jueves, 1 de octubre de 2009

"ALDO MARIÁTEGUI NO ES MULA", ENVÍO DE BASILIO AUQUI SALVATIERRA


Hace unas semanas recibí este artículo de Basilio Auqui Salvatierra, un lector asiduo de este blog; aquí se habla sobre el burro "hechor" y sus diferencias con otros burros e hibridaciones (en otro artículo pasado he escrito sobre los cebroides, cruce de caballo con cebra, un raro espécimen del cual no hay mayores revisiones literarias; y, también, sobre el burdégano, cruce de caballo con asna. No confundir con el cruce entre yegua y asno que da como resultado a la mula). El lado amable y cómico de este ensayículo es que, en medio, se menta al inefable de Aldo Mariátegui, quien --en su conocida lucidez de asno. Auqui le niega esta categoría-- ha dicho que prefiere al miserable de Pedro Beltrán Espantoso que a su abuelo (José Carlos Mariátegui).


Están servidos:


Contaba mi abuelo que en su finca en Chanchamayo, práctica común para la producción de mulas era la utilización de lo que él llamó el burrito-hechor. Intrigado quedé desde aquella ocasión y muchos años después, cuando fui a trabajar a la sierra, vine a enterarme qué era en realidad un hechor. A los burros entrenados para montar yeguas se les llama burros hechores y es una pericia zootécnica bastante antigua y eficaz. Estos burritos deben ser entrenados desde pequeños para cumplir su rol a cabalidad. Mucho antes (s. XIX hasta fines del XX) en los grandes haras productores de mulas y/o burdéganos, se acostumbraba arrebatar al burrito a la madre después de la ingesta de calostro (la primera leche de la madre para transmitir inmunidad pasiva) y éste era entregado a una yegua nodriza para su crianza. El burrito, mantenido siempre entre yeguas, crecía sintiéndose un caballo más y era común escuchar que burro que probaba yegua nunca más aceptaba burra. Cualquiera que haya trabajado en el campo sabe que los mulos machos y los burdéganos no castrados suelen ser tremendamente libidinosos pero estériles, debido a que sus testículos tienen tasas de producción de testosterona más elevadas que las normales. Por eso es práctica habitual castrarlos para el trabajo, motivo por el cual las mulas son muy apreciadas en el campo.
En el Perú, el burro criollo degenerado por la excesiva consanguinidad y sin mayor selección que la natural es todavía el más utilizado. La mula y el burdégano proceden ambos del cruce de dos equinos. El primero es el resultado de un burro garañón con una yegua y el segundo es producto del cruce de un padrillo (caballo) con una burra.
En otros países existe una creciente demanda e interés por burros reproductores de raza, que poseen un excelente temperamento, buena conformación, alzada y fortaleza, amén de la reconocida resistencia y longevidad, caracteres todos que se transmiten a su descendencia. En nuestro país, para el trabajo en la costa, en la sierra o la ceja de selva, las mulas son irreemplazables.
Por ello discrepo completamente del adjetivo de burdégano que le aplican al periodista Aldo Mariátegui. Aldo Mariátegui Bosse, es un burro criollo sin mayor selección que la natural, y es por desgracia, un burro hechor, como el que acostumbra a utilizar el ganadero inexperto en el mejoramiento de sus rebaños de mulas. Pero ya sabemos, cualquier burro no es un buen hechor. He aquí una certera y amenizada descripción del hechor:
“Hechor es el sobrenombre con que en ciertos lugares se conoce a un burro degenerado, acondicionado por el hombre, para que apareándose con yeguas, procree un animal que ni se asemeja a su padre ni a su madre: La mula(o); un híbrido sin futuro como especie. Un inconsciente sobre la tierra. Esta es la vida y pasión del hechor:
El burrito, en lo más tierno de su infancia es “transplantado” (por el hombre lógicamente) del seno materno a la adopción forzosa de una yegua. Es de suponer el sufrimiento —por mas que sea animal— de la madre burra ante separación tan antinatural, y la repugnancia de la yegua al tener que amamantar a un crío de otra especie (algo así como que a una mujer le quiten a su bebé y le den un maquisapa en su lugar). Pero a fin de cuentas, para la yegua será una necesidad (aunque sólo sea fisiológica) que el hechorcito le succione las ubres. Asimismo es evidente la total inconsciencia del burrito-hechor. Toda su vida alternará con los equinos: retozará desde su infancia entre potrillos y en su pubertad buscará la compañía de yeguas para el apareamiento, evitando normalmente en forma agresiva cualquier contacto con sus congéneres, pues el asume que es potro. Su vida será una ridícula imitación. Si por casualidad llega a olisquearle una despistada y amorosa burrita, el hechor reaccionará ofendido y asqueado con coces y mordiscos: ¡Una burra…! ¡A él un “equino”!
También es frecuente que cuando pelea con un equino, todos estos; caballos, yeguas, potros, potrancas, etc. le hagan un “cargamontón” que por lo general lo deja lisiado o hasta muerto. Pero el hombre —siempre alerta— está presto a evitar tal contingencia. Es decir, existe un poderoso factor externo que aparte de protegerlo, le incentiva su degeneración.
Observemos que se trata de una anormalidad psíquica y no física; tanto el burro normal como el burro hechor (anormal), externamente —o físicamente— son semejantes, el problema es pues interno. Sí; el hechor esta convencido que es equino. “Su mundo” se basa en ello. El pobre nunca se ha visto en un espejo. Los burros y los equinos saben muy bien la verdadera identidad del degenerado. Hasta los que están ajenos al problema (vacas, perros, etc.) lo saben. Todo el mundo sabe que es burro menos él. Es pues, una trascendental incoherencia netamente subjetiva. Pobre inconsciente…Tan inconsciente de su tragedia que (sin percatarse de ello) suele —a veces— alcanzar una “dichosa degeneración” o mas exactamente una “triste degeneración”. Su única defensa es su animalidad. Vale decir su irracionalidad.
…Lo que fue el Tahuantinsuyo lo constituyen ahora alienados países de hechores…El cholo cree que es medio cholo, el medio cholo cree que es medio blanco, el medio blanco cree que es blanco.” 1

