martes, 23 de diciembre de 2008

¿PERÚ POSTMODERNO? (primera parte)

A menudo escucho hablar a ciertos intelectuales de postmodernidad (de derecha, centro o “izquierda”, para el caso da lo mismo). Hablan a lengua suelta de los paraísos radioactivos que les otorga la postmodernidad. Muy integrados ellos se dicen parte de la globalización. Celebran los letreros giratorios que adornan las grandes avenidas (sobre todo Lima y específicamente los lugares aristocráticos y pacharaquientos de Lima, se entiende; las provincias siguen viviendo en la época de las cavernas, lo que llaman eufemísticamente el “Perú profundo” languidece y muere literal y literariamente de hambre (el término exacto no es “inanición” que es una descripción sacada de lugares desérticos o no productivos), pero a estos señores les importa un comino porque siempre serán lugares de recreo, “parajes salvajes” donde irán a solazar sus pancescas humanidades cuando el espleen y el tráfago urbano los tengan hasta la coronilla); y, para justificar sus sedentarismos gregarios (ensebándose en una cháchara de la que dan cuenta sus articulillos y sus libracos para estudiantes poco informados) se reúnen entre ellos para debatir el ingreso del Perú en un gran mercado, mercado que nos trae la ilusión de la modernidad o “post” modernidad, así sea como carne de cañón, ello no importa con tal de estar ahí al lado de monstruos mercantilistas como China (que destruirá el emporio de Gamarra en menos del cantar de un gallo; esperen y verán como dice la canción) o como Estados Unidos que necesita, como un vampiro en agonía, de nueva sangre, fresca y al alcance de la mano: más combustible, más materia prima, más mano de obra barata que hierva en las maquilas. Más esclavos para las usinas del imperialismo. Hecho que celebrarán estos postmodernos de guiñol que --como decía Luis Alberto Sánchez refiriéndose a ese remedo de oligarquía-- pertenecen a la “oligarqueta”. Nadie se ha dado cuenta (o no quieren darse cuenta) de que el Perú solo exporta cerros: cerros de cobre, cerros de hierro, cerros de plata, cerros de oro, etc., un poco de gas por ahí, y unos cuantos productos frutícolas y telas que porcentualmente para el mercado internacional no significan nada. Afuera estadísticamente no existimos. Nuestro record como el cuadro de medallas de la última olimpiada es CERO. Aún así hay empresarios facinerosos que hablan del “boom de las exportaciones”, las cuentas en azul y un “fabulosos superavit” ¿¿¿??? y tantas falacias que son capitalizadas en votos de estima al que funge de presidente (¿alguien se atreverá a sacar a patadas a este delincuente?) y “conductor” de este país que ni siquiera puede ser bananero pues las bananas las importamos de Ecuador.

