martes, 22 de julio de 2008

NUEVA RESPUESTA DE ÑAUPARI A RAFAEL INOCENTE



El funcionario público y poeta, Héctor Ñaupari, me envía esta re-respuesta a Rafael Inocente. El tono de esta carta se ve alterado por cuestionamientos mayores que, espero, puedan despejarse pronto. En salud de una polémica honesta entre dos adversarios ideológicos, me sigo reservando mis opiniones. Aquí la misiva:


Lima, 22 de julio de 2008

Debo confesar que la última respuesta de Rafael Inocente me llena de desaliento. Justo cuando parece posible que los socialistas peruanos construirán, por fin, un socialismo renovador, inspirado, fuerte, que mire al futuro sin los corsés ideológicos que tanto daño les han hecho, aparecen escritos como éstos, ahogados en tantas mentiras, contradicciones, confusiones terminológicas y faltas gramaticales, que no dejan un mínimo atisbo para la esperanza.

Digamos, primero, que la percepción de Inocente sobre Cuba está sepultada debajo de los nueve mil cadáveres que han infringido Fidel y Raúl Castro a su propio país, de acuerdo con Archivo Cuba , la CVR de la isla. Esa avalancha de muertos insepultos señalan a Inocente como culpable y cómplice de sus asesinatos, pues su misiva lo vuelve un defensor del sistema castrista. Es muy difícil que no hierva la sangre de indignación cuando algún despistado se llena el ego escribiendo sobre “la lucha heroica del pueblo cubano” y le niega responsabilidad a la dictadura en más de cuatro mil fusilamientos y sobre mil muertes en prisiones y centros de detención.

Pregunto, ¿qué se siente tener las manos manchadas de la sangre de inocentes ejecutados extrajudicialmente, incluyendo niños, intentando huir de Cuba por mar o buscando refugio en embajadas? En ese Moloch ensangrentado de la hoz y el martillo son sacrificados líderes religiosos así como mujeres embarazadas, asesinadas en el presidio político. En estos Barrios Altos y Cantutas cubanas se mata en nombre del socialismo y sus cómplices no persiguen histéricamente a su autor intelectual por el mundo. No: lo ponen en un altar. Lo llaman héroe, padre, salvador de la patria, el nuevo David. Ni siquiera el Grupo Colina es capaz de eso. Inocente y los defensores del castrismo sí.

De acuerdo con Amnistía Internacional, a la que nadie ha acusado de “neoliberal”, a fines del 2007 unas 40 personas seguían condenadas a muerte en Cuba. 62 prisioneros políticos seguían en prisión. En un juicio sumario celebrado en abril de ese año, la Corte Municipal de Unión de Reyes condenó a José Oscar Sánchez Madan a cuatro años de cárcel por “peligrosidad social”. El juicio tuvo lugar sólo cuatro horas después de su detención, y a ningún familiar se le informó de su celebración ni se le permitió participar en él. José Oscar Sánchez Madan era uno de los portavoces del disidente Movimiento Independiente Opción Alternativa. Ése es un botón de muestra de la justicia que Inocente y los de su tendencia quieren para el Perú. No es extraño pues, que en sus versiones más extremas, los socialistas peruanos recurrieran al terror, los coches bombas y los secuestros para imponerse.

Señalemos que toda la información mencionada hasta aquí es pública y accesible. Sin embargo, para los castristas peruanos es parte de la campaña contra su régimen. Ya sabemos, los socialistas sólo ven la paja en el ojo derecho y nunca la viga en el ojo izquierdo. No cambiarán. Y más todavía, como Edipo al descubrir la verdad, Inocente y los suyos prefieren sacarse los ojos antes que reconocer lo evidente. Veamos.

En su apresurada misiva, Inocente comete graves yerros históricos y contradicciones. Afirmar temerariamente que el crecimiento numérico del proletariado industrial era desbordante debido a la ruina y el empobrecimiento de la sociedad agraria feudal es no haber leído al propio Karl Marx ni a Eric Hobsbawn . Éste último, historiador marxista, sostiene que el crecimiento del proletariado se debió al capitalismo, y que incluso “entre 1853 y 1855 la importante subida en el precio de los cereales (el principal elemento en la bolsa de la compra) ya no produjo disturbios de gente hambrienta en ninguna parte [...] Los muchos puestos de trabajo y la disposición a conceder elevaciones temporales del sueldo donde era necesario, mellaron el filo del descontento popular” .

