lunes, 7 de julio de 2008

"LA CREACIÓN Y LA POLÍTICA" UN ARTÍCULO DE RAFAEL INOCENTE



El novelista Rafael Inocente me envía este artículo en apoyo a lo vertido por mi persona en los últimos posts. Quiero resaltar que no comparto todo lo dicho por Rafael, creo que es por razones de formación, ya que el novelista ejerce, además, labor científica; entonces los conceptos tienden a encontrar parapeto en funciones naturalistas {Darwin-Lamarck; este último por cierto, organizó a los seres vivos en tres grandes grupos que, me parecen, exceden la formación ósea y puede explicarse en el desarrollo mental en la actualidad (o lo que yo denomino acondroplasía mental): aquellos dotados de irritabilidad que el denomina "invertebrados inferiores", aquellos que poseen además el «sentimiento interior» (invertebrados superiores) y aquellos que revelan inteligencia y voluntad (vertebrados)}.
En mi caso siempre trato de acercarme (con dificultad matemática, sobre todo cuando se trata de "circuitos eléctricos" y esa vaina de las resistencias y condensadores que fungen de red cerebral)a una visión holística que no excluye la biología.
Les dejo el artículo, sin corrección alguna, nos vemos en la zona de comentarios.


"LA CREACIÓN Y LA POLÍTICA"

«Me parece que hay la necesidad de una gran cólera y de un terrible impulso destructor de todo lo que existe en estos lugares. Hay que destruir y destruirse a sí mismo. Eso no puede continuar; no debe continuar. Puesto que no hay hombres dirigentes con quiénes contar, necesario es, por lo menos, unirse en un apretado haz de gentes heridas e indignadas y reventar, haciendo trizas todo cuanto nos rodea o está a nuestro alcance. Y, sobre todo: hay que destruirse a sí mismo y, después lo demás. Sin el sacrificio previo de uno mismo, no hay salud posible».

Carta de César Vallejo a Pablo Abril de Vivero, fechada el 18 de abril de 1928

Respecto a los polémicos artículos de Rodolfo Ybarra, a saber, Cuestión de Orden, Critikus Cirkus, La Poetisa Ridícula y El Intelectualoide en estado de reposo, tengo aquí algunos alcances que espero aporten al debate y aderecen el guiso.

Una constante en dichos artículos es la pregunta no formulada que gira en torno a la decisión sobre la forma en que el artista —llámese escritor, pintor o escultor— toma acerca de su propia emancipación. Esta decisión del artista está ligada y antecedida por el grado de conciencia, responsabilidad y cuestionamiento que el artista posea respecto a su medio. Querámoslo o no, la forma en que el artista decide convertirse en su escritura u obra es una decisión que no deja de ser ni una pizca, una decisión política.

En los tiempos asesinos que vivimos, ahora que la acumulación progresiva, deliberada y perversa de la ganancia se ha tergiversado tras los discursos socialdemócratas y liberales, ahora que ese excedente de la explotación hacia los no poseedores de los medios de producción por los dueños de estos medios se baraja de su origen enajenante porque permite “mas que sea” comprarte un carrito sanguchero, ¿Cómo se refleja esa pugna en el laboratorio creativo de los artistas? La post-modernidad ha intentado negar la lucha de clases y la existencia de la plusvalía, pero esa sociedad biclasista (con sus respectivos matices) en donde una minoría dominante construye mecanismos cada vez más sutiles de control y dominación social para mantener al rebaño adormecido y asegurar así la reproducción ad infinitum del capital, remarcando la idea de tiempo de trabajo como tiempo efectivo de control social, esa sociedad en la que cada vez es más peligroso tener ratos libres y en donde el poco tiempo “ocioso” es malversado por formas prostituidas de arte, esa sociedad, ¿podrá generar artistas genuinos? Esa enajenación del trabajo del que no posee medios de producción, ¿cómo se traduce en el campo del arte? Alguien dijo alguna vez que había épocas en la historia de la humanidad en las que un panfleto contundente resultaba mil veces más valioso que un farragoso novelón de mil páginas que sólo leían unos cuantos iluminati. Alguien dijo también que si el arte era genuinamente rebelde, aquello afloraba, fluía como agua de puquio a través de la obra, sin necesidad de adjetivos, discursos ni poses asumidas. Entonces, repetimos la pregunta, ¿cómo se traduce en el campo del arte la enajenación del individuo por el capital? Ensayemos una respuesta. Podría traducirse mediante el sometimiento de la obra, consciente o inconscientemente, a los designios del mercado, la obra de arte convertida en un artefacto útil sólo para hacer girar la rueda de la oferta y la demanda. Pues, ¿qué si no son la poetisa ridícula, el intelectual cansado y el crítico circense, si no especimenes prostituidos por las leyes de un mercado al que quieren acceder aún a costa de sus propias almas?