No, señores, Aldo Mariátegui no es de forma alguna una mula. El mentado Mariátegui, abogado de profesión (por cateto no estudió Economía y por capón arrugó en Historia), jamás será una mula. La mula resulta un bien precioso para el campesino, es un fuerte animal de trabajo. Reemplazan fácilmente a los bueyes, se adaptan a las sinuosidades de las breñas más escabrosas, toman menos agua y son mucho más cautelosas que los nerviosos caballos: cuando una mula no se anima a cruzar un vado, por algo hai de ser. A través de la historia, innumerables pueblos llaneros y guerreros dieron preferencia a las mulas: los hititas, los etíopes, la hispania prerromana, los partos asiáticos y los indomables hunos.

El desdichado Mariátegui calza más bien en la divertida descripción del burrito-hechor pergeñada líneas arriba. Aunque como me hacía notar Alejo Macalupú, un ilustrado agricultor piurano, en Piura no solamente hay zapotes y magueyes, además hay piajenos y hechores 2 y Mariátegui cabe a la perfección en el retrato del piajeno haragán; el hechor, desdichado e inconsciente, es a fin de cuentas, valiente y valioso. A ciertos piajenos que no quieren trabajar ni de día ni de noche se les dice campeches. Holgazanes y malcriados, hay que flagelarlos con la nicula para que entren en razón. ¿Alguien podría afirmar sin vergüenza que lo que hace Mariátegui es trabajo? Eyectar peditoriales cual relinchos, aparecer en televisión hablando cual pituco estreñido al lado de una gorda impresentable, formar lobbies con empresarios forajidos y periodistas venales en La Cofradía sufragado por la ultraderecha no es trabajo que enorgullezca a hombre decente. Insultar a diestra y siniestra a quienes no disponen de tribuna porque el señorito amaneció de mal humor y descubrió un nuevo grano en su cara no es labor cara a un periodista honesto. Por eso Macalupú niega que Mariátegui sea arquetipo del mentado burro hechorizado por el hombre. Cita a Concolorcorvo para afirmar su negación: "Los burros, que llaman hechores, son tan celosos que defienden su manada y no permiten, pena de la vida, introducirse en ella caballo alguno capaz de engendrar".2

