sábado, 28 de junio de 2008

ODA A "TARKUS"



Unos meses atrás me encontré con Andrés Tapia, quien dirige “Recyclep”, una joven disquera encargada de rescatar viejos valores rockeros peruanos (el parangón en poesía de lo que están haciendo Gonzalo Portals, Carlos Carnero y Rubén Quiroz en el plano literario, tratando de reeditar libros de poesía peruanos que no hayan –digamos- traspasado la barrera publicitaria de su tiempo, el asunto es, por cierto, más complejo de lo que este post podría explicar).
Volviendo al rock, Andrés me cuenta emocionado si sabía algo de “Tarkus”, vieja leyenda de rock pesado en la Lima de los setentas y que había desaparecido porque su líder Gianella, pasional y entregado a los excesos, se había inmiscuido con una secta de prácticas lamentables y reñidas con la moral: “Los hijos de Dios”.
Bueno, lo cierto es que le conté a Andrés que yo tenía un disco pirata grabado y vendido por mi buen amigo Fernando Laguna (viejo subte y colaborador inmediato de Los Poetas del Asfalto), y que en “El Hueco” (centro de piratería y continuamente golpeado por indecopi) había visto otro disco más de “Tarkus”; Andrés se agarró la cabeza y me dijo “pero cómo, si “Tarkus” sólo tiene un disco y yo lo estoy reeditando”. ¿Cómo es eso? –le digo- y me cuenta su proyecto de reivindicación muy parecido al de mis amigos poetas convertidos a la fuerza y por cuestiones de arraigo artístico, en editores de libros, editores de material para las nuevas generaciones.
Siguiendo con la historia, y por una cuestión de partículas atómica o de movimiento atómico, ya salido el CD en una edición impecable, con fotos y fragmentos de la letra original en edición facsimilar con recortes que, al parecer, guardaba Walo Carrillo, el memorable baterista de viejas bandas como Telegraph Aveniu.
Este último, único testigo de lo que estaba ocurriendo con el relanzamiento de Tarkus (así también se llama el disco) llama por teléfono a Alex Nathapson que se encontraba en Los Ángeles en Estados Unidos, y con quien mantenía cierto contacto, para contarle el suceso histórico y que, a pesar de los más de 30 años transcurridos, la banda seguía siendo una banda de culto y que “las cosas estaban quemando”. Alex emocionado le dijo que no podía ser, pero si “Tarkus” fue hace mucho tiempo y que no lo creía, a lo que Walo le dijo “créelo”, “las cosas están que queman” y Alex respondió “entonces regreso inmediatamente al Perú”.
Y se pusieron a tocar como en los viejos tiempos, ya han dado algunos conciertos y han salido en varios canales de cable con entrevistas y con vídeos que se están armando para un relanzamiento a gran escala. Ayer, después de varios intentos fallidos, pude estar con ellos en un concierto memorable en la discoteca “Mao” (curioso el nombre que nos hace recordar a Zedong) de la calle Belén, prolongación del jirón de La Unión. Viejos cincuentones corearon “Lilus”, “El Pirata”, etc., al parecer, el tiempo no había pasado, la vieja guardia todavía tiene sus adeptos.
Después de varios abrazos con estos extrañados músicos, me quedé pensando en Gianella y su retirada casi cubierta por un estigma dionisiaco, una extraña nube (como otros casos parecidos) que a veces llueve a los verdaderos artistas; y me dirigí con mi esposa Isela y mi amiga Mónica Miranda Rostaing a la plaza San Martín donde a las 3 de la mañana se escuchaba una potente oración, un llamado de conversión “divina” que salía del cine Metro, curioso propuse entrar… y nos adentramos a la nueva iglesia, antiguo cine, donde alguna vez, de niño vi “Tiburón Asesino” y en donde, ahora, más de dos mil personas temblaban como epilépticos y se tiraban de los pelos como en una película de terror…pero, esa es ya otra historia.

(Los dejo con este tema "Delira, dulce nena" del recompuesto "Tarkus")

9 comentarios:

Anónimo dijo...

TARKUS ES FLIPIANTE !!!.

Abejita Bee.

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el blog. Está muy bueno.

Agustin H.

Anónimo dijo...

OYE YBARRA, QUEREMOS MÁS CRÍTICA Y MENOS HISTORIAS. OK

Tucuyrrata

Anónimo dijo...

¿Qué es de Lucho Sanguinetti?

Anónimo dijo...

¿Qué hay del JAMMIN y del pelucón imbécil Saettone?

El subterráneo ochentero

Anónimo dijo...

¿Qué fue de Sanguchetti?

beatnik dijo...

hola rudolf, buen blog, que bueno verte en la blogosfera. ese concierto de tarkus en el mao estuvo de la puta mare. te invito a que le des una chequeada a mi blog "PoR La rUtA DeL bEaTnIk" http://renzosanchezcronista.blogspot.com. nos vemos en cualquier momento.

RODOLFO YBARRA dijo...

Gracias por la visita, Renzo. Voy a revisar tu página. Pásame la voz cuando haya otro concierto. Un abrazo y nos vemos en Quilca.

Anónimo dijo...

Hey Rodolfo que tal..
poco despues de Tarkus cai por el Directorio y me encontre con Monica.... unas chelas respectivas con los Protones y luego a continuarla.....pero creo que tu andabas con los adeptos a la locura bailando un culebron

ps. solo unos datos:

es : Repsychled ... es Telegraph Avenue (aunque a veces solo ponen Telegraph Ave.)

un abrazo