jueves, 19 de marzo de 2009

ROSA MARÍA PALACIOS Y LOS PIOJOS

Por la mañana, en la radio, en un sintonizado programa, Rosa María Palacios (ante la llamada de un humilde padre de familia preocupado por los pediculus humanus capitis) dijo lo siguiente: “el problema de los piojos en los colegios (nacionales) es un problema de higiene y no un problema de pobreza. Hay que usar sin asco el peine patrullero, etc., etc.,” sic. El padre de familia se quedó callado, seguro pensando con qué dinero se iba a comprar el peine patrullero y el champú, y de dónde diablos iba a sacar el agua que cuesta caro y viene en cisternas. Mientras tanto la periodista seguía aconsejando muy pegada a su “manual de fisiología e higiene”, regalo de su médico particular.

Qué le pasa a esta señorona “periodista” que no se ensucia los zapatos y no sabe que en los pueblos jóvenes no hay agua entubada y la miseria es tan cruda que ni siquiera alcanza para el jabón, menos para el champú. Nadie le ha dicho que el sueldo mínimo es de 550 soles!!!!!!!! Se habrá preguntado esta señora ¿por qué en los colegios particulares la pediculosis no termina por ser un caso aislado y no una peste como es en los colegios nacionales? Qué tiene que ver aquí el asunto de la higiene. En realidad muy poco. Sin elementos básicos (agua, champú, jabón, etc.) para realizar la higiene personal ésta no se constituye en una “mala costumbre”, en un sucedáneo adjetivo de “cochino(a)” sino en una condena del señor feudal ante el siervo “impresentable” (los señores franceses decimonónicos no pensaban, acaso, que ellos amparados en esas teorías ridículas de “Los Humores”, así con mayúsculas, deberían oler diferente a la prole, y por eso se embadurnaban con kilos de cremas y perfumes, costumbre que se ha heredado hasta nuestros días). Y si una enfermedad como la pediculosis tiene una connotación diferente en un país pobre que en un país “rico” es porque mientras en un país sin carestías se convierte en una enfermedad por suciedad, por "olvido" o por dejadez, en un país pobre se convierte en una enfermedad por carencias.
Alguien tiene que jalarle las orejas a RMP y que deje de una vez de hablar estupideces. Pronto dirán que la TBC y la raquitismo son producto de la cochinada (y en parte sería verdad porque la TBC se propala en lugares de poca ventilación y donde la limpieza es mínina, pero nunca podremos negar que es una enfermedad sintomática de la miseria y el olvido. O ¿no?). En qué punto la miseria se fusiona con la suciedad para ser lo mismo según mentes brillantes como esta periodista que nunca ha cogido los pasamanos cochinos de los micros, que nunca ha comido en un plato desportillado de carreta, que nunca se ha ido a un cine de barrio a llenarse de horrendas pulgas y garrapatas; y que nunca, pero nunca, ha tenido los hijos con piojos porque ellos sí son limpios.
Agggggggggggg

Nota: tengo problemas técnicos para responder los comentarios. En las próximas horas debo estar solucionando este impase. Disculpen mi ausencia forzada...

11 comentarios:

Habichuela dijo...

A ver... el padre estaba llamando por teléfono, ¿no?... dudo que se haya tomado la molestia de salir a buscar una cabina y gastar la plata equivalente a lo que vale un peine patrullero. Es más probable que haya llamado desde su jato.

Entonces, si tiene para un teléfono fijo, dudo mucho que no tenga para un peine patrullero, y también dudo, si tiene línea telefónica, que a su jato el agua llegue en cisterna, señor Ibarra.

Ah, y así no tengan agua, así uno viva en un lugar donde corre mucha arena (como yo, gran parte de mi niñez), ¿a quién su vieja de chibolo no lo ha dejado rapado para controlar a los piojos? o ¿a quién no lo ha sentado sobre sus piernas en algún momento para sacarle los piojos con las manos?


No solo con champú fino y agua mineral se quitan los piojos, señor Ibarra, sea uno pobre o rico.

Su post me parece un tanto caprichoso, sin ofender.

Anónimo dijo...

La tal Rosa María Palacios, fue una empleada del FUJIMORISMO. Recibió un jugoso sueldo de la mafia fujimontesinista durante casi cinco años.

¿Qué puedes esperar de una mujer de esta calaña?

Esa mujer me da arcadas, igual que la arequipeña analfabeta Valenzuela.

Pepe Tan Sólo

Anónimo dijo...

Conozco muchísima gente que vive en pueblos jóvenes y que siempre están bien limpios pese a que ganan el mínimo. Y, al mismo tiempo, muchos hijitos de papá que tienen piojos y se bañan cada tres días.

Prensa Bruta dijo...