Llamar hechor al periodista adicto a las cremas anal bleaching de Laboratorios Mengele (puta cuñau, yo soy co-mu-ni-ca-dor, claro que no muestro mi culo al aire, pero lo doy, a diario, a los patroncitos, o sea, a las 4 familias que controlan el país en complicidad con las multinacionales y por supuesto que no les voy a dar el rabo prieto. Yo me hago el anal bleaching y, os aseguro, como diría el Ministro del Ambiente, que mis patroncitos no han tenido queja de mi potito) sería enaltecerlo. Porque has de saber —me dice Macalupú— que en Piura hechor se aplica también, por ennoblecerlo, al humilde burrito, compañero de labores del campesino piurano. La fraseología popular norteña pretende componer “a la china mañosa y al piajeno ocioso con la nicula”. Pues bien, propongo desde esta tribuna abierta componer la ociosidad y la estolidez de Aldo Mariátegui a punta de latigazos con una nicula bien correosa de esas que labran las chinas piuranas de caderas cimbreantes. Tal vez así mengûe la estulticia del leguleyo anal bleaching.

1 Humala, Antauro “Ejército Peruano: milenarismo, nacionalismo y etnocacerismo”. Instituto de Estudios Etnogeopolíticos. Lima, 2001, pág.165-169.

2 Alonso Carrió de la Vandera, Lazarillo de ciegos caminantes o Concolorcorvo, Ed. Emilio Carilla, Barcelona, Labor, 1973, pág. 225.

3 Diccionario de piuranismos, Piura, Municipalidad Provincial de Piura, 1995, pág. 40.


21 comentarios:

Manso Cordero dijo...

Pero qué farragosa monserga ha publicado señor YBARRA!! El texto es lamentable, tedioso, ¿qué quiso decir? (lo siento no entendí porque soy burro, mula, hechor, piajeno, todo a la vez) a ver, forzaré mis pobres neuronas…..en resumen, el honorabilisisisimo caballero, sir, lord, Aldo Mariátegui, es un cholo acomplejado que no acepta su “verdadero origen” y defiende con uñas y dientes a los terribles, sangrientos, imperialistas grupos de desalmados y explotadores a los que cree pertenecer…. es eso no?


Bueno, con sólo ver su primera referencia bibliográfica se entiende claramente… osea, puta noooo pues brother, qué malaaazo, qué bad! le tengo una noticia al autor, el Tahuantinsuyo está recontramuerto (me jode el romanticismo) queramos o no, somos descendientes de conquistadores (hasta el más cholo) joder! Hasta cuándo vamos a seguir creyendo en mitologías!!


No sean mezquinos, si Aldo quiere entregar su trasero al imperialismo capitalista, pues déjenlo! Si ustedes quieren entregar el suyo al comunista, pues bienvenido! Total, es la única propiedad privada con la que van a contar.. ja ja ja ja ja ja ji ji ji


¡Burgueses del mundo, uníos!,

RODOLFO YBARRA dijo...

Y tú a quién piensas entregar tu trasero?

Manso Cordero dijo...

Pero qué pregunta más indiscreta, “señor” Ybarra, es que tengo que contar mis intimidades? Debo entender esto como una propuesta indecente? (sauuuuu) Bueno, para satisfacer sus lascivos instintos, le contare que soy un mitómano, descorazonado, tan espiritual como una cucaracha, tan patriota como traidor, rechazo cualquier estúpida ideología (por la cual muchos dan gustosos sus traseros, like you! Ja!) en fin, soy un puto, si gana el comunismo, pues comunista seré…. Satisfecho?