Sostener sin fundamento alguno que “a través de su historia, los liberales del siglo XIX mostraron que eran siempre menos importantes la libertad de expresión y el Estado de derecho que la defensa de la propiedad privada” es no haber leído nada de la historia del siglo XIX, donde el ya citado Hobsbawn indicó que “las antiguas cuestiones de la política liberal se hallaban de nuevo en el temario: la unificación nacional italiana y alemana, la reforma constitucional, las libertades civiles, etcétera” en pleno desarrollo capitalista, concluyendo que “la política revivió en un período de expansión (la del capitalismo del siglo XIX), pero dejó de ser la política de la revolución” . A pesar de esto, que el celo ideológico de la izquierda peruana la lleve a contradecir a sus propios historiadores, no es algo nuevo. Los socialistas se han caracterizado siempre por negar lo que antes afirmaban, y acusar hoy de traidor a quien ayer era la representación viva de su doctrina.

Lo que sí tiene gracia es denominar al liberalismo ambivalente y fundamentalista al mismo tiempo. Son términos contradictorios entre sí. Si bien las frases de cliché aplicadas al liberalismo son, como el escritor marginal en el Perú, una figura agotada y sin contenido, que a nadie dice nada, esto ya es el colmo. Revise, por favor, señor Inocente, el Diccionario de la Lengua Española: ambivalente es la condición de lo que se presta a dos interpretaciones opuestas. Fundamentalista caracteriza a la exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina . Ningún fenómeno complejo –como una ideología– puede serlo hasta violar el principio lógico de no contradicción. Y decir que el liberalismo es ambivalente por no presentar como problemática la relación de los derechos políticos e individuales por un lado, y los derechos económicos de la propiedad privada, por el otro, es ignorar lo que el liberalismo promueve. El liberalismo siempre ha hablado de una sola libertad, y de su concepto integral, siendo iguales libertades civiles, económicas, jurídicas y todas las demás. Revise El Manifiesto Libertario de Murray Rorthbard y lea antes de criticar.

Finalmente, sorprende a Inocente que se defienda con ardor el liberalismo. Le replico que si uno no defiende con ardor sus ideas no tiene derecho a ser llamado un hombre. Lo que no puede hacer es defenderlas sin criterio, resistiéndose a la evidencia de la historia, sin una pizca de honestidad intelectual, como cuando afirma con gran cinismo que Friedman y Hayek justificaron el golpe en Chile, cuando lo criticaron, o que los liberales no denunciamos los crímenes del grupo Colina, ignorando que Mario Vargas Llosa y muchos otros los denunciamos desde el primer momento , y no él. La verdad no admite ceguera alguna. En nombre de ella, guardo para mí la esperanza que el socialismo peruano pueda librarse de ese racismo ideológico que lo ciega y le impide volverse el movimiento moderno, capaz y transformador que el Perú necesita. A ese esfuerzo, y no en la defensa de siniestras dictaduras caribeñas, deberían dedicar sus energías. Cuenten conmigo para lograrlo.

Atentamente,


Héctor Ñaupari

1 www.archivocuba.org es la base de datos electrónica de las víctimas de la revolución cubana. Aunque cubre todos los espectros políticos, se destacan la magnitud, severidad y naturaleza sistemática de los crímenes del liderazgo comunista cubano y se pone de manifiesto su largo y profundo desprecio por la vida humana.
2 Hobsbawn, Eric. El Gran Boom. Capítulo 2. Fuente: Documento sobre clase obrera y política.
3 Hobsbawn, Eric. Op. Cit.

4 Hobsbawn, Eric. Op. Cit.
5 Diccionario de la Lengua Española. Vigésima segunda edición 2001, Tomo I, Madrid, España, páginas 135 y 1099.
6 Sólo tiene que revisar el libro Desafíos a la Libertad de Mario Vargas Llosa.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

nació el híbrido ÑAUPACENTE, mitad Ñaupari, mitad Inocente.

Anónimo dijo...

nació el híbrido ÑAUPACENTE, mitad Ñaupari, mitad Inocente.

Anónimo dijo...

este señor se llena la barriga con la plata del pueblo y después habla de "libertad", lo invito aquí al fundo Oquendo donde vivo para que hable de eso, haber si no lo agarramos a patadas.

Carlos T.

Anónimo dijo...