Este no es un debate nuevo. Hace por lo menos cien años se discute sobre la función del arte, lo que ha generado resistencias que han devenido en la teoría del arte por el arte (casi una teología del arte) y la radicalización posterior que derivó en un rechazo absoluto de cualquier función social y de toda determinación que se diera a través de un contenido objetivo, activo y político del arte (recordar el financiamiento de la CIA a escritores, intelectuales y vanguardias de centro y extrema izquierda en la primera mitad del siglo pasado).

En la actualidad no es diferente. ¿Cuántos intercambian consciente o inconscientemente la crítica al modelo económico, social y político por prebendas, cócteles, eventos, viajes, becas, membresías, entrevistas, cuando no dinero contante y sonante? El mercado, aquella diosa ebria y sedienta de carne di ragazzini, ha logrado hoy integrar formas de crítica que la resisten así como crear espacios adecuados para el desarrollo de “escritores disidentes” (premios y concursos amañados con ganador elegido un año antes por un jurado asalariado), y por otra parte, el Estado utilizado convenientemente por los gobiernos de turno financia y promueve aparatos ideológicos que permiten la simulación de la democracia integrando la crítica oficial complaciente del modelo económico por medio de la creación de una rimbombante y hueca cultura oficial.

Más allá de las coincidencias o disidencias entre nuestros pareceres, Rodolfo Ybarra ha llegado a un punto extremo en la radicalización de su intención y su praxis de vida, en su crítica a los valores oficiales de la existencia, el arte y el establecimiento burgueses y si algún desliz tuvo en su edad de piedra, que de haberlos hailos, quien esté libre de culpa que tire la primera piedra.

Este paso al costado que Ybarra y su escritura poética acometen, probablemente lo marginen aún más (de seguro a complacencia suya) y lo condenen al ostracismo literario. Pero este gesto del poeta, este “desenmascaramiento del autor” que ha ejecutado con sus últimos artículos, demostrando de manera ineludible que el artista es también responsable de un orden social y no es de forma alguna un alienado de su entorno, digo, este gesto es ya de por sí valiente e insólito en un medio preñado de cabilderos, cobardes e ignorantes en grado sumo. “Escribir” como un acto que desliga de todo tipo de responsabilidad a quien lo hace, “escribir” como un acto en el que no hay un nexo de responsabilidad del escritor con la obra que brotó de sus entrañas,”escribir” como quien acude al inodoro, escribir así entonces deja de ser una actividad que conlleve una responsabilidad y pasa a ser una actividad fútil propia de indolentes o borrachines ansiosos de protagonismo.

¿Cuál sería entonces el sentido de escribir bajo las actuales condiciones históricas, políticas y económicas de producción, ahora que se anulan de una patada en el poto las culturas nacionales ante la globoidiotización o ahora que el nacionalismo liberal que infesta las repúblicas sudamericanas vende la ilusión del progreso a los incautos?

Me disgustan las respuestas precisas, tipo examen de admisión. Lo que se es que la escritura poética y en general la obra de arte, no debiera convertirse en lerdas ambiciones y volverse un folletín farandulero para aparecer en las páginas de sociales de El Comercio. Ya el mismo Vallejo afirmó en alguna ocasión que “el tipo perfecto del intelectual revolucionario, es el del hombre que lucha escribiendo y militando, simultáneamente”. Un viejo amigo, escritor polémico y muy querido, me dijo alguna vez que una obra de arte debería escribirse sin pensar más que en contar una buena historia, pero con honestidad absoluta, si se hacía eso, la permanencia de la obra y el deseo de esclarecer —que no sólo divertir— al lector aunque sea por unas horas de la miseria cultural en la que ha sido sumido por líderes inescrupulosos, estaban garantizadas, pues aquella obra de arte justificaba tus días sobre esta tierra. Ahora vemos jóvenes autores que se desgañitan en la publicidad de sí mismos, jóvenes poetas y escritores que se agotan en una carrera de cien metros para la obtención de premios, becas y publicaciones aligeradas que exigen resultados inmediatos que se traducen rápidamente en éxitos a corto plazo otorgados por la necedad y la ignorancia públicas cuando no por intereses creados de grupos editoriales y el sacrosanto mercado.