Ya pues Alan, ponte los pantalones y manda fumigar todo el puto jirón Quilca!!! Martin Rivas, eras un incomprendido!!!

RODOLFO YBARRA dijo...

Tú eres el que has planteado el asunto de los “traseros” como alegoría a las camisetas ideológicas y a una supuesta defensión de ideas (léete, pues, antes de responder). Si quieres contar tus intimierdades, adelante, este blog es libertario y soporta todas las teorías que tengan que ver con la escatología (en la acepción que corresponde a los ajos, cebollas y detritus). No te olvides de que a las cucarachas se les pisa, al traidor (a la patria) se les fusila, y a los putos…bueno.


PD: Si eres un Cordero descarriado debes preocuparte de que no te agarre el cazador, y no andar preocupado por las santas palomas de Quilca.

mónica fg. dijo...

asu, qué hardcore es este blog.

míchica, ya me habían contado, no pensé que era tanto; pero me gusta igual.
Sólo un consejo para don rodolfo, no se sulfure, tómelo con calma.

Anónimo dijo...

Han descrito muy a Coquito (Aldo M), aunque la bibliografía no es recomendable, efectivamente. ¿Antauro Humala? Ese no pasa de ser un simple matón que quiso poner en jaque al gil de Toledo. Con solo mencionarlo malogras el artículo ps y das cabida a que los "pendeivis" te jodan y la discusión termina en quién entrega el trasero a quien. Los humalistas hablan de Cáceres (etnocacerismo). ¿No fue este jijuna que mandó a fusilar a sus montoneros? ¿Será así también el etnocacerismo?En fin, me sumo para lo de componer (¿desasnar?) a Coquito a punta de latigazos. jejeje.
N.J.

Anónimo dijo...

Adivina adivinador: "gorda impresentable" = "ladilla católica y mandona" = alias "de esta naturaleza". ¿Qué será?

Parece,coño, que cada vez somos menos, ese lenguaje potocolar (¡Nuay errata, bestia!)es sin lugar a dudas sintomático.
POTOVIRGEN.

Anónimo dijo...

Carajo, Ybarra. Me tienes harto!!!!!!!

RODOLFO YBARRA dijo...

A esos que están enviando insultos y no saben distinguir entre un artículo de análisis y otro de carácter provocador o satírico, pueden ahorrarse el tecleo. Gracias.

RODOLFO YBARRA dijo...

Anónimo NJ, el artículo no es mío.

Anónimo dijo...

Bravo por el artículo, casi me he meado de la risa. Lo estoy reenviando a blogs que se hacen Huanca York. Siga así, Comandante, su vena satírica y la de sus colaboradores es exquisita.

Huancaíno Furioso.

Anónimo dijo...

Divertido el articulo, aunque al ultimo se ponga un poco farragoso. Antauro es un personaje disparatado y su ideologia un anacronismo pero eso no impide que diga lucidamente verdades de esta entelequia llamada peru

Anónimo dijo...

Ya pues Manso Cordero, no te chupes y sigue replicando pa joder un poco yo también en esta flexible barra de Ybarra que a quien desbarra lo embarra y si te agarra te desgarra al compás de su guitarra, ya ves al Aldito y a la huevona católica y mandona que cree que tiene corona y a cada rato desentona la zamarrona fujimatrona.
POTOVIRGEN.

Anónimo dijo...

aldo m. hijo de la gran puta(la derecha) me llegas al pichón. la vida arreglará cuentas contigo y ahí estaremos para verlo.

saludos a este blog combativo

el Médico del Pueblo

Manso Cordero dijo...

No, no, no yo no me ‘chupo’ pasa, que el señor Ybarra no publica mis réplicas (como debe ser entre dos caballeros, como él y yo, que tanto abogamos por que se mantenga ésta ‘democracia’ en que vivimos) así que quiero creer que fue un error técnico, y reenvío mi respuesta….. Publíquelo por favor, honorable caballero Ybarra. Por ahí creo que usted se definía como “libertario” no?