En efecto, nadie se ha dado cuenta que, para salir del subdesarrollo, necesitamos industrias productivas y metal mecánicas tal y como apunta Lenin. Ningún país va a salir de la miseria y el estancamiento con almacenes, o tiendas de ropa por departamento, mucho menos con empresas extranjeras que controlan los puertos o aeropuertos. Eso es una cojudez. Pero aún así las fuelles publicitarias de la postmodernidad peruviana –que conocen bien de nuestra realidad- no se callarán jamás. Y es que, en el fondo, tienen mucho que perder porque en su mayoría estos felipillos de cerebros vendidos al capitalismo, de pensamiento alquilado al mejor postor, responden a intereses foráneos, hay detrás de ellos alguna onegé, alguna entidad estatal, algún organismo que mantiene sus cuentas bancarias en azul; y en el mejor de los casos sus extracciones de clase responden a una burguesía histórica, déspota, terrateniente acostumbrada al vasallaje y entornillada en el poder o aliada con este (burguesía burocrática y burguesía compradora unidas por el vértice del desfalco y la depredación de un pueblo sometido y torturado con miedo y hambre).
Mientras tanto los felipillos seguirán vociferando sus estupideces pues para ellos nada ha cambiado desde el Aristóteles esclavista hasta los fascistas Heidegger y Jung. Pues, si entendemos bien sus posiciones postmodernas la sociedad estratificada funciona a las mil maravillas porque está sostenida en base a esclavos
Dan risa, de verdad, estos intelectualoides (desafortunadamente en el Perú todo termina en oide, así el negro no es negro, sino negroide, el blanco no es blanco sino blancoide, el chino chinoide, y el cholo choloide. Las otras derivaciones por especialización o trabajo también cuentan, por ejemplo en literatura: poetoide, narratoide, criticoide, etc., etc).
Alguien por ahí dijo que el Perú es postmoderno porque los platos típicos de este país bananero son degustados en otros países ¿? A qué cerebro esponjiforme le cave semejantes apreciaciones. Otro imbécil, Sergio Dávila, salió con el cuento de que está diseñando en Nueva York y que, por lo tanto –en el colmo de la chichada- el Perú es postmoderno porque ya nos estamos “integrando” y “codeando” con marcas como “Oscar de La Renta, Giorgio Armani, Gucci, Dolce Gavanna, etc. “Nunca me imaginé que el Perú fuese más conocido en EE.UU. por sus prendas que por su comida” sic. “Somos” 20/12/08. (El Perú es más conocido en Estados Unidos por el terrorismo, por el hambre y la miseria, y será difícil quitarnos estos estigmas).

O como ese cocinero mamarrachiento de Gastón Acurio que salta en un pie porque fue elegido en los cien personajes del año en el ranking de “El País” de España (eso es irse integrando en un mercado o, simplemente, es el “triunfo” aislado de un cocinero arribista auspiciado por la burguesía parásita y atrabiliaria). O como Gabriela Wiener que nos quiere hacer creer que sus anotaciones de quinceañera en celo van a saltar la valla de la sociedad pacata, discreta e hipócrita en que se ha convertido el Perú. Esas “sexografías” causan risa y producen no excitación sino rabia y sentimiento de justicia ante la realidad gomorresca que vivimos donde la pederastia, la violación, la prostitución, el proxenetismo, el asalto a mano armada, el secuestro al paso y las balaceras son cosa de todos los días, aparte del tráfico informe y los accidentes diarios que no tienen cuándo ni como controlarse. Es más no concebimos una Lima nocturna sin estos ingredientes, es decir sin sangre, sexo a patadas y muerte. Si eso es postmodernidad entonces podemos decir que la postmodernidad se parece a las sociedades esclavistas, o mejor a los albores de la humanidad donde las tribus pugnaban y peleaban por una supremacía en base a la fuerza y al sometimiento.

18 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

y como sabes que acurio salta en un pie con ese premio?
lo has visto? Has hablado con el?
y que pasaria si el pais te hubiese elegido a ti entre los cien?
eso si estaria bien?
digo no?

RODOLFO YBARRA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Usted tira el anzuelo y los primeros que pican son esos pescaditos caqueros o sea lo que usted llama intelectualillos de medio pelo. Salud, por estos artículos, buen Ybarra y esperamos las otras partes (porque son varias, verdad?)

Anónimo dijo...

Excelente artículo, al crudo y al seco para sodomizar a esos IMBÉCILES que creen aún en este puto sistema alienado porque un cocinero gordinflón se llena de billete traficando con los platos de guerra inventados por el Perú verdadero.

PD: Qué asco la TELETÓN, una absoluta mierda política. Particularmente me llegan al pirincho los "discapacitados", Mariátegui y Rosa Luxemburgo fueron COJOS y nunca hicieron alarde de ello, sin embargo, mira la organicidad de sus obras: Mariátegui, con todos sus errores, fue un autodidacto genial y Luxemburgo la organizadora de la Fracción Espartaquista del PCA. Maldito perro genocida Alan García y todas las perras que le celebran, puta izquierda conchadesumare que no denuncia este ASKEROSO CIRCO en que se ha convertido el corral de chanchos, putos curas pajeros pederastas que le lamen el culo al aprista por una migaja... por qué no dicen nada de las denuncias de pederastía en el San Juan de Dios (que por otro lado es una clínica tucaza, cuándo chicha han curado allí a niños realmente pobres: o eres apadrinado por una monja o una congregación religiosa o tu "discapacidad" te acompañará toda la vida, esa es la realidad de ese antro llamado San Juan de Dios), callan en todos los idiomas, la DERECHA PIZARRISTA y la IZQUIERDA ALMAGRISTA, mientras la INDIADA EMBRUTECIDA se prepara a celebrar el nacimiento de un dios PERVERSO impuesto a sangre y fuego a sus tatarabuelos, en medio de una orgía de sachaprogreso, espejuelos y chucherías chinas de factura desechable.