En contra de lo que profetiza dogmáticamente el discurso de la crítica reactiva y academicista y en contra de los escritores chupamedias, anarquizantes (que no anarquistas), francotiradores y esos sí, marginados, en el sentido de que la posición política esclarecida y militante mutila la capacidad creativa, ya lo demostró Vallejo que tanto la práctica como la teoría revolucionarias fortalecen las facultades creativas cuando se trata de un genuino creador de honesta, firme y constante vocación popular.

Si estos artículos de Rodolfo Ybarra han servido para que ciertos escritores y aspirantes a serlo encuentren una inspiración o una salida para todas las coacciones que imponen quienes actúan con fines elitistas, creo que el esfuerzo está justificado. Si estos lectores plasman luego en sus creaciones una posición política de resistencia y cambio reflejada en crítica y rechazo de un modelo económico fundado en la explotación, el consumo, el endeudamiento y el irrespeto a la Madre Tierra, un modelo que somete a los individuos y hiere sus corazones de muerte, estos artículos de Rodolfo están más que justificados.


Rafael Inocente

35 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye Inocentón Web on cuál es tu problema? Adivino que no comes bien y que te emborrachas todos los fines de semana. He ahí el problema.

Nikita

Anónimo dijo...

En Contra el Secreto Profesional
Vallejo enjuició de forma severa a los poetas latinoamericanos de su propia generación (Borges incluido) y de manera particular a Jean Cocteau (Le Secret Profesionnal, 1922) quien ejerció gran influencia en la década del 20.

Menciona Vallejo en CSP lo siguiente:

«No es poeta el que hoy pasa por insensible a la tragedia obrera. Paul Valéry, Maeterlinck, no son», «Los intelectuales son rebeldes, pero no revolucionarios».

Miguel Huanca Alfonso

Anónimo dijo...

bien Rafael, felicitaciones por la contundencia que ya muchos quisieran.

Héctor

tvbruto blog dijo...

les recomiendo una audio punk http://tvbruto.blogspot.com/2007/11/calles-punk-kuero.html

"odio y amor
clase obrera
contra la explotación
la calle es asi
quema cuando ve
la amenaza venir"

y este otro http://tvbruto.blogspot.com/2007/11/ni-dios-ni-amo.html

Anónimo dijo...

¿Han visto ese asqueroso spot del gobierno alanista en el que "utilizan" al cholo arequipeño Vladimiro Montesinos para justificar la criminalización de la protesta popular?

Socios son estos hijos de su madre: El japonés Fujimori, el cholo arequipeño Montesinos y el chanchoblanco Alan García... y la ministra del interior, Luis Alva Castro, "a" La Duquesa... qué dicen pues, los poetitas, escritorcitos y pintorcitos, de la lucha popular... esa que se da en las calles de Lima, en la sierra y en la selva... acaso todo es burrería libresca, el libro recomendado por el culturete Faverón y sus áulicos... no señores... «La única forma de condenar la guerra y trabajar por la paz, consiste en hacer la revolución"

Felicitaciones por el artículo...

Miluska H. K.

Católica Letras

Anónimo dijo...

la CIA? por qué no dices entonces que ese organismo asesino financia a Gustavo Faverón Patriau?

Anónimo dijo...

"¿Cómo se refleja esa pugna en el laboratorio creativo de los artistas?"

Como va a ser pues, querido Inocente, usted si que hace honor a su apellido.

Allí tenemos las grandes obras de los próceres de la literatura nacional:

La Cuarta Espada de Roncagliolo
El Susurro de la Mujer Ballena de Cueto
Hasta que me orinen los perros de Ampuero
Las obras infames de Pancho Marambio de Bryce
Bombardero de Gutiérrez
El viaje interior de Thays
Uñas de Rengifo

Y mejor no sigo... porque...