“este blog es libertario y soporta todas las teorías que tengan que ver con la escatología”

Perdón, pero el que habla de trasero, no, culo! Es el ‘genial’ autor del texto: “claro que no muestro mi culo al aire, pero lo doy, a diario, a los patroncitos, o sea, a las 4 familias que controlan el país en complicidad con las multinacionales y por supuesto que no les voy a dar el rabo prieto” lo ubicaste? Después continua con otras delicadeces, como técnicas y cremas anales (parece que está muy enterado!!) si quieres corregir a alguien, debes hacerlo con él (es decir corregirlo, no te emociones, ja!) que tiene una fijación con el tema.. lo único que dije, poniéndome en el plano de sus ‘profundos planteamientos’, es que quién coño es él para controlar el culo a nadie!!!!

Anónimo dijo...

Qué bestia es el Aldo M. Afirmar que prefiere a Beltrán Espantoso que al Amauta Mariátegui, de qué cruce proviene este engendro horroroso?

¿Qué genes se entrecruzaron con los del pobre José Carlos, qué educación recibió este mostrito, qué traumas generó el Amauta en su hijo librero para tener un nieto de tal calaña?

Cualquier extranjero que vea una foto de Mariátegui verá a un indígena peruano. Por esas cosas del destino y los genes le salió un nieto blanquecino que se plancha el pelo zambocanuto para salir en tv presentable, pero el cerebro de Mariátegui es el de un simio del nuevo mundo.

De putamare el artículo de mi primo Basilio Auqui, me he reído hasta más no poder.

Huancaíno Furioso

desde Huanca-York achorado

Rosario Francisca dijo...

No contesten a Manso Cordero. Es un analfabeto con retraso mental severo.

Rosario Villamón.

RODOLFO YBARRA dijo...

Estás hablando o estás flatulenteando?
No confundas libertad con libertinaje.
Nadie te ha dicho que es de mal gusto masturbarse en público.
Ah, por cierto, no me emociono con las cucarachas ni con los traidores, ya te he dicho cuál es el trato que deben tener.

Sólo una pregunta: ¿vas a continuar con tus behetrías?

Manso Cordero dijo...

Behetría??? Tú sí que eres cruel Ybarra; corrí desesperado en busca de mi diccionario océano escolar, y no llegaba hasta ese level tan culo ¡perdón! ‘culto’, pero felizmente existe, para seres como yo, el wikipedia…. igual no entendí ni un carajo…


Ahora, si hablamos de ventosidades creo que muchos de tus posteos (se escribe así?) bueno sobre todo este último, despide un olorcillo bastante repugnante…. Vamos! Aquí nadie va cambiar la forma de pensar (es que pensamos??) es decir, mis críticas van dirigidas hacia la forma –eres escritor, no?- siiii ya sé no es tu texto, pero puedes en todo caso escribir algo tú y no publicar ésta mi..%$%$&huev..%$& digo, si vas a ridiculizar a alguien, al menos ten un poco de talento para escribir (lo digo por el autor de tan “lúcido” texto, no por ti brother! Take it easy!!)


Pensé acerca de tu consejo sobre la masturbación en público -mientras miraba Taboo- y no, no se me había ocurrido…. Pero eso va también para el tal Auqui, no?


PD: Me hiciste una pregunta y ésta es mi respuesta, publícala peeeeeeeee!! Ya peeeeeee!! Y para la ‘amiga’ Rosario, el hecho que tenga un C.I. de 84 no me hace un retrasado… ya!! Felizmente no es requisito para comentar, si no el ‘amigo’ Ybarra no tendría comments (se escribe así??)

RODOLFO YBARRA dijo...

Manso Cordero, si no publiqué tu comentario a tiempo, fue porque en la noche duermo y en el día trabajo. Como sabes este blog no recibe ningún auspicio (ni lo quiere). Gracias por entender esto.

Anónimo dijo...

Basilio Auqui, sí lo vengo siguiendo, siempre participa, es un borderline, ¿Por qué lo publican?
Pitibloc