER, LAUER, QUE SE ME HACE QUE EL MISMO ESCRIBE AQUI SOBRE ÉL, PARA DARSE IMPORTANCIA, INSIGNIFICANTE VERSIFICADOR DE SANDECES.

MAGNUN 55

sábado, septiembre 20, 2008
RODOLFO YBARRA dijo...
Rubén: no niego el carácter libertario de los grupos contraculturales; tampoco veo contradicción entre los que se "ideologizaron" o se alimentaron de algún "dogma" para continuar en la brega y los que permanecieron en estado "natural" (es imposible tratar de entender a todos los grupos contraculturales de una misma forma).
Creo que más que problemas de esencia son cuestiones de definiciones por eso, quizás para muchos, no hay diferencias entre "sistema" y "civilización capitalista en su conjunto".
No te olvides que tu mismo te proclamabas anarquista (en el sentido más clásico de la palabra: Propotkin, Bakunin, Malatesta, Durruti, etc.) y vestías como tal con botas, un cubretodos negro y un pañuelo rojo en el brazo.
Saludos

sábado, septiembre 20, 2008
RODOLFO YBARRA dijo...
Rubén: no niego el carácter libertario de los grupos contraculturales; tampoco veo contradicción entre los que se "ideologizaron" o se alimentaron de algún "dogma" para continuar en la brega y los que permanecieron en estado "natural" (es imposible tratar de entender a todos los grupos contraculturales de una misma forma).
Creo que más que problemas de esencia son cuestiones de definiciones, por eso -quizás para muchos- no hay diferencias entre "sistema" y "civilización capitalista en su conjunto".
No te olvides que tu mismo te proclamabas anarquista (en el sentido más clásico de la palabra: Propotkin, Bakunin, Malatesta, Durruti, etc.) y vestías como tal con botas, un cubretodos negro y un pañuelo rojo en el brazo.
Saludos

sábado, septiembre 20, 2008
LUCHING dijo...
ASU TODO ESTE ROLLAZO ME DA DOLOR DE CABEZA.

sábado, septiembre 20, 2008
comentarista vetado dijo...
COMENTARIO VETADO EN "PUENTE AÉREO":

Estos comentaristas se parecen mucho a los de Puerto El Hueco. Arrojan la piedra y esconden la mano, y critican como viejas reumáticas y arterioescleróticas; sin embargo, Rodolfo Ybarra arroja su discurso como quien tira una bola de boliche sobre los palitroques de la mediocridad y la ausencia de razón. Marcador: Ybarra ha ganado por walk over

sábado, septiembre 20, 2008
Anónimo dijo...
No te olvides que tu mismo te proclamabas anarquista (en el sentido más clásico de la palabra: Propotkin, Bakunin, Malatesta, Durruti, etc.) y vestías como tal con botas, un cubretodos negro y un pañuelo rojo en el brazo.

¿Como, hay uniforme de anarquista?

sábado, septiembre 20, 2008
ELDA dijo...
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
sábado, septiembre 20, 2008
Anónimo dijo...
este COMENTARIO ME LO CENSURÓ GUSTAVO FAVERÓN EN PUENTE AÉREO:

Señor Faverón, permítame un off topic. Es vergonzoso lo que está pasando en el Perú con el ministro de Salud Hernán Garrido Lecca. Tiene un audio inadmisible donde se pinta de cuerpo entero como cavernario e indolente en el momento que despide a un allegado suyo. Y Mirko Lauer, el poeta y editorialista de LA REPÚBLICA, calla en todos los idiomas sobre ese hecho que todo el Perú ha repudiado. Solo porque Garrido Lecca es su amigo y le financia los viajes a cambio de cosas como el vergonzoso prólogo que escribió para el libro de poemas que le publicó al ministro la "combativa" CHACHI SANSEVIERO en su editorial de El Virrey. Espero su palabra sobre este tema delicado. Saludos.