El Tukuyrikuy

PD: ¿Y quién es ese escritor polémico y muy querido? Por más que quiero no puedo adivinarlo (sic)

Anónimo dijo...

Dejen tranquilo a Favy, él no tiene la culpa de su medianía... lo que natura no da Salamanca no otorga, sentenció el gran vasco Unamuno... Favy está pa'l gato, quienes lo recordamos de La Católica nos asombramos de que ahora sea profe en USA.

Aunque pensándolo bien, no debería causar tanto asombro, ya sabemos que el gringo promedio es asombrosamente estúpido y ofensivamente ignorante...

Javier Gargurevich M.

tvb dijo...

apropósito, tres bloggstars disiernen sobre la realidad peruana, por canal ñ (video satírico)
http://tvbruto.blogspot.com/2008/07/video-resmen-de-la-entrevista-programa.html

Anónimo dijo...

Menciona Vallejo en CSP lo siguiente:

«No es poeta el que hoy pasa por insensible a la tragedia obrera. Paul Valéry, Maeterlinck, no son», «Los intelectuales son rebeldes, pero no revolucionarios».

----
¿Y?

Anónimo dijo...

ni ybarra ni inocente tienen webos para decir nombres y apellidos, qué decepción!

RODOLFO YBARRA dijo...

¿Otra vez la ramplonería? el prosaico "tú eres", "él es"; el dedo acusador sobre la frente del pobre diablo (el incriminado que de repente no sabe que están hablando de él), ya pues, más imaginación señores, eso es todo lo que se les pide.

Anónimo dijo...

Mis felicitaciones al señor Inocente, creo que poco a poco se está dando cuenta que la literatura, al igual que en otros sectores de la cultura peruana, es un lugar de envidias y de mediocridades.

Renzo

Anónimo dijo...

Rafael:
Tus comentarios tienen mucho resentimiento, creo que lo que piensas está bien para tu novela, ya en la práctica pierde coherencia y se torna subjetivista.

Javier G.

Anónimo dijo...

ESTIMADOS RODOLFO Y RAFAEL, EN EL BLOG DE MISTER FAVERÓN HAY UN ACUSETE QUE HACE UN LLAMADO PARA CONDENAR UN COMENTARIO PUESTO POR MI PERSONA. Y DESPUÉS ESTOS SEÑORES HABLAN DE "DEMOCRACIA" Y DE "LIBERTADES". LA VERDAD EN EL ÚNICO BLOG DONDE ENCUENTRO LIBERTAD ES AQUÍ. Y GRACIAS POR ELLO.
LEAN ESTO:

Anónimo dijo...
querido Gustavo, no sé cómo hay blogs que se pueden permitir acusaciones tan zafias como esta:

" Anónimo dijo...
la CIA? por qué no dices entonces que ese organismo asesino financia a Gustavo Faverón Patriau?

lunes, julio 07, 2008"

Esto lo encontré de casualidad en el Blog "rodolfoybarra" y creo que merece una condena y el repudio de toda la comunidad bloggera.

martes, julio 08, 2008 3:46:00 PM

Anónimo dijo...

Buena ybarrex, creo que esa asociación con Rafael Inocente es funcional. Bien, entonces, por el dúo dinámico. Un fuerte abrazo para los dos.

Desde Piura, Catacos

César Aponte

el ra`tón Miguelito (multipremiado) dijo...

lo peor que puede haber es un par de marginales que se creen más inteligentes de lo que son. Bah.

1:56 dijo...

Que repugnante,que ahora nos controlen los blog desde España.
Y que nos digan que Faverón es el más influyente!
Y que asco que el mismo Fav se eche haga su baño de florecimiento con estos criticos de blogs. Cito algunas palabras nauseabundas:
"Un amigo me trae de España un recorte del artículo "¿Con qué te puedo retener?", escrito por la columnista Aurora Viña en el suplemento de artes y letras del diario ABC de Madrid."
En su texto, Viña hace un repaso de los blogs más interesantes de la blogósfera hispanoamericana, que son, a su juicio, los de Edmundo Paz Soldán, Alberto Fuguet, Cristina Rivera Garza, Ezequiel Martínez e Iván Thays, además de este Puente Aéreo, al que considera como "el más influyente".