ASKO

Anónimo dijo...

¿Perú post moderno?

Eso lo creerán pues, los indios Ñaupari y Rimache, el cholo Thays y el cholo-judío Faverón, apoltronados en la comodidad del sistema, con sueldos fabulosos, vínculos con el poder, becas debidas al sionismo, bien instalados en mullidos sillones, qué fácil pegarlas así de liberales, criticones y socialistas, carajo... por lo menos Rimache y Thays son, el primero, un fumoncito borrachiento sin discurso político y el segundo, un pobre diablo que no da una con sus "creaciones" fallidas... pero Ñaupari y Faverón
son dos sujetos sumamente peligrosos por el doble discurso, la doble moral y el interés marcado de cambiar algo para que nada cambie.

Pichicho Bermúdez

Anónimo dijo...

MUERTE A ESOS CSMDRES QUE ATACAN ESTE BLOG COMBATIVO Y DEMOCRÁTICO. ESTAMOS CONTIGO IBARRA. GRACIAS POR DECIR LA VERDAD.

Anónimo dijo...

Admiro tu espíritu democrático. Eso es de hombres verdaderamente grandes.

CV

RODOLFO YBARRA dijo...

A ese ignorante que está enviando sólo insultos: mejor que se abstenga y no se desespere, este post solo es una introducción.

En cuanto a Acurio, me he dado la molestia de leer algunas notas sobre su nombramiento. Mis palabras no son gratuitas.

Anónimo dijo...

YBARRÓN ERES LA CAGADA. EN VERDAD TIENES UNA ÉTICA DE MIERDA, PORQUE SÉ QUE NO ERES ILUSO. SOLO UNA COSA, NO TE OLVIDES QUE EL MUNDO ESTÁ LLENO DE GENTE MALA Y TÚ ERES UN HOMBRE DEL SIGLO XVIII...

e.l.

Anónimo dijo...

de acuerdo totalmente con ASCO, buen tipo ese, genial.

Anónimo dijo...

Rodolfo, tú y Faverón son unos conchadesusmadres, joden a todo el mundo y después se hacen los cojudos. Sólo se dedican a joder y joder. Rollos y rollazos que nadie entiende. Basta de jodas. Y no borres esto si quieres que siga visitando tu blog`.

yo pes

fito favez dijo...

En el 2020 los taxistas ya no serán los caracteristicos ingenieros desempleados, doctores, maestros, etc. Ya no se dirá la cojudez esa de que tenemos los taxistas más preparados.

De taxistas tendremos ingentes cantidades ahuevonados "chefs" desempleados que cayeron en la estafa de la carrera de "la alta cocina".

luchito oink dijo...

Rodolfo no seas ganapán, ya te va a llegar tu canasta y tu pollipavo san hernando, ya no jales más la pita ¿ok?

Anónimo dijo...

y faverón se comió el panetón de un bocadón...

Leo Zelada Grajeda dijo...

Coíncido con tus opiniones. Un saludo desde Madrid. Creo que eres el unico blog que sigo del Perú. Los demás son puro eclecticismo superficial y discursos onanistas pateticos.
Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
gianfranco c. dijo...

coincido con tu comentario.. ya que mas bien es una moda o pose mas que un postura ,corriente o movimiento..ademas.. les preguntaria a esa gente

que es postmodernidad??
como son buenos eclecticos e escepticos te diran todo.. y es normal que aparescan estas corriente o sujetos , asic omo berkeley