Rubén Vílchez Flores

sábado, septiembre 20, 2008
Anónimo dijo...
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
domingo, septiembre 21, 2008
Anónimo dijo...
http://www.larepublica.com.pe/content/view/245174/559/

LA ETERNA PROMESA DE LA POESÍA PERUANA, PROMESA PUTREFACTA, MIRKO LAUER, AMIGOTE DE MAFIOSOS COMO GARRIDO LECCA Y FAVERÓN, SE VA HASTA EE UU PARA NO VER LA CAGADA QUE HACE SU JEFE EL CHANCHO GARRIDO LECCA. QUÉ VERGÜENZA!!!!!

magnun 44

domingo, septiembre 21, 2008
Leo Zelada Grajeda dijo...
El autor ha eliminado esta entrada.
domingo, septiembre 21, 2008
Anónimo dijo...
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
domingo, septiembre 21, 2008
Leo Zelada Grajeda dijo...
Me dan risa los anonimos. A mi Pablo Guevara me parecio un buen profesor de literatura pero no un gran poeta.
Rodolfo, la critica a la civilización capitalista en su conjunto engloba algo más que una critica a un sistema economico-social. Si la contracultura se vuelve ideología es entonces cuando empieza su incorporación al sistema,asi sea con un discurso critico.
Tu lo has dicho, cuando era "A" verbo pasado. Al final me di cuenta que el anarquismo era un discurso mas como lo fue en su momento el marxismo. No me arrepiento de lo que fuí. Pero la madurez te hace ver en su exacta dimención las cosas.
Lo que nunca uno debe dejar es la mirada critica .


Saludos.

domingo, septiembre 21, 2008
tvbruto blog dijo...
vea en video, quién es el "matador" de la blogosfera: http://tvbruto.blogspot.com/2008/09/video-contracultural-el-matador-de-la.html

domingo, septiembre 21, 2008
RODOLFO YBARRA dijo...
De acuerdo Rubén, creo que la madurez real -no la que dan los años, sino la lectura y el repaso crítico sobre una realidad, la "aceleración" sobre lo aprehendido- nos entregan una visión superada de lo vivido en la primera juventud; pero acuérdate que la madurez también nos permite ser menos rígidos con los nuevos conceptos o con visiones diferentes a la nuestra.

domingo, septiembre 21, 2008
RODOLFO YBARRA dijo...
Anónimos: si no son capaces de argumentar, mejor será que se queden sin comentar nada. Ya estoy cansado de insultos sin creatividad, propio de fronterizos que confunden su boca con su ano.

A ese anónimo que no sabe nada de las "camisas negras" o de las "sábanas" del Ku Kux Klan o de los "gamberros" con casaca de cuero, mejor absténgase de criticar.

domingo, septiembre 21, 2008
RODOLFO YBARRA dijo...
Ladrón doblemente armado: Ya sabemos tu discurso sobre Leo Zelada. No te parece que es hora de argumentar?

domingo, septiembre 21, 2008
EL LADRÓN DOBLEMENTE ARMADO dijo...
querido ybarra ¿qué es argumentar? tu censura es argumentar? probablemente sí ...como mis insultos a tan inefable personaje, cuando digo que ese crápula te hace decir que era una anarquista porque usaba botas negras sobretodo negro y vincha roja en el pescuezo ... y todavía lo llamas contracultural y yo te dije que es un hijo contranatura del sistema más oprobioso...acaso no delató a sus propios AMIGOS? acaso mañana no estará escupiendo en tu tumba qué argumentos quieres ybarrita?

domingo, septiembre 21, 2008
Anónimo dijo...
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
domingo, septiembre 21, 2008
Leo Zelada Grajeda dijo...
Ybarra he estado pensando en lo que dices y tu opinión sobre la contracultura tiene un matiz distinto al mio. Bienvenida sea la diferencia.
Por otro lado mi sugerencia es que los anonimos que solo digan insultos como pasa en los blogs de Facheron, Coral o Puertoelhueco no deberian salir. Que la gente asuma sus palabras. Eso es algo que no me gustaba de Lima, el hecho de lanzar la pieda y esconder la mano.


Saludos.

lunes, septiembre 22, 2008
RODOLFO YBARRA dijo...
Sigo tu consejo Rubén, como debes haber notado he borrado los insultos. Que los imbéciles y cobardes que insultan sin dar la cara vayan a otro lado.
Saludos

lunes, septiembre 22, 2008