Esta respuesta del señor Ñaupari carece de todo argumento, por eso apela a la falaccia ad hominem y a dejar constancias de sus sesudas lecturas, para implictamente hacernos creer que el señor Inocente es un ignorante. Pero, no hay mayor ignorante que aquel que sabiendo no se da cuenta o se quiere dar cuenta de cómo es la realidad.

Conceptos básicos que enseñan en todos lados: La política de estado contempla el asesinato, la carcel y el fusilamiento si el estado (liberal, capitalista, feudal, comunista, socialista)corre peligro de ser desestabilizado. Que lo hagan por lo bajo o transparentemente es cuestión de cada uno.

Así que si en Cuba han matado o encarcelan, pues señor Ñaupari, de qué se sorpende si en nombre de del libre mercado matan todos los días y lo pasan por televisión ¿O es que no ve TV usted?

Ha escuchado alguna vez la localidad de Pataz en el departamento de la Libertad. Pues allí mataron a un trabajador por reclamar un derecho laboral ¿Quién fue? Responda usted por favor.

Ñaupa dijo...

Viva Ñauparilandia

Anónimo dijo...

El Ñaupari Belupú es un renegado de su raza, de su clase y de su condición. Por eso justifica lo indefendible, creo que está vigente la pregunta de Menotti, ¿para quién juega usted Héctor Ñaupari? Porque ese cuento de la libertad, no se lo cree NADIE. Ese concepto, al igual que el de la patria, dios y la historia, son lugares comunes a los que recurren los canallas cuando se ven descubiertos.

Bien, Inocente, le has dado en el alma al Dr. Javancho, aquí en San Marcos (Base 2003 Letras) esperamos una sólida contrarespuesta. ¿Por qué no se manifiestan otros escritores dizque del pueblo?

Sanmarquino acucioso

Anónimo dijo...

Historia Que Impactar� Tu Vida
De Hombre A Mujer Y De Mujer A Var�n: Una Historia Que Impactar� Tu Vida. 2da. Parte



Fernando �aupari Buend�a, parti� de Per� para Europa donde culminar�a sus sue�os de llevar una vida disipada como transexual con m�s de 7 u 8 operaciones. Nunca conoci� otro ejemplo en su vida familiar, como en la sociedad, ya que hasta una educadora lo llamaba por su nombre de mujer.



Convenci�ndose cada vez m�s a s� mismo que �l era mujer vivi� casado durante casi 10 a�os con una personalidad totalmente diferente a su naturaleza de hombre. Casi el 80 por ciento de sus amigos que emigraron del Per� a Europa junto con �l murieron a causa del SIDA o asesinados.



Pero Dios tom� la vida de Fernando �aupari Buend�a en sus manos, fue en ese preciso instante que escuch� la Palabra de Dios que sus ojos fueron abiertos para comenzar a caminar con una transformaci�n total de mujer a var�n

Julio dijo...

Estaba bonito todo hasta este comentario, me parece que se sale del intercambio racional para comenzar con la pelea, ya pues, mas argumentos de ambos lados y menos hígado, caracho...

Anónimo dijo...

qué puede hablar el cerdo de ñaupari de liberalismo...qué asco es un tipo seboso que medra del estado el muy canalla, huevea en la SUNAT y gana un tremendo sueldo sin hacer señores NADA, pueden ustedes consultar a cualquier trabajador de esa Institución y verán que es cierto, lo que pasa es que para trabajar ahí hay que tener al menos una mínima preparación en tributación este tipo no tiene nada de nada así que luego que se fue su madrina la otra sebosa y muy sobredimensionada Beatroz Merino dejó a esta trémula carne, bueno para nada de Ñaupari haciendo que la pobre SUNAT cargue con este miserable burro-crata y pagándole un sueldo por rascarse las pelotas
día a día, pueden constatarlo enviando un investigador a la sunat de chucuito como a eso de las 3 de la tarde y lo encontraran no les engaño DURMIENDO la siesta de su obesa y cochina humanidad que asco que miseria pobre estado así se llama liberal este lumpen que verguenza para nosostros que si nos sacamos la mierda en este libre mercado y no medramos como parásitos del Estado.

Anónimo dijo...

debo decir que el comentario anterior lo suscribe el sindicato de trabajadores de ADUANAS y el nuevo sindicato de trabajadores de SUNAT
¡ACABEMOS CON ESTOS COMECHADOS!!!
QUE DESCARADAMENTE SE LLAMAN LIBERALES...