ESTAMOS CONTROLADOS POR ESPAÑA!
HASTA CUANDO NOS VAN DECIR QUE ES LO QUE DEBEMOS LEER?

Y lo peor que no pueden con su mentira,porque el blog de faveron no aparece en la lista del rating de los 25 mas leidos el día de hoy!


la columnista Aurora Viña UNA GRAN MENTIROSA!!
DE ESTA FORMA NOS CONTROLAN LOS BLOGS!!

RECHAZEMOS EL CONTROL DE LOS ESPAÑOLES EN LOS BLOGS PERUANOS.
HACE TIEMPO QUE YA PROCLAMAMOS LA INDEPENDENCIA DEL PERÚ.

ESPAÑA NO ES MI MADRE PATRIA.

Un peruano de corazón.

Anónimo dijo...

Ratón miguelito (otro fronterizo) no tienes algún insulto mejor elaborado. Ya pues señor ybarra, no dijo Ud. que iba a borrar a los ineptos que no tengan imaginación.

UTE

Anónimo dijo...

Ybarra: no sabemos por qué Pablo Guevara te dedicó su último libro antes de morir, explícanos esto, ya que no es bien difundido.

Saludos desde Arequipa
(Ciudad Blanca)
Sergio Morales

Anónimo dijo...

Bueno, limpiarle la solapa del saco..trae esos beneficios; en el ocioso y mugroso mundo de killca todos saben (incluido sus borrachines) que Ybarra pasa muy rápido de la huachafosa rabia intestinal a la sobonería clase mediera...

(El solitario escriba de la tiendencita blanca)

Anónimo dijo...

En España también opinan que el poeta Leo Zelada es uno de los mejores poetas del momento. Es más, en España lo valoran más que en el Perú. Lo publican, lo entrevistan, etc.
A ver que dice ahora el anónimo 1.46

Anónimo dijo...

Viva la buena literatura!

Abajo los letratenientes!

Un sanmarquino empinchado

Anónimo dijo...

Y qué de la reedición de LA GENERACIÓN DEL CINCUENTA, UN MUNDO DIVIDIDO?

Intentarán ustedes algo parecido al Grupo Narración?

Ofelia Gaona Suárez

Anónimo dijo...

Está masacrando estudiantes en la Ciudad Universitaria!

Giuliano dijo...

Digan nombres! clama un blogero cándido.

Pregunto: ¿Para qué señalar con el dedo? Ya el borrachín plagiador Bryce recordó el viejo proverbio oriental: cuando el sabio señala el sol, los imbéciles miran el dedo...

Sabemos de quiénes se trata, hay que ser más lúdicos, señores.

Esta no es una bronca de andinos contra criollos ni serranos contra costeños. Esas, aunque cuenten con cierta razón, son en el fondo, cojudeces.

En el proceso literario peruano ocurre un proceso muy particular que ya otros han estudiado con mayor conocimiento y que hoy se ha acentuado con el proceso globoidiotizador que vivimos.

Los letratenientes de siempre, aquellos señorones representantes, cabilderos y asalariados de la oligarquía y la burguesía burocrática han elegido ya a sus jóvenes herederos (¿también quieren nombres?), precozmente envilecidos por el billete y la fama embustera. La crítica académica y el mercado los refrendan y aplauden, son entrevistados, elogiados y admirados: ASINUS ASINUM FRICAT, decían los antiguos latinos. Y desde entonces, QUE EL ASNO FROTA AL ASNO, es una verdad innegable, también en el empantanado ambiente culturoso sudamericano, pues no solamente en el Perú se cuecen fabas.

Desde la orilla democrática y popular, las cosas aunque confusas, debieran estar esclarecidas.

Si el artista tiene una genuina vocación popular, talento y honestidad, el resto llegará solo, tarde o temprano.

Casos como el de Miguel Gutiérrez, Oswaldo Reynoso, Julián e Hildebrando Pérez Huaranca, Zeín Zorrilla, Oscar Colchado Lucio, Dante Castro, Ricardo Vírhuez, Feliciano Mejía o para mencionar autores más jóvenes como Fernando Cueto, Martín Roldán, Arturo Delgado Galimberti, José de Piérola, Cayo Vásquez, Marco Yauri, el mismo Rodolfo Ybarra y varios otros nombres que se me van de la memoria en este instante, son un claro ejemplo de que las facultades creativas se potencian al hacer sinergia con una visión política (que no sectaria, que no dogmática) esclarecida.