Pobre Habichuela, parece ser de aquellos acompleajdos que creen que los peruanos somos cochinos por que nos da la gana. En el libro sobre las Fábulas de Mariano Melgar de los Hnos. Ataucuri García, en su análisis de la fábula Cantero y los asnos, refieren algo que le sacará ronchas a la misma RMP y al habichuela ese: "Pudiera parecernos que ya hemos superado ese aberrante pensamiento, pero en pleno siglo XXI, todavía sobrevive esa tara; ya no refiriéndonos al indio, sino al provinciano o al cholo, o a nosotros mismos; como cuando decimos usualmente: «el peruano es ocioso, inculto, corrupto, cochino, etc.» Cosa que es uno ofensa a nuestra dignidad y a nuestro sentido común.
¿Cómo pueden ser ociosos los peruanos que trabajan doce horas por salarios ínfimos? ¿cómo pueden ser cochinos los peruanos que deben caminar cuatro o cinco cuadras cargando un balde de agua para lavarse las manos? ¿Cómo pueden ser incultos los peruanos que para estudiar dejan de comer o sacrifican lo poco que tienen para comprar un libro pirata? ¿Cómo pueden ser lo que dicen que son, si cuando emigran al extranjero se convierten en los más cotizados trabajadores por su constancia y dedicación?".
Los piojos no se eliminan con un lavado de cabello con champú, porque el niño al regresar a la escuela se llenará otra vez de esos bichos, sino fumigando las escuelas, hay que tener sentido común.

Anónimo dijo...

¡Qué es eso "Pepe tan solo"!, ¿estás hablando del fujimorismo o de piojos? No le veo ninguna relación con el tema, ¿sólo estás tratando de desprestigiar a Rosa María Palacios para desacreditar su idea? Eso, en lugar de argumentación, es una falacia. Cuidado, puede hacerse un hábito.
Prensa Bruta, bien bruto usted xD, ¿de dónde saca que Habichuela generalizaba? ¿Y de dónde saca el tema de la cultura y la ociosidad? No se vaya por las ramas, citando a un autor y analizando su frase. Habichuela sólo se plantó en el caso que la entrada describe. Y además, me parece inferir de su comentario que también se refiere a gente que siendo pobre es limpia, que hay muchos métodos y la voluntad es la que cuenta.
Ahora sí, hablando de la entrada, ¿cómo puede Rodolfo Ybarra basarse en suposiciones para armar argumentos en contra de esa periodista? ¿Que el señor se quedó pensando en cómo iba a conseguir el dinero para comprar para el champú? xDD. Si llamó a una radio para opinar sobre el tema, no creo que sea muy pobre.
Hay que reconocer que la pobreza trae sus limitaciones, pero el ser humano es ingenioso, ¿no?, y como dice Habichuela, el rapar la cabeza es una buena solución, alternativa, cuando no queda otra.

El noctámbulo.

Anónimo dijo...

Tiene razón Rosa María Palicios, los piojos son un problema de higuiene no de pobreza en otros países (los del caribe por ejemplo) donde hay mucha pobreza es raro este tipo de problemas pues la población tiene una cultura de limpieza que los peruanos no tenemos. Además donde se ha visto que en un desierto abunde el agua como en Lima así no es posible controlar problemas así.

Anónimo dijo...

Anónimos, no sean vrutos... Según la tesis de RMP, sólo a los cochinos se les sube los piojos. En otras palabras, habichuela era un cochinazo porque -según su misma confesión- su mamá lo rapaba para quitarle los piojos que tenía encima.

Anónimo dijo...

El piojo es un parásito, es decir necesita del ser humano para sobrevivir, nada lograrias fumigando las escuelas por que no es alli donde viven o se reproducen, este bicho se desarrolla SOLAMENTE EN EL CUERPO HUMANO.

Ricardo

Anónimo dijo...

Estimado Señor:

La caricaturización que usted hace de un tema que yo jamás he tocado en los terminos que usted plantea me debería liberar de todo comentario.

Simplemente dejo constancia de que su diatriba no sólo es falsa, sino también difamatoria porque me imputa conductas que ustede desconoce por completo.

Le recomiendo consultar con un profesional de salud (basta una enfermera en una posta) que podra darle indicaciones gratuitas e informarle que un peine no vale mas de un sol en el mercado. Y que traer niños al mundo incluye revisarles la cabeza. O tal pueda dignarse, desde la ignorancia supina de su arrogancia, a consultar con cualquier médico o educador que le podra dar cuenta de como estas plagas no discriminan como si lo hace usted.

Atentamente,

Rosa María Palacios

RODOLFO YBARRA dijo...

Estima señora (espero que este no sea un "avatar"), hablar de piojos en un país en que millones de pobres no tienen agua y referirse al peine patrullero saltando el problema estructural (origen de todos los males) no me deja más que recomendarle no a un médico sino a un asesor, quizás él tenga algún tipo de tino para sus comentarios fuera de foco en un país pobrísimo.
Ah, por cierto, hay familias que viven con tres soles al día. Seguro usted no está enterada de esto. Debería ensuciarse los zapatos y hablar con propiedad. La arrogancia --esa que se traduce en periodismo a lo Randolph Hearst-- la tiene enceguecida y no le deja ver la realidad.

Anónimo dijo...

"Ah, por cierto, hay familias que viven con tres soles al día. Seguro usted no está enterada de esto. Debería ensuciarse los zapatos y hablar con propiedad."

No voy a defender la tesis de rmp. Se puede defender sola, pero a esos peruanos a los que te refieres que viven con tres soles diarios, deberias verlos chuparse la mitad del sueldo el fin de semana, fiesta patronal o por cualquier otra razon.

Y te lo digo con conocimiento de causa, de barrio y todas esas cosas que probablemente desconozcas, porque no creo que vivas en asentamiento humano.