jueves, 8 de mayo de 2008

TERRORISMO BLANCO: ATAQUE INFORMÁTICO Y DELINCUENCIAL



Hace 2 días que no he podido entrar al blog. Razones: un ataque informático y delincuencial que he podido rechazar gracias a unos amigos hackers de la avenida Wilson. Quiero apuntar que el ataque también incluyó mi correo personal (rodolfoybarra@hotmail.com) del que se ha borrado importante documentación y correspondencia que mantengo con otros activistas, escritores e intelectuales de provincias, América Latina y otras partes del mundo. Desde aquí rechazo este tipo de terrorismo blanco y delincuencial que intenta silenciar este blog y crear algún tipo de sentimiento de zozobra u otro parecido en mi persona, asimismo denuncio cualquier tipo de manipulación o práctica (insana) posible con el material "perdido" -léase robado-; y ya que las leyes peruanas no nos protegen de estos atentados solo queda mi palabra como única opción de lucha, de reclamo y de aseveración de una justicia que, si no existe en la realidad concreta, mucho menos va existir en el mundo virtual e informático.

13 comentarios:

Giuliano dijo...

Efectivamente, estimado Rodolfo, varios hemos intentado enviarte comentarios desde fuera de Lima y no ha sido posible. Los esbirros del gobierno han aprendido algo de computación, por lo visto.

Nada nos arredrará, valiente amigo.

La lucha está dando sus primeros frutos.

Un abrazo solidario

Giuliano Vecco

Anónimo dijo...

giuliano:

por lo visto la paranoia se ha vuelto contagiosa.

cada vez que caigo por este blog una pregunta me asalta:

que demonios se creen ustedes?
yo creo que si alguien del gobierno de casualidad cae por esta página se reíria de buena gana.

Sigan jugando a la Revolución.
Yo ya sé como acaba ese jueguito.

Anónimo dijo...

y què demonios te crees tù soplón que juegas a la contrarrevolución, creando esa atmósfera estúpìda de que aquí "no pasa nada". Nosotros ya sabemos como acaba tu jueguito, entornillado en algún puesto del gobierno.
Giuliano: sigue adelante, no te dejes amedrentar por pobres diablos o soplones de la pnp

O.T.G.

Anónimo dijo...

Ybarra: controla los comentarios, no dejes que la policìa nacional deje sus ideas aquí.

Anónimo dijo...

cada vez que caigo dice el baboso, bien que para chequeando a la gente.
Paolita

Anónimo dijo...

Giuliano no le hagas caso a ese tombo loco que se alucina "superado", por algo el cobarde no pone su nombre.

La Roca

Anónimo dijo...

Solidaridad compañero Ybarra, desde Puno.
Ernesto Chamochumbi

RODOLFO YBARRA dijo...

Gracias Ernesto, saludos para Puno combativo y solidario, siempre

Anónimo dijo...

Rodolfo,

Quien te jode es el baboso del Útero de Marita. Le dolió en el alma lo que afirmaste: "Sifuentes es un ignorante en literatura".

No le hagas caso, no está a tu nivel. Que vaya a discutir con Melcochita.

El que todo lo ve

Anónimo dijo...

Ya pues, marquitos sifuentes, te haces el huevas y bien que sirves a tu madrina Cecilia Valenzuela, solo te gusta joder a la gente, ya lo hundiste al pobre Thays y ahora a la Patiño. Pronto pagarás, pobre diablo.

HLD

Anónimo dijo...

Comentarios como el de ese buen hombre que afirma "yo ya se como acaba ese jueguito" revelan o cabronería superlativa (es decir, ese anónimo, o ya "jugó a la revolución" y supuestamente, la pasó mal, o habla porque tiene hocico) o lo más probable, es un soploncillo de la reacción.

Rodolfo, Giuliano, amigos de todo el país que siguen este blog y aportan con su energía e ideas. No olvidemos jamás que la energía sigue al pensamiento. No nos dejemos amedrentar por comentarios tan desatinados, por decir lo menos; ya hemos logrado la liberación de Melissa, faltan las señoras, amas de casa, que sin culpa alguna siguen en las mazmorras del estado.


Solidaridad con los compañeros compatriotas estudiantes de la San Marcos. Fuerza, muchachos, el país entero, el pueblo consciente admira y apoya su valor y consecuencia.

El Tukuyrikuy

Anónimo dijo...

"un soploncillo de la reacción"

cuidado, tukuyrikuy, un pterodáctilo acaba de pasar a tu lado!

Anónimo dijo...

y por tu lado acaba de pasar una ameba, prototipo de la vida humana.