Felicitaciones a Innocente por el valiente artículo; adelante Rodolfo Ybarra, el blog es visitado y LEÍDO con avidez aquí en la Selva Norte y en la Selva Centra del Perú, por decenas de muchachos y muchachas que ven en la INTERNET también una herramienta de combate.

Giuliano Vecco

Anónimo dijo...

Saludos señor Giulino, esperamos otro de sus sabrosos ensayos tipo ese asno envergado que le remeció los fregoles a los apristas.

Saludos del recutecu

El frejolero (y no el frijolero mejicano cagòn)

Anónimo dijo...

hasta donde sabemos hubo un comentario que emplazó al administrador de este blog a qué cada vez que escriba de manera confrontacional diga a quienes se refiere (en relación a su post de la poeta ridícula). el administrador no tuvo mejor idea que censurar dicho comentario lo que resulta de por sí lamentable y lo pinta de cuerpo entero. cuando el señor Gustavo Faverón escribió un agradable libelo (que quedará para el recuerdo como uno de los más feroces post escrito en la blogosfera)contra una poeta con ínfulas de maldita, puso nombre y apellido de la poeta (Montserrat Alvarez), sin temor a nada. nos guste o no hubo allí un acto de valentía, actitud que parece no tener el señor Rodolfo Ybarra.

Juan Jesús de la Puente.

Anónimo dijo...

Compañeros poetas
tomando en cuenta
los últimos sucesos
en la poesía
quisiera preguntar
me urge
qué tipo de adjetivos
se deben usar para hacer
el poema de un barco
sin que se haga sentimental
fuera de la vanguardia
o evidente panfleto
si debo usar palabras
como flotas cubanas
de pesca
en playa Girón
Compañeros de música
tomando en cuenta
esas politonales
y audaces canciones
quisiera preguntar
me urge
qué tipo de armonía
se debe usar para hacer
la canción de este barco
con hombres de poca niñez
hombres y solamente hombres
sobre cubierta
hombres negros y rojos
y azules
los hombres
que pueblan
en playa Girón
Compañeros de historia
tomando en cuenta
lo implacable que debe ser
la verdad
quisiera preguntar
me urge tanto
qué debiera decir
qué fronteras debo respetar
si alguien roba comida
y después da la vida
qué hacer
hasta dónde debemos practicar
las verdades
hasta donde sabemos
que esquivan pues la historia
su historia
los hombres
de playa Girón

Anónimo dijo...

Juan Jesús de la Puente, si tanto deseo tiene de confrontarse entonces escríbase usted un articulillo mentando con nombre y apellido al santo de su devoción y no achaque a terceros sus odios personales.

El Tukuyrikuy

Anónimo dijo...

¿Y dónde dejan a Carlos Rengifo?

Es un excelente narrador, aunque sus cuentos no son explícitamente políticos, desnuda la miseria de esas pobres gentes, como se refleja en algunos relatos de El Rumor de la Tormenta, un excelente volumen de cuentos.

Olga Arrieta

Anónimo dijo...

Rengifo es un plumífero que teme el enfrentamiento con los letratenientes, porque en el fondo aspira a ser como ellos.

No escribe mal, pero es pusilánime.

Esperemos que cambie, su prosa lo merece.

U.F.V.

Anónimo dijo...

¿Qué les parece Jaime Vásquez Izquierdo, ya finado, autor de LA GUERRA DEL SARGENTO BALLESTEROS?

La novela es formidable, qué capacidad para narrar desde tantos y tan diversos puntos de vista.

Eso es literatura, carajo!, no lo que hacen los roncayulos, cuetos y ampuerillos.

El Charapa Caliente

Anónimo dijo...

Y el chatín Fernando Carrasco?
Y Jack Flores? Flores tiene algunos cuentos bien logrados, pero su posición es incierta... digo sobre la política...

El Cantuteño

Anónimo dijo...

Excelente novela LA GUERRA DEL SARGENTO BALLESTEROS. Muy buena novela.

María Lidia Arriaga Apari